Andalucía

Carnero abandona la comisión de la Faffe por su "electoralismo" y da pie a otra bronca

  • El ex consejero de Empleo socialista alude, como Chaves, a su derecho a no declarar, algo que el presidente de la comisión, niega. 

Javier Carnero, en la comisión de la Faffe Javier Carnero, en la comisión de la Faffe

Javier Carnero, en la comisión de la Faffe / EP

La comisión de investigación sobre la Faffe se ha reanudado este viernes, último día de campaña electoral, tras la bronca jornada de ayer. Al ex presidente Manuel Chaves, que se fue sin responder a las preguntas de los diputados, lo ha sucedido el último consejero de Empleo del PSOE, Javier Carnero, que ya dio cuenta en la pasada legislatura de los pagos realizados con las tarjetas de la extinta fundación en prostíbulos, pero este jueves ha hecho lo mismo que el ex jefe del Ejecutivo y ha abandonado la sala de comisiones tras aludir al "electoralismo" del órgano parlamentario.

Fue durante su mandato cuando se destapó la actuación irregular de Fernando Villén, el ex director gerente de la Faffe. "Es la quinta vez que comparezco por ese asunto", recordó el dirigente socialista malagueño, que defendió su actitud colaborativa en la pasada legislatura. En su opinión, hay un hecho diferencial entre esta comisión de investigación y las ordinarias en las que él dio cuenta de información sobre la extinta fundación asociada a la Consejería de Empleo.

Carnero ha defendido que "no hay razón jurídica ni práctica" para que se hayan colocado las primeras comparecencias en los últimos dos días de campaña, como tampoco la hay para "cambiar el orden" habitual de declaraciones. El actual diputado socialista se ha referido así a la decisión de comenzar a llamar a los ex presidentes y ex consejeros antes que a los técnicos, como ha sido habitual en otras investigaciones parlamentarias.

"Si hubieran querido esclarecer el asunto, habrían llamado primero a los responsables de la Faffe", ha dicho Carnero antes de aludir, de nuevo, al carácter electoralista y levantarse de la silla. El presidente de la comisión, Enrique Moreno, ha rechazado que exista el derecho a no declarar al que se acogió ayer Chaves, el mismo que ha utilizado hoy el ex consejero de Empleo y ha acusado a Carnero de "faltar al respeto a la comisión, a los andaluces y al Estatuto".

"No está inmerso en ningún proceso judicial penal, tiene la obligación legal de comparecer", ha insistido Moreno, que después se ha enzarzado en una bronca con el portavoz del PSOE en la comisión, Rodrigo Sánchez Haro, a quien ha afeado que, ayer, en la disputa posterior a la marcha de Chaves, lo calificara de "macarra y sinvergüenza".

Sánchez Haro, por su parte, aludió a un escrito hecho público ayer por el ex letrado Plácido Fernández Viagas en el que critica la celebración de la comisión en estos dos días y califica al órgano parlamentario como una "causa general" contra los ex presidentes. El portavoz del PP, Érik Domínguez, ha acusado a los socialistas de ser quienes "montan un circo" de esta comisión tras la marcha tanto de Chaves como de Carnero. 

Tras la primera y accidentada jornada, a la que sólo acudió Chaves, y el plante de José Antonio Griñán, Susana Díaz y María Jesús Montero, la segunda sesión de comparecencias debe continuar con José Sánchez Maldonado, ex titular de Empleo, Empresa y Comercio; Antonio Ramírez de Arellano, ex consejero de Hacienda y, por último, el dueño del prostíbulo Don Ángelo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios