Andalucía

"Es prácticamente imposible que formemos un Gobierno donde esté Vox"

  • Guillermo Díaz, diputado de Ciudadanos y responsable andaluz de Comunicación, cree que hay que poner más luz sobre la parte naranja del Ejecutivo andaluz 

Guillermo Díaz, durante la entrevista. Guillermo Díaz, durante la entrevista.

Guillermo Díaz, durante la entrevista. / CS

Guillermo Díaz (Melilla, 1978) es diputado nacional de Ciudadanos por Málaga y portavoz de los naranjas en la comisión de Sanidad del Congreso, cuyas sesiones le dejan tan tocado que, en ocasiones, tiene problemas para conciliar el sueño. Ha sido gestor de salas de cine, es un aficionado integral al cómic y a la Historia, y de ahí ha salido su reciente libro sobre cómo ha abordado la industria de Hollywood las grandes batallas de la Antigüedad.

-¿Le han hecho una OPA a Ciudadanos? No me refiero sólo al PP, sino a todos aquellos grupos y sectores económicos que un día apostaron por Ciudadanos porque no les convencía Mariano Rajoy.

-Siento que Ciudadanos es una marca muy deseadas porque da luminosidad a cualquier otra. Ciudadanos, como tal, es un elemento muy positivo. Incluso en los malos momentos demoscópicos y electorales, tiene una virtudes reconocidas de la que otros querrían tener un reflejo, tenerlo cerca. De la ilusión pueden vivir, pero nosotros somos un proyecto autónomo, con ideas muy propias y únicas.

-¿Pero se sienten acosados por el PP?

-No.

-Entiendo que no hay dudas, por tanto, de que Ciudadanos seguirá como proyecto independiente, tanto en Andalucía como en España.

-Claro. La arquitectura política de Europa occidental es ésa: ultraconservadores, conservadores, liberales, socialdemócratas e izquierda con tintes populistas, que comparten con los ultraconservadores. Eso se da en toda, nosotros somos liberales, pero además ofrecemos un proyecto en el que no hay que elegir entre la libertad y la unidad. Defendemos la unidad de España y la igualdad de todos los españoles, pero no tenemos la rémora que tiene otros con problemas de libertades, de modelos de familia, de gestación subrrogada, de protección del medio ambiente, de la eutanasia. ¿Qué partido que defiende la unidad de España con tanto ahínco defiende la libertad personal de este modo? Ninguno, sólo Ciudadanos. No nos metemos en la casa de la gente para ver qué debe hacer.

-Supongo, entonces, que el pin parental de Vox, el veto de los padres de determinados contenidos en los colegios, está entre estos asuntos.

-Por eso no hay pin parental en Andalucía, y no lo habrá mientras gobierne Ciudadanos. Yo entiendo cómo hace Vox sus campañas, son simples, buscan que se hablen de ellos constantemente, pero un perro es perro aunque digas que sea un gato. En Andalucía no hay pin parental, hay una traslación de lo que dice la Constitución, y es que los padres tienen una cierta tutela sobre la educación de sus hijos.

-¿Le separan de Vox tantas cosas como para no formar parte de un mismo Gobierno? En Andalucía, por ejemplo.

-Sí. Hay una cuestión fundamental: creemos en la libertad individual casi con carácter dogmático. Somos un partido liberal, y Vox quiere imponer determinadas concepciones vitales, a veces incluso de carácter religioso. Nosotros estamos en las antípodas.

-¿Usted cree que detrás del pin parental de Vox hay un problema religioso?

-No, es un problema de contenidos. Tienen que inventar una polémica cada diez minutos para que se hable de ellos, lo que esconde es una gran falta de proyecto. ¿Usted cree que, con la que está cayendo, esto es un problema? Es la invención de problemas artificiales, es intentar monopolizar el debate en torno a una marca electoral. Y no sólo pasa en Andalucía. Mire cómo actúan los dos populismos que hay en España.

-Vox, sin embargo, salió en defensa del Gobierno para apoyar el decreto de los fondos. Eso sí es pragmatismo por encima de las estrategias. 

-Ellos tienen que explicar qué han hecho, nosotros estudiamos ese decreto y vimos muchas carencias, las mismas que vio el Consejo de Estado. Le pedimos al Gobierno que arreglase esas carencias, y no quiso. Vox, que a la vez estaba negociando la composición del Consejo General del Poder Judicial, aceptó.

-¿Cree que está relacionado?

-Deben explicarlo. En el momento de más fallecimientos de la pandemia, Vox y el PP votaron en contra del decreto de estado de alarma, que salió por Ciudadanos. También intentamos aprobar los Presupuestos Generales del Estado, y Vox y PP ni lo intentaron, Y ahora viene Vox a apoyar la votación más importante en términos políticos desde el debate de investidura. Ahí hay algo raro.

-Entiendo que Ciudadanos no formaría parte de un Gobierno andaluz con Vox.

-No veo que compartamos Gobierno con populistas.

-Pero no está cerrado...

-No, es prácticamente imposible. Tendríamos muchos problemas para aplicar un programa de Gobierno.

-Como responsable de comunicación de Ciudadanos, ¿usted cree que Ciudadanos comunica bien desde el Gobierno andaluz?

-Podemos mejorar, pero hay un hándicap importante y es que el presidente es de otro partido, esto siempre es más complicado. Mire las coaliciones, y quien ostenta la presidencia tiene la facilidad de la comunicación. No obstante, creo que debemos comunicar mejor todo aquello que no habría sucedido sin Ciudadanos. ¿Usted cree que sin Ciudadanos hubiese bajado los impuestos en Andalucía, porque puedo recordarle qué hacía el PP en España con mayoría absoluta? ¿Usted cree sin Ciudadanos habría una ley contra la corrupción en Andalucía, si se van a ir de Génova? ¿Cree que sin Ciudadanos se hubiese suprimido por completo el impuesto de Sucesiones, porque en otras comunidades han ido a rebufo de Ciudadanos?

-Pero lo que se transmite desde el Gobierno andaluz es que son la uña y la carne. No hay ni una sola disensión.

-Ya, le entiendo, pero en tiempos de pandemia es mejor la sensación de unidad y de cohesión, hay que sacrificar algo, quizás sí.

-La consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, no ha transigido con las propuestas de Vox en las materias sociales. ¿Se le oculta desde la dirección del Gobierno?

-La prueba de que no está oculta es que usted me pregunta por ella, la labor de Rocío Ruiz, y de cada uno de los consejeros propuestos por Ciudadanos, es muy notable, lo que ocurre es que debemos incidir más en qué parte del Gobierno es naranja, debemos dar luz a la parte naranja del Gobierno.

-¿Rocío Ruiz y usted son referentes para Ciudadanos del futuro? ¿Son posibles candidatos?

-La verdad que no le he dado muchas vueltas a ese asunto. Y le digo por qué, soy portavoz de Ciudadanos en la comisión de Sanidad en el Congreso, y recibimos información, datos, muy duros, me cuesta hasta centrarme en mi vida personal, no le quiero ni contar lo que me costaría pensar en el Ciudadanos del futuro.

-Estamos hablando de un año y medio.

-En un año y medio, a lo mejor no hay pandemia, entonces me permitiré el lujo de pensar en esas cosas. Quien esté en esos debates ha perdido la toma de tierra. 

-Usted ha sido amigo de Albert Rivera...

-Sigo siéndolo.

-Hay gente que opina que Rivera está intentando llegar a un acuerdo con el PP para algún tipo de fusión.

-Ya le digo yo que eso no es así, es falso. Albert Rivera ha dado una lección a los políticos, porque se marchó y se marchó a hacer otra cosa, eso es caso inédito. Desde que Albert Rivera se marchó, ya ha cotizado más en la empresa privada que Abascal y Casado juntos. Claro, con cotizar tres meses ya lo tienes hecho. Ha dado una muestra de dignidad y de reinvención. Eso es un ejemplo, hay que saber irse, porque cuando llevas mucho tiempo en política, se pierde la toma de tierra.

 

 

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios