Antonio Martorell Lacave | Almirante de la Flota

“A fecha de hoy se mantienen los planes de la vuelta al mundo del ‘Elcano’”

  • “Sinceramente, creo que las Fuerzas Armadas han dado la talla y hemos podido contribuir a luchar contra la pandemia”

  • “Las inversiones en Sanidad y Defensa no son antagónicas”

El almirante de la Flota. Antonio Martorell Lacave, en su despacho de la Base de Rota. El almirante de la Flota. Antonio Martorell Lacave, en su despacho de la Base de Rota.

El almirante de la Flota. Antonio Martorell Lacave, en su despacho de la Base de Rota. / Armada

El almirante Antonio Martorell Lacave está al frente de la Flota desde final de mayo. Llega en un momento complicado por la pandemia, con “un escenario de austeridad” en el horizonte pero con optimismo para afrontarlo tras una operación Balmis que ha contribuido a“ valorar más la utilidad que para los ciudadanos tienen sus Fuerzas Armadas en momentos de crisis”

–¿Comentó usted en su toma de posesión que la Armada no sería ajena a los recortes que traerá el COVID, ¿a qué teme exactamente que pueda afectar?

–Mi principal responsabilidad como Almirante de la Flota es asegurar el alistamiento y la certificación de las unidades que requiera de la Armada el JEMAD para la estructura operativa de las Fuerzas Armadas, así como las que requiera el AJEMA para las misiones específicas permanentes de la Armada y el apoyo a la Acción del Estado en la Mar. Si la disponibilidad presupuestaria finalmente es menor, el número de unidades que podré alistar también será menor. En líneas generales eso es lo que me preocupa, pero como también dije en mi toma de posesión, sean cuales sean las circunstancias, no es tiempo para el pesimismo ni el desánimo, sino la hora de afrontar el desafío con el mismo entusiasmo y dedicación con los que lo han hecho, en situaciones incluso más difíciles, otros españoles que nos precedieron.

–Y en un momento posible de recortes tras una pandemia, ¿teme el debate entre invertir en sanidad o en defensa afecte?

–Yo creo que para un porcentaje importante de la sociedad española el debate entre “cañones y mantequilla” está ya superado. Las inversiones en Sanidad y Defensa no son antagónicas, como no lo son entre Justicia y Cultura. Ambos, la defensa y la sanidad, son dos sectores vitales en un estado moderno y así lo entienden todos los países de nuestro entorno, y en particular nuestros socios europeos cuyos gastos en defensa, con respecto al PIB, son por norma general superiores al nuestro.

–Las unidades se han dedicado intensamente en este tiempo a las labores contra el Covid, ¿cree que está actuación ha dado a conocer más a las Fuerzas Armadas entre la gente?

–Si bien las Fuerzas Armadas son, de acuerdo con las encuestas que periódicamente publica el CIS, razonablemente conocidas por los españoles, es verdad que nuestra actuación durante la pandemia, la OPERACIÓN BALMIS como fue bautizada, ha contribuido a acercarnos aún más a nuestros conciudadanos y me atrevería a decir que también a valorar más la utilidad que para los ciudadanos tienen sus Fuerzas Armadas en momentos de crisis. En el caso de la Armada, especialmente en la provincia de Cádiz, puedo decir con satisfacción que no ha quedado un sol núcleo de población en el que no hayamos actuado. Aun así, todos los esfuerzos por darnos a conocer a la sociedad a la que servimos y de la que formamos parte me parecen pocos.

–¿Estaba prevista una actuación como la que ha sido necesaria con la operación Balmis?

–Por pura lógica no se puede prever lo imprevisible, pero sí se puede, y nosotros tenemos esa obligación, estar en condiciones de responder ante cualquier escenario cuando seamos requeridos. La Ley de Defensa Nacional contempla para las Fuerzas Armadas la misión de preservar la seguridad y bienestar de los ciudadanos en situaciones como las que hemos vivido. En este caso, sinceramente, creo que las Fuerzas Armadas han dado la talla y, gracias a la capacidad de adaptación en un corto espacio de tiempo, hemos podido contribuir, dentro de nuestras posibilidades, a luchar contra los efectos de esta terrible pandemia.

–Sin embargo, el virus ha significado el parón de otras actividades, ¿será necesario mucho tiempo para ponerse al día? ¿Siguen las unidades preparadas para sus misiones ‘tradicionales’?

–Las unidades mantienen el músculo, pero es cierto que necesitamos recuperar las habilidades. Hay unos ciclos de adiestramiento que se han visto o bien ralentizados o aplazados, o directamente suprimidos. Ahora estamos reorganizando los periodos de adiestramiento y certificación de las unidades para responder a las necesidades operativas, pero quiero señalar que durante la pandemia no se ha visto afectada ninguna de las operaciones en curso, y también hemos mantenido la preparación de aquellas unidades que las han ido relevando. Hace solo unas semanas la fragata Santa María zarpó rumbo al Índico, relevando en la Operación Atalanta a la fragata Numancia que llegó el pasado día 2 a la Base Naval de Rota; se ha relevado al contingente de Infantería de Marina en Mali; el pasado martes 30 de junio la fragata Álvaro de Bazán se ha integrado en la agrupación de la OTAN SNMG-2 como buque de mando; previamente el 14 de junio el cazaminas Tambre se había integrado en la SNMCMG-2 y mantenemos con normalidad las campañas de presencia naval, vigilancia pesquera y de trabajos hidrográficos.

"Los afectados por coronavirus llegados de Mali ya tienen el alta médica, las medidas han sido eficaces”

–Cerrando el capítulo de la pandemia, algunos militares también se han visto afectados directamente por la enfermedad, ¿cómo están los afectados que han regresado de Mali? ¿Cómo son los controles para los militares en misiones en el exterior?

–Con relación a los afectados procedentes de Mali ambos han recibido ya el alta médica. Siguiendo las indicaciones de nuestra Inspección General de Sanidad, a las dotaciones de los buques y las unidades de Infantería de Marina o de la Flotilla de Aeronaves que participan en operaciones en el exterior se les somete, antes de partir, a una primera prueba de detección de COVID19, posteriormente realizan una cuarentena de 14 días en régimen de aislamiento, y finalmente un nuevo test antes de embarcar en su buque o unidad. El resultado de estas medidas de precaución hasta el momento se ha demostrado muy eficaz.En el ámbito de la Flota, gracias a las medidas sanitarias y de aislamiento que adoptamos desde el principio de la crisis, que hemos aplicado y seguimos aplicando con el mayor rigor posible, la situación, a fecha de hoy, está controlada. El número de casos positivos ha sido bajo y todos han sido casos aislados, sin que se haya producido ningún brote epidémico en ninguna unidad y por tanto, sin que se hayan visto afectadas ni las unidades que están participando en operaciones ni las que hemos preparado para relevarlas. Ahora estamos recuperando poco a poco la actividad ordinaria, pero sin bajar la guardia en ningún momento y manteniendo siempre las medidas sanitarias recomendadas.

–Ahora mismo las unidades de la Armada participan en varias misiones en el exterior de las Fuerzas Armadas, ¿está previsto un aumento de alguno de estos despliegues, o al contrario? He visto publicado que hay previsión de aumentar el número en África.

–En este momento la decisión es mantener la presencia en las misiones en el exterior en los términos actuales, que son los del acuerdo del Consejo de Ministros del 13 de diciembre de 2019, que prorrogó hasta el 31 de diciembre de 2020 la participación de unidades y observadores militares españoles en operaciones de mantenimiento de la paz en el marco de la ONU, la OTAN y la UE.

–¿Para cuándo esperan contar con el Buque de Acción Marítima de Investigación Subacuática, (BAM-IS)? Va ligado al programa de los submarinos s-80 y su construcción está prevista en el astillero de Puerto Real.

–Como Almirante de la Flota me gustaría contar con él hoy mismo, pero se trata de un proyecto técnicamente complejo y que está todavía en una fase de definición y revisión, tanto técnica como de condiciones de financiación y construcción. En ese ámbito el interlocutor válido para prever la fecha de entrega del BAM-IS y contestarle es la Dirección General de Armamento y Material del Ministerio de Defensa.

–Siguiendo con los astilleros, sector vital para Cádiz, ¿hay previsión de aumentar las operaciones de mantenimiento que Navantia realiza en Rota?

–Las operaciones de mantenimiento que Navantia realiza en Rota son responsabilidad del Almirante del Arsenal de Cádiz. No obstante, dado que no está previsto aumentar el número de unidades de la Armada desplegadas en la Base Naval de Rota a corto plazo, no creo que se produzca ningún aumento.

–La US Navy ha renovado recientemente sus destructores en la Base Naval de Rota, ¿tiene noticias de un aumento de tropas estadounidenses en Rota?

–De momento se ha renovado solo el primero de los 4 destructores basados en Rota. Por ser buques equipados con helicóptero, está previsto el despliegue en la Base de una escuadrilla, lo que conllevará un incremento pequeño de personal. Respecto a las noticias que periódicamente aparecen en prensa sobre el posible aumento del número de buques estacionados en la Base Naval de Rota de manera permanente, a fecha de hoy no tengo constancia de que se haya producido petición formal alguna.

–¿Y un descenso de esas tropas estadounidenses en la Base de Rota se contempla? Lo digo por las informaciones de la última semana de que Marruecos ha vuelto a ofrecer sus bases a EEUU.

–Son informaciones periodísticas que he leído, cuyas fuentes desconozco. Según he leído también, la propia Embajada de EE.UU en Rabat ha desmentido esa noticia”.

El objetivo es asegurar el alistamiento y certificación de las unidades de la Flota para operaciones”

–¿Hay algún cambio en los planes de la vuelta al mundo del ‘Juan Sebastián de Elcano´ por lasituación del COVID-19 en muchos países?

–Uno de los principales hitos de la conmemoración del V Centenario de la primera circunnavegación a la tierra en la que estamos inmersos será sin duda la vuelta al mundo del buque escuela Juan Sebastián de Elcano por la que me pregunta, en la que repetiremos en lo posible las efemérides de la expedición Magallanes-Elcano. A fecha de hoy se mantienen los planes de la vuelta al mundo. Obviamente mantenemos una vigilancia constante sobre la evolución de la situación sanitaria y de las condiciones de aquellos puertos en los que está previsto hacer escala, y el Estado Mayor de la Armada mantiene contacto con las autoridades de esos países por si fuera necesario realizar alguna modificación.

–No le he preguntado por sus objetivos más próximos ahora al mando, ¿qué prioridades tiene?

–Acorde con mi principal responsabilidad, con el escenario de austeridad que se avecina, mi objetivo prioritario es asegurar el alistamiento y certificación de las Unidades de la Flota que se me requieran para operaciones, tratando al mismo tiempo de minimizar la reducción de capacidades operativas que por su complejidad técnica luego serían muy difíciles de recuperar. La seguridad del personal y sus condiciones de vida y trabajo son siempre prioridad para cualquier mando. Por último dedicaré también esfuerzos a incrementar la cultura de defensa, dando a conocer a la sociedad nuestra actividad y lo que la Armada aporta a la seguridad nacional. En este objetivo los medios de comunicación jugáis un papel fundamental y agradezco mucho esta oportunidad que me habéis brindado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios