La Línea

Apedrean a policías y una ambulancia cuando actuaban en un alijo de tabaco

  • Un grupo de personas atacó al vehículo sanitario y a los agentes que asistían a un supuesto contrabandista herido

Cócteles molotov intervenidos el pasado martes 12 en La Línea. Cócteles molotov intervenidos el pasado martes 12 en La Línea.

Cócteles molotov intervenidos el pasado martes 12 en La Línea. / e.s.

Comentarios 6

Cuando todavía resonaban los ecos de la última agresión a la Policía Nacional en La Línea, el domingo volvió a ocurrir. De madrugada, en la barriada de San Bernardo, un grupo de personas que participaban en un alijo de tabaco apedreó a los policías nacionales que acudieron al lugar e incluso a una ambulancia que asistía a uno de los supuestos contrabandistas, atropellado por un vehículo particular.

Según explican fuentes policiales, el suceso tuvo lugar en torno a las tres de la madrugada del domingo. La Policía Nacional recibió el aviso de que se estaba produciendo un alijo en la zona de San Bernardo y una patrulla se desplazó hasta la zona. Cuando llegó al lugar se encontró no solo con el alijo, sino con un accidente: una conductora había atropellado a uno de los supuestos contrabandistas. Los agentes asistieron al herido, al igual que una ambulancia que se desplazó al paseo marítimo. Mientras estaban atendiendo al atropellado, los participantes en el alijo empezaron a lanzar piedras contra los policías, a los que culpaban del siniestro y, de paso, contra la ambulancia. Volcaron también los contenedores de basura de la zona.

Desde la orilla, los contrabandistas de las embarcaciones lanzaban mientras tanto amenazas.

La Policía Nacional tuvo que enviar efectivos de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) que se encuentran de forma temporal en La Línea para poner fin al tumulto, que tuvieron que disparar un par de salvas al aire para despejar la zona. Afortunadamente no hubo heridos, tampoco se detuvo a nadie.

Este suceso se produce después de que en la madrugada del pasado martes 12 varios agentes de la Policía Nacional fueran agredidos también en la barriada de San Bernardo mediante el lanzamiento de piedras.

Ninguno de los policías sufrió heridas de gravedad, pero sí resultaron dañados dos vehículos policiales, uno camuflado y un radiopatrulla. Los agentes lograron detener a uno de los agresores, de solo 15 años, y se incautaron de ocho cócteles molotov listos para ser prendidos. Los actuantes en este caso fueron en su mayoría jóvenes.

Días antes, el 25 de mayo, una patrulla de la Policía Local linense sufrió también el lanzamiento de piedras por parte de una multitud que intentó evitar la detención de un joven que transportaba tabaco de contrabando y el decomiso de la mercancía. Este suceso tuvo lugar en la esquina de las calles Santa Marta y Las Palmas, una zona muy cercana a la avenida de España y por la que es frecuente el desembarco de tabaco.

El refuerzo de la actividad policial y la presión sobre narcotraficantes y contrabandistas, impidiendo los alijos, estarían detrás de este repunte de agresividad, apuntan fuentes policiales. Tras la detención de Antonio Tejón El Castañita el pasado 7 de junio el entorno de San Bernardo y La Atunara ha vivido momentos de tensión, en los que los integrantes de las bandas han optado por no moverse y se ha visto una menor intensidad en el tráfico de hachís durante unos días. No obstante, apuntan estas fuentes, parece que ya empieza a repuntar de nuevo el movimiento de embarcaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios