Andalucía

Mata a hachazos a su mujer y a su hermano y se ahorca

  • El suicida tenía 72 años y antes de cometer los crímenes en la localidad almeriense de Cóbdar avisó a su hijo

Consternación, dolor e incertidumbre era el sentimiento que ayer podía respirarse en las desiertas calles del municipio almeriense de Cóbdar, donde a primera hora de la mañana un vecino mató a su mujer y a su hermano a hachazos y después se quitó la vida ahorcándose en el interior de la vivienda familiar. El autor del crimen, Antonio Najas, de 72 años, cogió un hacha e hirió mortalmente a su hermano Rafael, de 80 años, quien convivía en el domicilio familiar y padecía alzhéimer. La segunda víctima, Herminia, de 67 años, quedó malherida y pese a los esfuerzos sanitarios por salvarle la vida, murió en una ambulancia cuando era trasladada al pueblo más cercano, Albanchez. Allí le esperaba un helicóptero para llevarla al hospital La Inmaculada, donde ya estaba todo preparado para atenderla de urgencia en los quirófanos.

La Guardia Civil encontró al homicida ahorcado y sin vida en la segunda planta de la casa. Los cadáveres de la mujer y el anciano de 80 años estaban en la planta baja. Fue la llamada de una vecina la que alertó al Servicio de Emergencias 112 de que algo grave ocurría. El matrimonio convivía con Rafael desde hacía muchos años. Tenían dos hijos en Roquetas y Almería. Según informó una vecina y familiar de la fallecida, "Antonio, a primera hora de la mañana llamó por teléfono a su hijo y le advirtió que se iba a quitar la vida. Herminia también se comunicó con su hija, que avisó a una amiga para que se desplazase al domicilio a comprobar qué ocurría al notar a su madre muy nerviosa".

En Cóbdar todos se conocen bien. Con apenas 200 habitantes, ningún vecino podía ocultar el dolor y la desolación ante "una tragedia tan grade que difícilmente se puede asimilar", como aseguró José Agüera, vecino y familiar de la fallecida, quien además explicóque ayer mismo vio a Antonio haciendo gestiones en el banco y "me comentó que había estado en el cuartel de la Guardia Civil para dar de baja tres escopetas de caza que tenía, porque ya no las iba a utilizar y tampoco iba a renovar el permiso de armas, que se le había cumplido".

El hacha, el arma homicida, fue recogida por los agentes de la Policía Judicial como la principal prueba del doble crimen. La mayoría de los vecinos de casas colindantes al lugar del crimen manifestaron que no habían escuchado nada, aunque también había quienes indicaron que "sobre las cuatro de la madrugada en esa misma calle se escuchó mucho ruido".

Los cuerpos de los tres fallecidos fueron trasladados sobre las 12:00 horas del mediodía, tras el levantamiento judicial, hasta el Instituto de Medicina Legal de Almería, donde se les practicará la autopsia. El Juzgado de Instrucción de Purchena instruye las diligencias.

"En estos momentos hay que ser prudentes y respetar a los dos hijos del matrimonio que se encuentran muy mal de ánimos", apuntó la secretaria del Ayuntamiento, al tiempo que aseguró que el alcalde, José Fuentes, "ha estado durante horas en Albanchez con la hija de los fallecidos". El hijo, que se desplazó desde Roquetas inmediatamente al pueblo tras la llamada de advertencia de su padre, tuvo que ser atendido por los médicos y por un psicólogo al conocer la magnitud del suceso.

También se trasladaron hasta Cóbdar la diputada provincial de Igualdad, Emma Sola, y la coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer, Águeda Cayuela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios