Huelva

Detectan la rabia en un murciélago tras morder a un joven en Huelva

  • El afectado recibe de forma preventiva un tratamiento sin llegar a desarrollar la enfermedad

Ejemplar de murciélago de herradura. Ejemplar de murciélago de herradura.

Ejemplar de murciélago de herradura. / H.I.

El Centro Nacional de Microbiología ha detectado la presencia de la rabia en un murciélago que mordió el pasado 23 de junio en Huelva capital a un joven de 19 años, que tuvo que recibir entonces tratamiento preventivo y se encuentra en buen estado de salud.

Fuentes de la Delegación Provincial de Salud han explicado a este periódico que los hechos tuvieron lugar a finales del pasado mes de junio, cuando el joven, al tratar de evitar que su gato jugara con un murciélago, fue mordido por este animal. "Como se hace siempre en estos casos para prevenir la enfermedad y como dicta el protocolo", se le administró el tratamiento indicado, que consiste en varias pautas de vacunación durante un periodo de tiempo. En los siguientes días se le hizo un seguimiento y resultó no haber ninguna incidencia.

Una mujer había sufrido un suceso similar apenas dos días antes en Valladolid

El mismo joven, en cualquier caso, pudo capturar al quiróptero y derivarlo al laboratorio para analizarlo, lo que permitió saber que el mismo animal era portador del lisavirus europeo de murciélago tipo 1 (EBLV-1).

Lo llamativo de este caso es que se produjo un suceso similar apenas dos días antes, cuando una mujer de 59 años en Valladolid abría un armario de su casa y fue atacada por el animal, que también fue enviado a un laboratorio, donde se le detectó la rabia.

El primer caso de rabia en murciélagos se identificó en España en 1987, según recordaron fuentes de Salud, y desde entonces casi todos los años se registra algún caso, principalmente en Levante, Andalucía y Cataluña.

No es muy frecuente, aseguran, que un murciélago muerda a una persona o que la ataque. Sin embargo, si esto ocurre, es conveniente saber que este animal puede portar ciertas enfermedades que pueden ser transmitidas a los seres humanos, como la rabia, el henipavirus y o el síndrome respiratorio agudo severo.

Según las mismas fuentes "es muy habitual recibir a pacientes que han sufrido un mordisco por parte de estos animales, pero no es un animal que ataque sin motivos; ahora bien, si se le provoca o si alguien intenta capturarlo, morderá para defenderse".

Los expertos advierten de que el lisavirus europeo de murciélago tipo 1 es un virus diferente al de la rabia de los mamíferos terrestres, por lo que es necesario reforzar y reiterar las medidas preventivas en relación con ese tipo, en cuanto a evitar contacto con los murciélagos, especialmente los que no se comporten de forma natural, y enseñar a los niños que no deben tocarlos.

En todo caso, recuerdan, no debe olvidarse que los murciélagos, una especie protegida en España, son mayoritariamente insectívoros y realizan una importante función ecológica al contribuir a regular las poblaciones de insectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios