Salud

La Junta lanza una campaña de concienciación sobre trastornos del espectro autista

  • Marina Álvarez aboga por vencer las “barreras de comunicación y de empatía” que encuentran este colectivo y sus familiares cuando precisan asistencia, reduciendo sus miedos y ansiedad

Comentarios 1

La consejera de Salud, Marina Álvarez, y la presidenta de la Federación Autismo Andalucía, Mercedes Molina, acompañadas por la secretaria general de Salud Pública y Consumo, Josefa Ruiz, y la directora de la Estrategia de Cuidados de Andalucía, Nieves Lafuente, han presentado en Sevilla las diferentes líneas de acción que se impulsarán en los próximos meses para mejorar la atención que reciben en los centros del sistema sanitario público andaluz las personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA), unas 85.000 en la actualidad, junto a sus familias. Estas acciones se enmarcan en el convenio de colaboración que la Administración sanitaria y la Federación firmaron el 24 de noviembre de 2015 y que promueve medidas de promoción del conocimiento y protección social a las personas con TEA.

Álvarez y Molina han señalado que las personas con TEA necesitan una atención personalizada y adaptada a su forma de ver el mundo. “Sabemos que estas personas tienen dificultades en el acceso a la atención de su salud y que presentan unas características que complican su relación con el sistema sanitario, por lo que tenemos que intentar vencer como sistema sanitario las barreras que se encuentran”, ha dicho Álvarez. “Estamos hablando de barreras de comunicación, barreras de atención y barreras de empatía; queremos ponernos en el lugar de las personas con trastornos del espectro autista y sus familias y ofrecerles la atención que necesitan”, ha enfatizado.

Para este colectivo, el acceso a los servicios saniatarios supone una experiencia complicada y, a veces, traumática, dada su dificultad para percibir el malestar, las sensaciones corporales, etc. Así, las personas con TEA llevan mal las esperas y el manejo de conceptos abstractos como el tiempo, tienen dificultades de comunicación, necesitan apoyarse en sus familiares o cuidadores para reconocer síntomas, les resulta difícil expresar el origen del dolor, la intensidad de los síntomas o el tiempo transcurrido desde su aparición. Para estas personas, salir del entorno habitual les supone un trastorno y tienen reacciones conductuales negativas ante cambios de rutina. Sufren con frecuencia estados de ansiedad e incluso fobias cuando tienen que someterse a determinadas pruebas y exploraciones médicas.

Es por todo ello, que necesitan un tratamiento específico y especializado. “Con estas acciones se pretende eliminar estos obstáculos y aplicar unas sencillas pautas que repercutirán de forma positiva en la salud de las personas con TEA y, por tanto, en su calidad de vida”, ha señalado Mercedes Molina.

Campaña de sensibilización y programa formativo

Por un lado, hoy se lanzará una campaña de sensibilización, a través de redes sociales, con el hashtag #TEAconSalud y dirigida a la población en general, con el fin de mejorar la comprensión de estos trastornos. Así, a través de mensajes y vídeos se mostrarán las dificultades a las que se enfrentan las personas con TEA en los centros sanitarios y entornos tan cotidianos como una sala de espera y una consulta. Estos vídeos también se usarán en talleres formativos con la ciudadanía y los propios profesionales y se subirán en los portales web de la Consejería de Salud y del Servicio Andaluz de Salud.

Esta campaña se complementa con un programa formativo para los profesionales del sistema sanitario que se realizará con la colaboración de la Federación Autismo Andalucía y de todas las asociaciones que forman parte de la Federación, para que en cada provincia se impartan charlas formativas donde se aborde qué son estos trastornos y cómo influyen en la atención sanitaria, cuáles son las necesidades de estas personas, cuál es la mejor forma de hablarles y explicarles a lo que se enfrentan y qué recursos ofrece el movimiento asociativo.

Protocolo Accesibilidad

Además, se ha diseñado un Protocolo para Mejorar la Accesibilidad de las personas con TEA y sus familias al Sistema Sanitario Público de Andalucía. En este protocolo se establecen medidas generales de mejora en los diferentes ámbitos asistenciales: consultas, pruebas complementarias, gabinetes odontológicos, hospitalización, quirófanos, urgencias, etc.

La titular de Salud ha puesto en valor diferentes iniciativas impulsadas ya en la sanidad pública andaluza, con “centros y profesionales muy concienciados y comprometidos que han puesto en marcha medidas encaminadas a romper estas barreras”, citando como ejemplos las experiencias del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, el Distrito Bahía de Cádiz-La Janda, el Distrito Sanitario Guadalquivir en Córdoba, el Distrito Sanitario Huelva Costa, el Servicio de Pediatría del Hospital Macarena de Sevilla o el área materno infantil del Hospital de Ronda en Málaga.

En el protocolo andaluz se contempla la elaboración de pictogramas y otros elementos visuales para facilitar la comprensión y anticipación; reducir los tiempos de espera; asegurar espacios con pocos estímulos sensoriales; adaptar la información sanitaria a las características de las personas con TEA (hablar despacio, dulcemente, con lenguaje sencillo…); procurar que intervengan el menor número de profesionales en la atención; protocolos específicos para cada situación (cirugía; urgencias; pruebas; consultas; hospitalización…); y estrechar la colaboración con las asociaciones de autismo de cada provincia, entre otros aspectos.

La enfermera de la Estrategia de Cuidados María Isabel Casado y la directora técnica de Autismo Andalucía, la psicóloga Rosa Álvarez son las coordinadoras de este protocolo, en el que han colaborado profesionales del Servicio Andaluz de Salud y profesionales de la Federación Autismo Andalucía y de las asociaciones en las diferentes provincias andaluzas.

“Sólo yendo de la mano con las personas con TEA y sus familias podremos conseguir los objetivos que hoy nos marcamos y que son el resultado de más de un año y medio de trabajo en el que hemos recabado las necesidades y expectativas tanto de las personas con TEA y sus familias, como las de los propios profesionales sanitarios que quieren asegurar una atención excelente a estas personas”, ha añadido la consejera de Salud, quien ha agradecido la labor de todas las personas implicadas.

Asimismo, ha afirmado que en Andalucía se ha conseguido mejorar la atención a las personas con autismo y otros trastornos de la mano del asociacionismo y de profesionales comprometidos. Así, ha enumerado instrumentos como la ‘Guía TEA’, que está mejorando el conocimiento de los pediatras de atención primaria para realizar un diagnóstico precoz; el ‘Proceso Asistencial Integrado de TEA’, que está permitiendo abordar de manera integral, intersectorial y multidisciplinar estos problemas; y el modelo de Atención Infantil Temprana que ha impulsado el Gobierno andaluz y que se ha visto reforzado en los últimos años con un Decreto que ha permitido aumentar los esfuerzos económicos, los recursos disponibles, los derechos y las garantías para los menores con estos trastornos y sus familias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios