Elecciones andaluzas

Del PA al NA, el andalucismo sólo se transforma

  • El 2-D serán los primeros comicios desde 1982 sin el Partido Andalucista en las urnas, pero no faltan formaciones que heredan sus símbolos

Alejandro Rojas-Marcos y Pedro Pacheco, dos dirigentes históricos andalucistas, en un acto. Alejandro Rojas-Marcos y Pedro Pacheco, dos dirigentes históricos andalucistas, en un acto.

Alejandro Rojas-Marcos y Pedro Pacheco, dos dirigentes históricos andalucistas, en un acto. / Efe

A las elecciones del 2 de diciembre no concurrirá por primera vez una formación de abolengo en Andalucía. En las urnas de las ocho circunscripciones faltará la histórica papeleta del Partido Andalucista (PA), con amplia presencia y no escasa aceptación en los colegios electorales andaluces desde 1982, del que surgió el Parlamento de la I Legislatura.

De los tres escaños que lideró Luis Uruñuela en la Cámara constituida aquel año del Mundial de la España de Naranjito a los diez asientos de los que Pablo Pacheco fue faro en 1990, la agrupación andalucista firmó su acta de defunción justo después de los anteriores comicios. Sin diputados en la Cámara andaluza desde 2008, el PA optó en 2015 por la definitiva disolución.

Pero no por desaparecer el heredero del originario Partido Socialista Andaluz (PSA), liderado entonces por el burgués Alejandro Rojas Marcos –que es como lo definían desde las filas del PSOE durante el periodo de la Transición–, se ha disuelto la identidad andalucista de las candidaturas andaluzas. Sus valores y proclamas siguen vivos, muy vivos, ya sean en una versión moderada o con un perfil directamente rupturista. Y son varias las formaciones que reivindican la herencia de los postulados de Blas Infante en las elecciones del 2-D.

AxSí e IdPA, en las ocho circunscripciones

Andalucía Por Sí (AxSí) e Iniciativa del Pueblo Andaluz (IdPA) son candidaturas que han conseguido copar de candidatos todas y cada una de las ocho provincias. Además de lucir en la pechera el legado del padre de la patria andaluza, se trata de partidos políticos con unas declaraciones de intenciones de variada laya y condición.

Si AxSí contiene entre sus principios el federalismo, el europeísmo y la promoción de la democracia participativa, IdPA, unido a Equo en una coalición cuyas siglas se han caído contra pronóstico de la confluencia aglutinada por Adelante Andalucía, se presenta como un "partido andaluz de izquierda democrática y moderna del siglo XXI, ecologista y feminista", perteneciente a la familia del Compromís valenciano o de algunas de las mareas.

NA y la revolución independentista

A Nación Andaluza (NA) sólo le ha faltado una lista de candidatos en Córdoba para lograr la ubicuidad en Andalucía. Se trata de un partido que, aun compartiendo los valores andalucistas, va más allá incluso de las propuestas protodemocráticas más audaces.

Entre sus valores, al margen de las iniciativas de autodeterminación del primigenio PSA y aun del PSOE previo a su congreso de 1976, Nación Andaluza persigue la independencia de la comunidad autónoma, se declara independentista y revolucionaria, y promueve el anticapitalismo y el antiimperialismo.

Canda y ConecAnd, los testimoniales

Además de las anteriores formaciones, dos partidos concurren a las próximas elecciones con una presencia testimonial. Si Convergencia Andaluza (Canda) limita su lista a la circunscripción granadina, Conecta Andaluza (ConecAnd) hace lo propio exclusivamente en Málaga.

Convergencia estuvo integrado en las siglas del Partido Andalucista hasta 2013 y se define con una "ideología andalucista". Conecta, por su parte, se trata de un movimiento político, tal como se define en su portal web, integrado por el Partido Íntegro de Centro Democrático y el Partido Ágora de Andalucía que "aspira a instaurar una democracia complaciente apoyada con las nuevas tecnologías" y que aspira a "fortalecer la voz del pueblo andaluz en España y Europa".

Los compañeros de confluencia

El signo netamente andalucista está también incluido en Adelante Andalucía y el PSOE-A, cada uno con sus peculiaridades. La confluencia que encabezan Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo lograron integrar en su confluencia a dos partidos que constan como herederos directos del Partido Andalucista: Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista (AA), lideradas por dos políticas experimentadas en la materia. La formación de izquierdas la conduce Pilar Távora, mientras que en Primavera Andaluza es referente Pilar González, quien fue secretaria general del extinto PA desde 2008 a 2012.

Escuredo y la hegemonía socialista

Sobre la adopción del espíritu andalucista en el partido socialista hay océanos de sesudos estudios que lo explican. Fue Rafael Escuredo quien, durante la Transición, acogió de un modo exitoso los valores andalucistas en medio del polvorín de "nacionalidades y regionalidades".

El Escuredismo terminó triunfando frente a los pilares jacobinos del socialismo, que había desdeñado el andalucismo por "burgués" y "desideologizado". Aquel PSOE-A, sin embargo, supo adaptarse a aquella a corriente estatutaria que culminó con una autonomía de pleno derecho para Andalucía. Y de aquel movimiento de Escuredo sigue bogando el PSOE-A.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios