Sevilla

La Universidad dará prioridad de espacio a los nuevos alumnos

  • Se mantiene la apuesta por el modelo semipresencial y rotatorio

  • El presidente de los rectores exige mayor financiación para que la enseñanza superior haga frente a la pandemia

Aula de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla. Aula de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla.

Aula de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla. / D. S.

Los estudiantes de nuevo ingreso en las universidades serán los que gocen del mayor número de clases presenciales. Se trata de uno de los principales acuerdos a los que ha llegado el ministro de Ciencia e Innovación, Manuel Castells, y el presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (Crue), José Carlos Gómez, durante el encuentro que han mantenido este jueves para abordar el inicio de un curso marcado por la pandemia del Covid-19

En la comparecencia que ha tenido lugar tras dicha reunión el presidente de la CRUE ha destacado que uno de los criterios en los que están de acuerdo los rectores es en el de dotar de la "máxima presencialidad" posible a los alumnos del primer curso de las diferentes titulaciones. Para ello, las universidades, dentro su autonomía organizativa, deben procurar que las aulas más grandes estén reservadas para los estudiantes de nuevo ingreso

Con este propósito, las universidades podrán hacer uso de instalaciones que no están pensadas para impartir docencia pero que, por sus grandes dimensiones, permiten que el mayor número de alumnos de una clase puedan recibir la enseñanza de forma presencial. 

De esta manera, dentro del modelo semipresencial y rotatorio por el que se ha apostado, se intentará que estos universitarios sean los que más tiempo acudan a las facultades y que reciban el menor número de clases por videoconferencias. Este objetivo, según Gómez, se justifica en que han tenido que enfrentarse a una Selectividad aplazada de sus fechas habituales y en una situación muy distinta a ediciones anteriores. "No han podido disfrutar de una universidad en condiciones normales", ha apostillado.

Mascarilla y distancia de seguridad

En esta reunión se ha confirmado que el uso de la mascarilla será siempre obligatorio, incluso cuando se respete el metro y medio de separación. Es una de las novedades acordadas el pasado lunes y que obedece al alarmante incremento de contagios de Covid alcanzado el último mes. 

Castells ha advertido que "hay que estar preparados por si se agrava más la pandemia". En este sentido, ha afirmado que, en caso de que de nuevo haya que suspender la actividad presencial, "las universidades están ahora más preparadas para las clases telemáticas que en marzo, pues desde entonces se han dotado de importantes recursos tecnológicos".

El ministro ha recordado que dentro de los fondos Covid, existe una partida de 400 millones de euros reservada para la enseñanza superior. En este punto, el representante de los rectores ha exigido que estas ayudas vayan íntegramente destinadas a las universidades y que lleguen cuanto antes a las instituciones académicas para hacer frente al desembolso que supone establecer muchas de las medidas higiénicas y de seguridad en el comienzo de curso. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios