cómics

El tesoro de Rackham el Rojo

  • 'El tesoro del Cisne Negro' (2018), de Paco Roca y Guillermo Corral, relata el descubrimiento de los restos de la fragata española 'Nuestra Señora de las Mercedes', hundida en el siglo XIX

Detalle de la portada de 'El tesoro del Cisne Negro'. Detalle de la portada de 'El tesoro del Cisne Negro'.

Detalle de la portada de 'El tesoro del Cisne Negro'.

Comentarios 0

En 1942, Hergé empezó a publicar en Le Soir, principal periódico francófono de Bélgica, una aventura de Tintín en la que el reportero se embarca en la búsqueda del tesoro del navío de un antepasado del capitán Haddock. Se titula El secreto del Unicornio y, junto a su continuación, El tesoro de Rackham el Rojo, es de los álbumes más influyentes de la Historieta mundial.

En 2007, la realidad superó a la ficción, ya que la empresa norteamericana Odyssey descubrió los restos de un navío supuestamente llamado Cisne Negro. Allí reposaba un tesoro valorado en 380 millones de euros. Por la localización del hallazgo, el Ministerio de Cultura español dedujo que se trataba de la fragata hispana Nuestra Señora de las Mercedes, hundida en 1804, así que reclamó la legítima posesión del tesoro. Comienza así una trama jurídica y política en la que un grupo de funcionarios se enfrenta en defensa de nuestra Historia al poder mediático y la influencia de la compañía norteamericana. Las monedas regresaron en 2012 a España.

En El tesoro del Cisne Negro, este cómic que Paco Roca dibuja y Guillermo Corral escribe, se funden Tintín y Corto Maltés con la Historia de la España reciente. La influencia de Hergé se observa, por ejemplo, en personajes como Horacio Valverde o el villano Frank Stern, que recuerda a Rastapopoulos. También hay guiños a los cómics de Blake y Mortimer; las novelas de Stevenson y Salgari; los documentales de Jacques Cousteau; e incluso las películas de Indiana Jones, aunque no es un cómic de acción, sino que tiene ingredientes de thriller político, drama judicial y algo de romance, todo muy equilibrado.

Paco Roca (Valencia, 1969) es el historietista español más relevante en los últimos años; su obra es una garantía de calidad, y cada cómic es distinto. Es autor de Arrugas, El invierno del dibujante, Los surcos del azar, La casa, Confesiones de un hombre en pijama y La encrucijada, por las que recibió cientos de reconocimientos nacionales e internacionales.

Guillermo Corral (Portugalete, 1971), entre 2007 y 2012 fue director general de Política e Industrias Culturales en el Ministerio de Cultura de España, y agregado cultural de la Embajada de España en Washington, así que siguió de cerca la batalla judicial contra Odyssey y la transformó en un guión que narra la historia de Álex, un funcionario novato en el Ministerio de Cultura que se enfrenta a una empresa cazatesoros, llamada Ithaca en la ficción.

Se trata de un guión con ritmo cinematográfico, que apenas necesitaría cambios para su adaptación televisiva. Paco Roca, a pesar de encargarse solamente del dibujo, tiene algunos momentos brillantes. Por ejemplo, en las dos ocasiones que cambia de registro: cuando relata el hundimiento del buque Nuestra Señora de la Merced y cuando Elsa, en el archivo, explica las arteras técnicas de exploración submarina de la empresa Ithaca.

Está muy bien reflejado el funcionamiento del Ministerio de Cultura, ya que en los autores está el ánimo de homenajear a los funcionarios que lograron traer el tesoro, aunque finalmente el afán de protagonismo de los políticos escondiese sus esfuerzos y su trabajo. También es un canto a la Cultura, algo tremendamente valioso, pero que cada vez es más difícil de valorar en nuestra sociedad materialista.

En las páginas de este cómic se adaptan personas reales, como ministros, espías del Centro Nacional de Inteligencia del Gobierno de España, funcionarios buscando argumentos para ganar el juicio a los cazatesoros, abogados y profundidades marinas. Encontramos personajes reconocibles como un ministro que se parece a César Antonio Molina (entonces al frente del Ministerio de Cultura), funcionarios con nombres apenas cambiados, e incluso el jefe de los cazatesoros es clavado al auténtico fundador de Odyssey.

Actualmente, se está poniendo en marcha un proyecto audiovisual, de momento en fase de escritura, en el que participan la productora Señor Mono, la plataforma Movistar+ y la distribuidora alemana Beta Film para adaptar El tesoro del Cisne Negro, con el fin de que el cómic se convierta en una miniserie de seis capítulos que se grabaría en las mismas localizaciones donde se desarrolla la historia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios