Sentencia de los ERE El PP sostiene que se cierra "la etapa más negra" de Andalucía

  • El Gobierno andaluz aprovechará la sentencia de los ERE para sepultar las aspiraciones socialistas

Elías Bendodo, en una intervención en el Parlamento andaluz. Elías Bendodo, en una intervención en el Parlamento andaluz.

Elías Bendodo, en una intervención en el Parlamento andaluz. / Efe

El Gobierno andaluz convertirá la sentencia del caso de los ERE, que se conocerá este martes al mediodía, en el final de un juicio político a la etapa socialista en la Junta. “Hoy se cierra la etapa más negra de la historia de Andalucía”, ha sentenciado el portavoz del Gobierno y consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, en Huelva. Con independencia de la dureza penal, una condena para los ex presidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán será entendida como una censura a más de 20 años de gobiernos del PSOE.

Salpicar a Pedro Sánchez

Tanto PP como Ciudadanos culparán a Pedro Sánchez de este caso. Aunque el actual presidente del Gobierno y secretario general socialista no tiene vínculos con la etapa juzgada, ambos partidos establecerán un paralelismo con el uso que Sánchez hizo de la sentencia de caso Gürtel para promover la moción de censura contra Mariano Rajoy. Quien es secretario general de Ciudadanos, Manuel Villegas, ha declarado que "exigiremos coherencia a Pedro Sánchez", sin llegar a decir que debería dimitir en el caso de que resulten condenados antiguos cargos socialistas. Villegas recordó que que el secretario general del PSOE puso alto el listón de responsabilidad cuando la corrupción afectaba al PP. Son "muy exigentes" cuando los "ladrones" están en otra formación política y "muy condescendientes" cuando forman parte de sus filas, e incluso optan por "defenderlos y protegerlos", indicó.

De visita en Huelva, Bendodo aventuró que la sentencia marcará "un antes y un después en Andalucía, sea en los términos que sea" y añadió que "Andalucía tiene que mirar al futuro con optimismo, sin nubarrones negros".  "Este mediodía [por el martes] se cierra una etapa negra de Andalucía, sea cual sea el resultado de la sentencia, y nos toca mirar al futuro con optimismo y ambición porque hay un futuro lleno de posibilidades para nuestra tierra, para liderar muchas cuestiones en nuestro país”, indicó el portavoz.

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, ha defendido que si, finalmente, la sentencia es condenatoria también suponga "depuración de responsabilidades políticas, que debió haberlas, si es que las hubo". Los acusados ya no tienen responsabilidades políticas ni ocupan cargos institucionales. Cuando Ciudadanos firmó el acuerdo de Gobierno con la presidenta Susana Díaz, obligó a que Chaves y Griñán dejasen sus escaños de diputado y senador, respectivamente. 

Marín si ha juzgado que, si hay una sentencia absolutoria, hay unas personas que habrán estado pasando durante ocho años unas "verdaderas calamidades y ya su honor no se podrá restituir". En cambio, ha señalado que, si hay una sentencia condenatoria, que es "probable que lo sea porque hay mucho dinero de los ERE que realmente está en tela de juicio" y que ha llevado a dos expresidentes de la Junta y a varios exaltos cargos de los anteriores gobiernos a sentarse en el banquillo, espera que "vaya en la línea de depurar responsabilidades también políticas, que debió haberlas, si es que las hubo".

Ha querido dejar claro que él no tiene "ni idea" de por dónde irá la sentencia porque él no llama a nadie para preguntar por "nada", como, en cambio, sí hacen algunos "presidentes en funciones". "Yo me limito, como consejero de Justicia, a facilitar los medios que se me piden para reforzar la macrocausa con personal administrativo y técnico para que todo se pueda agilizar", ha apuntado.

La secretaria general del PP andaluz, Dolores López, también ha dedicado su habitual rueda de prensa de los lunes a anticiparse a la sentencia. "Hubo corrupción institucional en los gobiernos del PSOE de Andalucía", sostuvo Dolores López. Los populares mantiene que el de los ERE es el "mayor caso de corrupción de la historia de la democracia", aunque ningún tribunal ha aclarado aún cuánto de lo gastado en estas ayudas se puede considerar defraudado. El PP se personó en el caso y lideró la batalla judicial. Según su secretaria general, eso ha hecho que en muchas ocasiones se sintiesen "solos", porque el PSOE ha intentado durante estos años ejercer "presiones" hablando de "una causa general" o de un proceso "inquisitorial".

La coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha sostenido que la sentencia "no arreglará nada", porque "el daño ya está hecho". En una entrevista en Canal Sur Televisión, Rodríguez ha valorado que el caso ha creado una "profunda desconfianza"  dentro de la propia administración y de la sociedad hacia a las políticas públicas y, en concreto, en algo tan importante como son las políticas de empleo. "Esa desconfianza no se arreglará en décadas", ha abundado.

Igualmente, ha criticado que no se ha dotado a la comunidad de las herramientas necesarias para que un caso así no vuelva a repetirse como, por ejemplo, reforzar con más inspectores la Cámara de Cuentas para que "no haya huecos por los que puedan colarse esas prácticas" o bien la ley de cuentas claras y abiertas que ha llevado su formación en alguna ocasión al Parlamento, "para que todo el mundo pueda ver las cuentas públicas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios