Provincia

Sustraen una 'narcolancha' a punta de pistola en Conil

  • Tres individuos entraron de madrugada en el depósito, encañonaron al vigilante y se llevaron la neumática de 12 metros. El camión utilizado para su transporte ya ha sido localizado

Imagen del depósito judicial. Imagen del depósito judicial.

Imagen del depósito judicial. / Manuel Aragón Pina

Comentarios 6

Como si se tratara de una película, el último golpe dado por las bandas de traficantes que operan en la provincia ha querido rizar el rizo, sustrayendo de un depósito judicial una de las lanchas que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han decomisado en las últimas fechas en algún punto de la costa de la provincia y que, una vez autorizado por el juzgado, son trasladadas a este almacén situado en el kilómetro 18 de la carretera nacional 340, entre El Colorado y Conil.

Según ha apuntado el concejal de Seguridad Ciudadana de Conil, Manuel Vicente Alba, los hechos ocurrieron entre las 2:00 y las 2:30 horas de la madrugada del domingo al lunes, entrando en esas instalaciones "varios individuos que sustrajeron una lancha".

Lo que no indicó el edil conileño, y que poco antes habían confirmado fuentes cercanas a la investigación, es que esos individuos utilizaron pasamontañas para evitar ser reconocidos y que apuntaron con una pistola al vigilante que a esas horas se encontraba en esas instalaciones, siendo maniatado para evitar que pudiera impedir la salida de la embarcación de este almacén.

No ha trascendido, de momento, si la embarcación estaba ya sobre el camión o realizaron una maniobra para subirla sobre su plataforma. Dicho camión ha sido localizado por la Guardia Civil. Lo confirmaba el propio ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, a preguntas de los periodistas que se desplazaron hasta La Línea para cubrir su visita. Allí, el titular de Interior afirmó que el vehículo había sido intervenido. "Si en pocas horas las Fuerzas de Seguridad han sido capaces de localizar el camión, con el transcurso de la investigación estoy seguro de que podrán culminar las pesquisas y, por tanto, alcanzar impunidad cero contra los narcotraficantes".

También el alcalde de Conil, Juan Manuel Bermúdez, animaba ayer a los responsables de este depósito judicial -que gestiona la empresa Rent Marín- a pedir "más medidas de seguridad al organismo pertinente" ante el robo ocurrido en esas instalaciones.

Bermúdez indicó que "ante el incidente de la madrugada de este lunes en el depósito judicial, unido al incendio que afectó a ese recinto hace unos meses, los responsables de esta instalación deberían valorar exigir más vigilancia y medidas de seguridad a la administración pertinente".

Por otro lado, el primer edil explicó que la Policía Local de Conil colabora con la Guardia Civil para el esclarecimiento de este suceso, así como para la detención de los supuestos autores y la recuperación de la lancha, toda vez que el camión ya había sido hallado.

Estas instalaciones ya han sido objeto de controversia con los vecinos. Prueba de ello es que durante la jornada de ayer se recogía el malestar de muchos de ellos en las redes sociales.

Precisamente, en la sección de Cartas al Director de Diario de Cádiz, el 5 de septiembre de 2017 un lector enviaba una misiva con el título Un agradecimiento y una reclamación. Así, exponía que esa carta tenía un objetivo doble. El primero de ellos, hacer un reconocimiento público a su vecino, Juan Trujillo, por su actuación generosa en el incendio ocurrido antes del verano en el incendio de ese depósito judicial. Con su intervención salvó una vida y evitó lo que podría haber sido una catástrofe medioambiental, exponía.

Pero ese hecho heroico, decía, no impide que los vecinos que circulan a diario por la carretera nacional 340 o los que viven en los alrededores reclamen con urgencia que el Ministerio de Justicia solucione los problemas de ese depósito, en el que se amontonan numerosos vehículos incautados por los agentes.

Allí, exponía, hay lanchas de goma con motores que están llenos de aceite y de gasolina, camiones con lonas y barcos de poliéster. Es decir, "muchísimo material inflamable y vehículos que están constantemente arrojando líquidos que atentan contra el medioambiente y que perjudican a los invernaderos que hay en los alrededores". Una situación que calificaba de "lamentable en una zona muy habitada y en una carretera con mucho tráfico y de mucha importancia turística".

En opinión de este lector, "es evidente que este depósito no reúne los requisitos necesarios, ni de seguridad ni de preservación del medioambiente, porque hay un alto riesgo de explosiones y contaminación". Parece claro, aseguraba, que "éste no es el sitio adecuado para este depósito, por el turismo que nos visita, porque hay hasta un camping cercano y porque hay muchas viviendas y negocios en la zona".

Por todo ello, recogía la misiva, "una vez comprobados todos estos hechos, los vecinos solicitamos al Ayuntamiento de Conil, a la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y al Ministerio de Justicia que retiren de esta zona ese depósito-cementerio por no estar adecuado para el almacenamiento de productos tóxicos y peligrosos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios