Andalucía

Ferraz también decidirá sobre los presidentes de las diputaciones andaluzas

  • Los sanchistas sostienen que el ciclo del poder en el PSOE ha cambiado, tras la pérdida de la Junta y la alineación de varias provincias con la dirección federal

Ferraz también decidirá sobre los presidentes de las diputaciones andaluzas. Ferraz también decidirá sobre los presidentes de las diputaciones andaluzas.

Ferraz también decidirá sobre los presidentes de las diputaciones andaluzas. / EFE

Comentarios 19

Tomo nota. Yo también tomo nota. Aquí todos tomamos notas. El cruce de advertencias entre Susana Díaz y José Luis Ábalos de este pasado fin de semana adelanta que la batalla por el control del PSOE andaluz ya se ha abierto. Un destacado sanchista andaluz lo explica de este modo: "El cambio de ciclo ha comenzado, pasó con Pepote, con Carlos Sanjuán, con Chaves, con Griñán...". Según ha constatado este medio, la dirección federal del PSOE, con sede en Ferraz, no va a forzar la situación en Andalucía con un congreso extraordinario o algo similar después de las elecciones municipales del 26 de mayo, pero Pedro Sánchez "va a entrar y va a ejercer" de secretario general.

Presidentes de diputación y secretarios

El siguiente paso de esta escenificación de Sánchez va a ser la elección de los candidatos a presidentes de diputación, que también es una decisión final que corresponde al comité federal. Tanto los diputados provinciales como el presidente se eligen por los comités provinciales, pero la comisión federal de listas tiene que estar informada y el comité federal es el que aprueba y tiene libertad para realizar cambios, según los Estatutos socialistas. En caso de desacuerdo con las direcciones provinciales, puede ocurrir lo mismo que con las listas, que queden alteradas por Ferraz.

Los artículos 313 a 314 regulan cómo se eligen a los diputados provinciales y al presidente. Los primeros mediante una votación de acuerdo con una lista que elaborará la dirección provincial y los segundos, entre los diputados provinciales. La decisión final es de la comisión federal de listas.

Cuatro provincias andaluzas llegaron a acuerdos con la dirección federal para las listas al Congreso; en tres de ellas, los secretarios provinciales son los propios presidentes de diputación. Francisco Reyes, en el caso de Jaén; Ignacio Caraballo, en Huelva, y José Entrena, en Granada. Reyes colocó de número uno de Jaén al diputado y viceportavoz en el Congreso, Felipe Sicilia, y envió a Micaela Navarro al Senado,tal como quiso Ferraz. Caraballo puso a una sanchista, María Luisa Faneca, como cabeza de cartel.

Otros cuatro secretarios provinciales, los de Cádiz, Sevilla, Córdoba y Almería, no alcanzaron acuerdos, dejaron el poder de la negociación al número dos de Susana Díaz, Juan Cornejo, que fue el encargado de negociar con Santos Cerdán por parte de Ferraz. Los secretarios de Cádiz y de Córdoba, Irene García y Antonio Ruiz, son presidentes de sus diputaciones. En el primer caso, el desacuerdo con Ferraz ha sido absoluto, ya que ha cambiado todos los nombres de salida, tanto al Congreso como al Senado.

Estos movimientos anticipan la batalla por el liderazgo que se abrirá en Andalucía. Después de la polémica de las listas, Susana Díaz se ha colocado en frente de Pedro Sánchez, ha habido espacio para la reconciliación, pero no ha sido posible; probablemente, por ambas partes. Los dos líderes habían quedado para hablar después de las elecciones del 2 de diciembre el Día de la Constitución, pero Susana Díaz suspendió este encuentro.

Varios líderes históricos del PSOE, como Alfonso Guerra y Felipe González, entienden que Susana Díaz debe seguir como secretaria general del PSOE porque, aunque perdió la Junta, fue la candidata más votada. No es la opinión que comparten los sanchistas, aunque no van a forzar un enfrentamiento, al menos, a corto plazo. Quieren ir copando poder territorial y prepararse para una batalla que llegará seguro en el caso de que Pedro Sánchez gane las elecciones generales del 28 de abril y pueda gobernar.

Si Sánchez gobierna, la batalla se adelantará.  

Susana Díaz saluda a María Jesús Montero el pasado 28-F. Susana Díaz saluda a María Jesús Montero el pasado 28-F.

Susana Díaz saluda a María Jesús Montero el pasado 28-F. / CD

Vacío a María Jesús Montero

El cruce de advertencias evidencia también que las relaciones entre sanchistas y susanistas son muy malas. Los leales a pedro Sánchez no comprenden cómo se le ocurrió a la dirección sevillana del PSOE enviar a María Jesús Montero al puesto undécimo de preferencia de la militancia. Ello se debió a que la lista oficiosa que realizó Sevilla no la incluyó.

A la dirección susanista se le encendieron las luces rojas cunado comprobaron que la intervención de la ministra de Hacienda en el debate de los Presupuestos Generales había tenido una gran acogida entre la militancia, tal como se comprobó en el mitin que se celebró en Sevilla al siguiente fin de semana.

A muchos no se le escapó el vacío que los ex consejeros y la ex presidenta de la Junta le hicieron a María Jesús Montero en los actos institucionales del 28 de Febrero, tanto en el Parlamento como en el teatro de la Maestranza. Un pedrosánchez en toda regla, en referencia a la hora que Pedro Sánchez tuvo que esperar solo en la caseta de la Cadena Ser, una Feria de Abril, a que llegase Susana Díaz con todos sus colaboradores en el Gobierno y PSOE andaluz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios