Andalucía

El Parlamento saca a Teresa Rodríguez de Adelante tras la acusación de "tránsfuga" de Podemos

  • La Mesa aceptó una reclamación de Podemos, registrada por Inmaculada Nieto, contra la ex líder de Podemos y otros siete diputados afines a ella

  • PSOE, PP y Vox apoyaron la petición y Ciudadanos se abstuvo, mientras que Bosquet reclamaba un informe a los letrados

Teresa Rodríguez, durante una intervención en el Parlamento. Teresa Rodríguez, durante una intervención en el Parlamento.

Teresa Rodríguez, durante una intervención en el Parlamento. / maría josé lópez / eP

Teresa Rodríguez ha dejado de ser la presidenta del grupo parlamentario de Adelante Andalucía. La Mesa del Parlamento aceptó ayer una comunicación registrada por Inmaculada Nieto, portavoz de la coalición y dirigente de IU, en la que trasladaba que, según Podemos Andalucía, Rodríguez y otros siete diputados estaban en una situación de "transfuguismo". En el escrito se comunicaba la expulsión de los ocho parlamentarios del grupo, que pasaron ayer a ser diputados no adscritos tras aceptar la Mesa el escrito sin una votación propiamente dicha. PSOE y Vox mostraron previamente su aval a la petición, mientras que Ciudadanos se abstuvo y el PP no se pronunció al considerar que era necesario un informe de los letrados que no llegó a solicitarse.

El partido morado consideraba que su ex líder regional no podía seguir como diputada de Adelante en el Parlamento andaluz tras dejar Podemos el pasado febrero. Su tesis es que Rodríguez se presentó por Podemos, aunque fuera bajo el paraguas de la coalición con IU y los andalucistas. Estas posturas están amparadas por una actualización reciente del conocido como pacto antitransfuguismo, en el que participan PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos, y que reconoce como tránsfuga a los integrantes de coaliciones si abandonan el partido que los propuso en las listas conjuntas. 

Con este escenario, Podemos hizo llegar ayer a la Mesa de la Cámara una solicitud para expulsar de Adelante a Rodríguez y otros siete diputados de Adelante afines a ella. Además de Rodríguez, los otros siete diputados a los que se pide su expulsión de Adelante son algunos de sus más cercanos colaboradores. Entre ellos está la portavoz adjunta y sustituta de Rodríguez en su permiso por maternidad, Ángela Aguilera, pero también el otro portavoz adjunto, José Ignacio García. La lista la completan Nacho Molina, Luz Marina Dorado, María Vanesa García, María Gracia González y Diego Crespo. Quedan fuera Maribel Mora, que entró en las listas como independiente y es la representante de Adelante en la Mesa, Mari García Bueno, militante del SAT, y Ana Villaverde. Estas tres diputadas, a última hora de ayer, acusaron a Podemos e IU de "utilizarlas" y rechazaron la maniobra al tiempo que reclamaron la reincorporación de sus ya ex compañeros de grupo.

Inicialmente, la Mesa admitió a trámite el texto presentado por Nieto con los votos de PSOE, PP y Vox y la abstención de Ciudadanos, pero después acabó aceptando la reclamación con la misma mayoría. Fuentes presentes en la reunión aseguraron a este medio que el letrado mayor, Ángel Marrero, aconsejó pedir un informe jurídico antes de tomar una decisión, ya que en el reglamento de la Cámara no está prevista la fórmula establecida para expulsar a un diputado de un grupo parlamentario. La presidenta Marta Bosquet también defendió la petición de un aval de los letrados para que la decisión adoptada contara "con todas las herramientas jurídicas correspondientes".

Tras la aceptación del documento, el Adelante queda con los seis diputados de IU y con los tres diputados electos por el cupo de Podemos, que no han hecho público todavía qué decisión tomarán. Esto supondrá una importante merma en los ingresos y también en el reparto de los tiempos del día a día parlamentario para el grupo, pero la situación más compleja es la de los ocho diputados no adscritos, que verán cercenada su capacidad de hacer proposiciones, preguntar al Consejo de Gobierno o contratar asesores.

Fue la portavoz de Adelante y dirigente de IU, Inmaculada Nieto, quien remitió a la Mesa la petición, ya que Podemos no tiene representación ahora mismo en el Parlamento. La salida de Teresa Rodríguez y los Anticapitalistas del partido morado los dejó sin diputados en la Cámara andaluza y es justo esa situación la que ahora, de algún modo, denuncian desde la formación que dirige Martina Velarde. No obstante, la solicitud formal ante la mesa parte de un documento firmado por el ex diputado andaluz Jesús de Manuel, ahora secretario de Organización de Podemos Andalucía. De Manuel señala en su escrito que Rodríguez y sus afines "retienen el acta" de diputados sin el "consentimiento o tolerancia de Podemos Andalucía".

"No es mi labor bloquear una reclamación de una de las organizaciones fundadoras de Adelante", dijo Nieto en una comparecencia en la que mostró su apoyo a la petición de expulsión de Rodríguez. Antes de conocerse la decisión de la Mesa, Maribel Mora, un escrito de respuesta a Nieto, calificó de "ilegítima y antidemocrática" la maniobra llevada a cabo por Podemos e IU. En el documento Mora defiende que la decisión de expulsar del grupo parlamentario debe tomarse por mayoría, cosa que no ha ocurrido. "Es una decisión personal, unilateral y carente de cualquier respaldo jurídico", señala Mora en su escrito. No obstante, este documento cayó en saco roto, como la propuesta de los afines a Rodríguez de apartar a Nieto de la Portavocía de Adelante. 

Ante esta situación, Teresa Rodríguez, que sigue de baja por maternidad, calificó en Twitter de "atropello jurídico" la maniobra y acusó a IU de tener un acuerdo previo con PP, PSOE y Vox para sacarla de Adelante. "Se han puesto de acuerdo en algo: me odian", ironizó la ex líder de Podemos Andalucía. Rodríguez anunció que recurrirá en los tribunales la decisión de la Mesa, así como por vía interna en la Cámara regional.

Una ruptura entre Iglesias y Rodríguez que comenzó en febrero 

Fue en febrero cuando la ya ex líder morada anunció su salida de Podemos en un vídeo con Pablo Iglesias donde aludían a una marcha amistosa e incluso a una posibilidad de colaboración futura que ahora parece truncarse. Entonces, antes de la pandemia, Rodríguez anunció su intención de seguir en política desde Anticapitalistas, pero sobre todo desde Adelante Andalucía. Hubo quien habló de transfuguismo por entonces, pero la defensa de la diputada gaditana pasa por su papel protagonista en la fundación de la confluencia, al alimón con el entonces líder de IU, Antonio Maíllo, para competir con el PSOE en las elecciones del 2 de diciembre de 2018.

Rodríguez dijo en febrero que aspiraba a seguir en Adelante para convertirlo en un "sujeto de aspiración andalucista" y desde entonces la situación entre los socios no ha hecho más que empeorar. IU, con el apoyo de Podemos, acusa a los Anticapitalistas de apoderarse de la marca Adelante, que está controlada por los afines a Rodríguez en el registro de partidos de Interior. La ex líder morada, con el apoyo de los andalucistas, facilitó la entrada de su partido en Adelante sin contar con IU y cuando todavía mantenía el control de Podemos, ya en funciones, durante la pandemia. Por su parte, Anticapitalistas acusó en verano a la federación de izquierdas de sacar dinero de cuentas de la confluencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios