La Manada seguirá libre

El tribunal valora, por una mayoría de dos a uno, que los acusados han cumplido durante seis meses las medidas impuestas para su libertad, por lo que el riesgo de fuga aparece "bastante endeble". Tampoco aprecia riesgo de reiteración delictiva por la condena de Ángel Boza o el procesamiento de cuatro de ellos por los abusos de Pozoblanco. La decisión cuenta con un voto particular del presidente de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra, partidario de constituir la prisión provisional hasta la mitad de la condena impuesta, es decir, durante cuatro años y medio.