cómics

Flash y el hipertiempo

Detalle de la portada del volumen. Detalle de la portada del volumen.

Detalle de la portada del volumen.

Relámpago expansivo recoge el último tramo de episodios de la extensa temporada de The Flash escrita por Mark Waid en la última década del pasado siglo, y se suma al resto de tomos recopilatorios publicados ya por ECC bajo el epígrafe Flash de Mark Waid: Nacido para correr, El regreso de Barry Allen, Impulso, Velocidad terminal, Punto muerto y Deudas infernales. El conjunto conforma no solo una de las mejores etapas de la larga trayectoria del velocista escarlata, sino también una de las series regulares más sólidas y entretenidas que dio el género de superhéroes en la convulsa década de 1990. Van aquí los números 142 a 162 de The Flash, así como The Flash 1.000.000 (seguro que muchos de ustedes se acuerdan del evento aquel de Grant Morrison) y The Flash: Secret Files and Origins 2, todos publicados entre 1998 y 2000. Junto a Waid, el también guionista Brian Augustyn (colaborador habitual en la serie) y el dibujante Paul Pelletier firman la mayoría de las páginas.

El contenido gira en torno al concepto de hipertiempo, inventado por el propio Waid, quien posee un enciclopédico conocimiento del Universo DC, en su miniserie The Kingdom. Citando el epílogo de Jorge García: "Se trata de una red de líneas temporales interconectadas que abarca todas las historias pasadas, presentes y futuras del Universo DC. (...) Tenía la virtud de permitir la convivencia de historias encontradas: el Superman de Jerry Siegel y Joe Shuster era tan válido como el de John Byrne, y el porvenir permitía la coexistencia de futuros contradictorios (como los que habitan Kamandi y la Legión de Superhéroes, por ejemplo). Cualquier versión ya impresa es válida, cualquier encarnación ya publicada de los personajes es cierta".

Esta idea sirve a Waid para tejer un entretenidísimo tapiz de paradojas temporales y viajes a través de distintas dimensiones en el largo arco narrativo que ocupa la primera parte del tomo, en la que el héroe se enfrentará al mismísimo Anti-Monitor, en un hermoso homenaje a Crisis en tierras infinitas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios