Andalucía

La Junta elabora un plan de emergencias frente a los posibles maremotos

  • La vertiente atlántica es la que presenta el índice de riesgo más alto

  • La altura de inundación podría alcanzar hasta 12 metros

El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ayer, con Tomás Burgos en San Telmo. El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ayer, con Tomás Burgos en San Telmo.

El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ayer, con Tomás Burgos en San Telmo. / eduardo briones / eP

Los científicos llevan lustros avisando sobre las consecuencias del cambio climático que sume al planeta. Sus estudios anticipan fenómenos naturales extremos en la climatología, sin descartarse los efectos que tales cambios puedan tener sobre la litosfera, incluidos seísmos y movimientos.

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, anunció ayer que el Gobierno andaluz está trabajando en un plan de emergencias especial en el caso de que Andalucía sufra un maremoto.

Desde 2015 hay una norma estatal que organiza la protección para estos fenómenos

Fue lo que manifestó el también portavoz de la Junta durante su comparecencia en la Comisión de Asuntos Europeos celebrada ayer en el Parlamento, en la que explicó que la planificación para este tipo de riesgo atenderá, como plan especial, a lo establecido en un decreto aprobado en 2015, por el que se daba curso a la directriz de planificación de protección civil frente al riesgo de maremotos.

El objetivo de esta norma era contar con un modelo nacional mínimo que hiciera posible una coordinación y actuación conjunta de los distintos servicios y administraciones implicadas ante una emergencia por maremoto que afectara a las costas.

Y, aunque España no cuenta aún con un plan nacional de este género y que no existe ninguna comunidad autónoma que haya planificado una actuación ante este tipo de riesgo, explicó Bendodo, la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior dispone de un borrador del plan atendiendo a los esquemas de planificación existentes en Andalucía. Este plan incluye la definición de operatividad, el análisis de riesgo y la información previa a la población y sistema de alertas ante maremotos.

Los trabajos realizados hasta ahora, gracias a un estudio realizado a nivel nacional por la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, determinan que la vertiente atlántica de nuestra comunidad es la que presenta un índice más alto de riesgo, con alturas de inundación cercanas a los 12 metros en algunos puntos de la costa, como en Cádiz y la zona entre Conil y el Cabo Trafalgar.

El borrador detalla que las provincias más afectadas ante un posible maremoto son Huelva y Cádiz y la zona costera definida desde Ayamonte a Tarifa, que abarca los términos municipales de Ayamonte, Isla Cristina, Lepe, Cartaya, Punta Umbría, Huelva, Palos de la Frontera, Moguer, Lucena del Puerto y Ayamonte -pertenecientes a la provincia de Huelva- y Sanlúcar de Barrameda, Chipiona, Rota, El Puerto de Santa María, Puerto Real, San Fernando, Cádiz, Chiclana de la Frontera, Conil de la Frontera, Vejer de la Frontera, Barbate y Tarifa -de la provincia de Cádiz.

El consejero explicó que la Dirección General de Protección Civil y Emergencia del Ministerio del Interior ha solicitado estudios a través del proyecto Copernicus. Se trata de un proyecto dirigido conjuntamente por la Agencia Espacial Europea y por la Unión Europea a través de la Agencia Europea de Medio Ambiente, que pretende lograr una completa, continua y autónoma capacidad de observación terrestre de alta calidad cuyos resultados sean accesibles para la ciudadanía.

El propósito general es proveer de información pormenorizada para mejorar la gestión y conservación del medio ambiente, comprender y mitigar los efectos del cambio climático y garantizar la seguridad civil. "Desde la prudencia, queremos hacer las cosas bien y en el momento que contemos con información específica que ya estamos recopilando y culminemos la revisión del Plan Territorial de Emergencias podremos tener un buen plan finalizado", dijo Bendodo.

La diputada de Adelante Andalucía María Gracia González, que interpeló al consejero sobre este asunto, dijo que numerosos expertos y científicos han alertado ya de que hay un "riesgo real" de maremoto en las costas de la provincia de Huelva y de Cádiz, que puede ocurrir dentro de "300 años u hoy mismo", de modo que hay que estar preparados. La parlamentaria dijo que la población está preocupada y que es importante que se conozca el plan de la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios