La crisis de las bibliotecas Andalucía pierde 20 bibliotecas en dos años pero mantiene el liderazgo nacional

  • La Comunidad cuenta con el mayor número de centros del territorio nacional, aunque queda relegada al decimoquinto puesto por número de usuarios

  • Cataluña, Asturias y Castilla y León reinan en este apartado según el último informe del INE

Fondos de la Biblioteca de Andalucía, ubicada en Granada. Fondos de la Biblioteca de Andalucía, ubicada en Granada.

Fondos de la Biblioteca de Andalucía, ubicada en Granada. / Carlos Gil

Andalucía cuenta con el mayor número de bibliotecas del territorio nacional -968 de 6.458- seguida de Cataluña -850-. Sin embargo, nuestra comunidad queda relegada al puesto decimoquinto por número de usuarios -cerca de regiones y ciudades autónomas con población mucho menor, como Cantabria, Melilla, La Rioja, Canarias y Ceuta-, mientras que Cataluña se hace con el lugar de honor.

Ésta es sin duda una de las conclusiones más llamativas del informe Estadísticas de Bibliotecas, año 2018 (pdf), elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y publicado este pasado martes, que en términos generales arroja cifras poco halagüeñas sobre el evolución de las mismas, tanto en la totalidad de España como en el caso concreto de Andalucía. Según este análisis, nuestra comunidad autónoma ha perdido un total de 20 centros durante los dos últimos años, siendo la tercera en este sentido sólo por detrás de Madrid y Asturias. Aun así, como ya se ha apuntado, es la que todavía cuenta con mayor número de estos espacios.

También descendió un 2% en la totalidad del Estado el número de usuarios inscritos en bibliotecas durante el mismo periodo de tiempo, cifrándose en 2018 en 21,83 millones de personas (17,3 millones de usuarios adultos y 4,4 millones de usuarios infantiles). Según la estadística del INE, "en términos relativos, casi la mitad de la población (el 46,7%) fue usuaria de servicios bibliotecarios", dato que también refleja una disminución respecto a 2016 (47,9%) y a 2014 (47,0%).

En cuanto a la proporción de usuarios por comunidades y ciudades autónomas, Andalucía vuelve a quedar lejos de los puestos de cabeza, donde se sitúan Cataluña (71,9%), Asturias (62%) y Castilla y León (54,4%), quedando relegada al  número 15 con el 34,3% y sólo por delante de Cantabria (30,7%), Melilla (30,6), La Rioja (28,9%), Canarias (21,2%) y Ceuta (16,4%).

El informe también contabiliza el número de visitas a las páginas web de las bibliotecas españolas, que aumentó un 1,5% respecto a 2016 con 194,85 millones de accesos y una media de 4,2 consultas por habitante. También crecieron, aunque con un leve 0,3%, las visitas presenciales respecto a 2016, hasta alcanzar los 197,76 millones.

Made with Flourish

Según consigna este análisis del INE, "casi nueve de cada 10 bibliotecas (el 86,5%) eran de titularidad pública en 2018. La Administración Local tuvo el mayor número (4.073, de las que 3.869 fueron de acceso público). Por su parte, el 13,5% de las bibliotecas era de titularidad privada, el 2,4% universitaria y el 2,4% restante de otra titularidad".

"El número total de bibliotecas públicas disminuyó un 0,8% respecto a 2016 -se añade-. Las dependientes de la Administración Local bajaron un 0,5% y las de la Administración General del Estado un 3,4%. Por el contrario, las de la Administración Autonómica se redujeron un 7,0%".

Respecto a la financiación de las bibliotecas españolas se observa una notable diferencia entre las mantenidas por las distintas administraciones (83,0%) y las promovidas por entidades privadas (13,5%), una proporción que no varía desde 2016.

Desglosada la financiación pública, el 52,6% del total recae en en los Ayuntamientos y entidades locales, el 17,6% en la Administración Autonómica, el 9,3% en la Administración General del Estado y el 7,0% en las Diputaciones Provinciales. Estos porcentajes tampoco registran cambios respecto a 2016.

En el apartado de préstamos domiciliarios por comunidades y ciudades autónomas, con un total nacional según tasas por habitante de 1,7, Andalucía figura en segundo lugar con 2,1, sólo por detrás de Murcia (2,9).

En cuanto a la evolución de los fondos de las bibliotecas españolas, el informe señala un crecimiento del 1,7% respecto a 2016, con un total actual de 291,44 millones de documentos (61,8% de libros, 12,3% de documentos electrónicos y 7,2% de documentos sonoros y audiovisuales).

Crecen también todos los porcentajes referidos al libro electrónico en las bibliotecas españolas: los fondos se incrementaron un 21,3% respecto a 2016 (19,56 millones en 2018, el 6,7% del total frente al 5,6% de 2016); se prestaron 4,20 millones de ejemplares (casi cuatro veces más que en 2016, con 1,12 millones) y aumentaron el número de lectores en estos dispositivos (un 1,3%) y el número de dispositivos mismo (un 12,6%).

En el apartado de conectividad, el informe registra que Andalucía ofrece conexión a internet desde el 88,9% de sus centros -muy cerca del total nacional, cifrado en el 91,8%-, queda también cerca de la media en la oferta de wifi -73,1% frente a 75,7%- y la supera en accesibilidad desde el entorno virtual: el 68,4% de las bibliotecas andaluzas pueden consultarse en internet, mientras que sólo lo son el 66,9% del total nacional.

Por último, el informe detalla que "el personal de las bibliotecas españolas estaba compuesto por 24.941 personas en plantilla en 2018 (equivalente a 20.729 empleados a tiempo completo) y 3.515 colaboradores en concepto de becarios y voluntarios (equivalente a 1.419 a tiempo completo)". Esta cifra supuso un aumento del 0,4% respecto a 2016. Sin embargo, "el personal colaborador descendió un 7,3%".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios