Andalucía

Operadores: Más controles en fresco

  • Un nuevo decreto refuerza la seguridad en las ventas de frutas y hortalizas. La principal novedad es la inclusión de los intermediarios en el registro

Hace apenas unos días el Consejo de Gobierno aprobaba un nuevo decreto que sustituye al anterior, de 2003. El nuevo reglamento recoge medidas para garantizar la normalización de frutas y hortalizas en su clasificación y etiquetado desde el origen hasta el último eslabón de la cadena, la venta al consumidor final. Para poder llevar a cabo el proceso el decreto establece la inclusión de los intermediarios en el Registro de Operadores Comerciales de Frutas y Hortalizas Frescas, una de las principales novedades que incluye la normativa. Y  es que solo así se puede lograr la mayor transparencia en la cadena alimentaria. Con esta medida cada uno de los eslabones estará perfectamente identificado.

 

Para poner en marcha la nueva normativa el texto incluye una disposición por la que se agiliza la inscripción en el censo. A partir de ahora los registros se podrán tramitar de forma eléctronica. Otra novedad importante respecto al decreto de 2003 es el establecimiento de los criterios para realización de un análisis de riesgo previo a la clasificación de los operadores según su nivel de garantías. Este análisis determinará la frecuencia e intensidad de los controles que realizan los técnicos de la Consejería de Agricultura en todas las fases de comercialización, basados tanto en las inspecciones como en la documentación aportada por los propios operadores que manejan frutas y hortalizas frescas.

 

De acuerdo con la clasificación resultante, las inspecciones serán menores en el caso de los operadores que cuenten con sistemas de autocontrol o calidad diferenciada, se encuadren en la categoría de riesgos más baja y ofrezcan mayores garantías de conformidad. Sus productos seguirán siendo identificados con el distintivo adhesivo que acredita la calidad y la trazabilidad en la comercialización, del que actualmente se benefician 227 operadores.

Tras la crisis generada por la aparición de la bacteria E. coli en partidas de productos frescos en Alemania, cualquier medida que se toma en relación a la seguridad alimentaria es acogida con los brazos abiertos por los agentes del sector.

En Andalucía los controles actuales cumplen con los parámetros más exigentes, pero lejos de conformarse, tanto los productores como la Administración buscan un plus para conseguir la excelencia.

El último paso dado en este sentido es el refuerzo en los controles de calidad, conforme a la reciente publicación de la normativa europea en materia de comercialización de productos hortofrutícolas frescos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios