Crisis en la sanidad pública Los profesionales del SAS vuelven a la carga

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, conversa con unos sanitarios en Granada. El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, conversa con unos sanitarios en Granada.

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, conversa con unos sanitarios en Granada. / Carlos Gil

Una manifestación masiva en Granada y concentraciones convocadas para mañana en los hospitales sevillanos dejan ver el descontento entre parte de los profesionales sanitarios del SAS. Es lo que el PSOE llama “un caos sanitario” que, según la versión del principal partido de la oposición, se debe los “incumplimientos” del Gobierno andaluz la materia.

El portavoz adjunto socialista, Rodrigo Sánchez Haro, ha cifrado este lunes en 2.000 millones la cantidad que debería añadirse al presupuesto de la Consejería de Salud y Familias para poder llevar a cabo los compromisos adquiridos por el Ejecutivo de PP y Ciudadanos.

El descontento por la situación de la sanidad pública es, según muchos, una de las razones que abocaron al final de 37 años de gobiernos socialistas. El PP supo capitalizar esta apatía y hizo de las mejoras en sanidad uno de sus caballos de batalla. Contratos de seis meses, como mínimo, retorno de profesionales exiliados por motivos económicos y flexibilidad para trabajar en el sector privado fueron algunas de las iniciativas impulsadas por la Consejería de Salud y Familias.

La muestra del éxito fue el plan de verano del SAS, histórico causante de polémicas políticas por su falta de ambición. En este periodo estival, la crisis de la listeriosis acaparó toda la atención, pero hay cierto consenso en que el plan de verano fue satisfactorio.

Una orden de la dirección del SAS impide cubrir bajas y realizar nuevas contrataciones.

Con la llegada del otoño el descontento ha vuelto a aflorar. Una orden de la dirección del SAS impide cubrir bajas y realizar nuevas contrataciones. Esta realidad entronca con el discurso del PSOE, que achaca la situación a una falta de presupuesto para atender a los ambiciosos planes del nuevo Gobierno. “La sanidad pública andaluza está sumida en un auténtico caos, los profesionales sanitarios nos están trasladando los problemas”, ha explicado Sánchez Haro.

El diputado socialista también ha aludido al plan de choque para disminuir las listas de espera y recordó que el proyecto de Presupuestos del 2020 establece unos plazos aún mayores de respuesta asistencial para los pacientes en los procedimientos más frecuentes de la sanidad pública, es decir, las intervenciones quirúrgicas, la atención en consultas externas y las pruebas diagnósticas.

“No han cumplido absolutamente nada”, ha denunciado el portavoz del PSOE antes de recordar que su patido presentado una interpelación sobre la situación de la sanidad pública andaluza, aunque finalmente no fue incluida en el Pleno de esta semana porque se opusieron, según dijo, el PP, Ciudadanos y Vox.

Por su parte, el sindicato CSIF ha reconocido que la subida del 4% en el presupuesto de la Consejería de Salud y Familias “es aún insuficiente” y dejará a Andalucía entre las últimas comunidades en la clasificación del gasto sanitario por habitante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios