cómics

Tras el telón

  • La editorial Nuevo Nueve, de la mano de Ricardo Esteban, se estrena con la publicación de la obra 'Epilogo', original del autor sevillano Pablo Velarde

Detalle de la portada de 'Epílogo'. Detalle de la portada de 'Epílogo'.

Detalle de la portada de 'Epílogo'.

Pese a su título, Epílogo es la primera piedra de una nueva editorial que aparece en el panorama comiquero español.

Pues sí, nace un nuevo sello, con el nombre de Nuevo Nueve, y tras él podemos encontrar a un editor que lleva tras sus espaldas una larga, larguísima trayectoria en esto de las viñetas y del que seguro que todos y todas habéis oído hablar, Ricardo Esteban.

Y es que Ricardo ha sido el alma mater de una de las editoriales más importantes de nuestro país, Dibbuks. Tras quince años de éxitos, Esteban decide emprender un nuevo camino, más libre y dependiendo solamente de su propio, y acertado criterio.

Estamos hablando del editor que trajo de regreso a un personaje ya clásico, al que todos los lectores que lo habíamos seguido echábamos mucho de menos. Nada más y nada menos que el botones de rojo, en sus facetas más modernas y, cómo no, recuperando el magnífico material clásico.

Ricardo es también culpable de haber acogido a uno de los grandes guionistas de nuestro país, El Torres. Junto a él y una legión de magníficos dibujantes han alcanzado el éxito, llenando sus estantes de los más importantes premios que se le conceden al cómic en nuestro país.

Me llevaría varias páginas más glosar los éxitos editoriales de Ricardo, que son muchos, pero en esta ocasión vamos a hablar del presente, y el futuro más próximo. Y por ello hemos de centrarnos en lo que nos ofrece como novedad del mes de septiembre la editorial Nuevo Nueve.

Epílogo es el título de esta novela gráfica, una historia creada por el autor sevillano Pablo Velarde, al que seguro que todos conocéis por su faceta como humorista gráfico, sobre todo dentro del semanario satírico El Jueves. Series como Porca Miseria, Amigas las tres o la más actual, Custodia compartida.

Pero este autor que abandonó su carrera de arquitecto cambia completamente de género y nos regala una trama que te atrapa desde la primera página.

Todo comienza con un joven periodista, Rodrigo Mendoza. Su trabajo dentro del periódico Liberación lo lleva a reseñar actos culturales. Nos encontramos a principio de los años 80 y la oscura manta del franquismo, al ser levantada, revela tesoros ocultos. Uno de ellos es la colección de fotografías Antoni Campañà, un fotógrafo catalán que a través del ojo de su cámara plasmó los horrores de la contienda que enfrentó a las dos Españas.

Pues bien, ya en el prólogo de la historia conoceremos que Rodrigo no ha tenido relación con su padre, José Mendoza, desde hace muchos años. De hecho, hasta se alegra de su fallecimiento. Pero cuál será su sorpresa cuando se encuentre de frente con un golpe que va a trastocar todo lo que pretendía conocer sobre su progenitor…

Una foto, una sola instantánea, va a ser la ficha de dominó que caiga y empuje a otras, en una sucesión de recuerdos que, en la investigación que el periodista inicia, van a ir rellenando ese hueco que existe en su pasado.

En su camino van a cruzarse varios personajes que lo van a ir conduciendo por unos hechos que él desconocía completamente y que nos van a demostrar a nosotros, lectores, lo frágil que es el mundo de los recuerdos. Estampas en blanco y negro instaladas en nuestra memoria.

La gran pregunta que se le planteará al protagonista es: ¿Quién fue realmente José Mendoza? ¿La temida y temible cabeza visible de la Oficina de Censura y Propaganda, un padre inflexible, uno de los máximos defensores de la dictadura franquista, manos ejecutora de muchas "desapariciones"… O, tal vez había otro hombre tras esta fachada?

Una anciana actriz de teatro, Carmen Cañas, su hija Amanda y el reputado director de teatro César Fuentes serán personajes clave a la hora de dilucidar el apasionante misterio.

Pablo Velarde nos regala una obra magnífica, que dirige con buen pulso como si de un director de orquesta se tratara. Una historia en la que junto a su protagonista, iremos descubriendo hechos, datos, hasta el momento silenciados, ocultos. El autor lo hace con unos diálogos milimétricos, cruciales para ir desvelando la trama.

Pero éste es un cómic muy, muy visual, en el que no se nos pueden escapar muchos, e importantes, detalles. Hechos pasados se muestran como mudos flashbacks que nos enseñarán momentos muy importantes en el pasado de los protagonistas.

Epílogo es la primera obra del catálogo de Nuevo Nueve, y le auguro un merecido camino lleno de éxitos. De verdad que los merece.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios