Reconocimiento

El doctor Rodríguez Sacristán, hijo predilecto de Benaoján

  • Su carrera profesional se ha desarrollado en Sevilla, donde introdujo la psiquiatría infantil tras un período de formación especializada en París

El doctor Rodríguez Sacristán, en su despacho El doctor Rodríguez Sacristán, en su despacho

El doctor Rodríguez Sacristán, en su despacho / M. G. (Sevilla)

El Pleno del Ayuntamiento de Benaoján (Málaga), que preside Soraya García como alcaldesa, ha aprobado por unanimidad de los grupos políticos la apertura del expediente para nombrar Hijo Predilecto del municipio al psiquiatra Jaime Rodríguez Sacristán, nacido en el municipio en 1934 y afincado en Sevilla. La mayor parte de la carrera de este catedrático, escritor y ateneísta, se ha desarrollado en la capital de Andalucía. Se da la circunstancia de que con este nombramiento se estrena el reglamento de honores del municipio, aprobado recientemente. 

Profesional de reconocido prestigio, a su labor se debe que comenzara a existir en Sevilla una atención especializada para niños con discapacidad mental. El estigma caía sobre ellos como una losa de la que resultaba imposible zafarse. Rodríguez Sacristán trajo a Sevilla el concepto de psiquiatría infantil. Y ocupó la hasta ahora primera y única cátedra de esta especialidad en la capital de Andalucía.

Jaime Rodríguez Sacristán Jaime Rodríguez Sacristán

Jaime Rodríguez Sacristán / M. J. López (Sevilla)

Este psiquiatra ha dedicado toda su vida a luchar contra el estigma, a librar a estos pequeños pacientes de esas etiquetas que los orillaban.Se fue muy joven a París a aprender la primera ciencia que trata a los niños con problemas mentales como pacientes, no como locos. Por eso siempre se ha dicho de que es un desestigmatizador. Su psiquiatría siempre ha apostado por humanizar al paciente. Autismo, asperger, atención temprana, estimulación precoz… Comenzó a promover en Sevilla una serie de conceptos y denominaciones que antes eran desconocidos o, mucho peor, eran concentrados en términos duros o, cuando menos, carentes de una mínima caridad. Inició los tratamientos especializados, comenzó a diferenciar patologías. En definitiva, apostó por tratar al niño como a un niño.

Rodríguez Sacristán, en una calle del centro de Sevilla Rodríguez Sacristán, en una calle del centro de Sevilla

Rodríguez Sacristán, en una calle del centro de Sevilla / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

Quien puso los cimientos de la psiquiatría infantil en Andalucía como también puso los de la primera Facultad de Psicología ha merecido el reconocimiento de su ciudad natal. Su formación como humanista está fuera de duda: tras hacer Medicina, se matriculó en Filosofía y Letras. Y toda su vida la ha consagrado a ayudar a los más frágiles, de lo que pueden dar testimonios cientos de sevillanos y cientos de pacientes que también ha tratado en Iberoamérica. Es autor de más de una veintena de libros, artículos de diversa temática y conferencias. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios