fórmula uno gran premio de austria

Hamilton mira al récord del 'Kaiser'

  • El británico quiere igualar a Schumacher en un Mundial marcado por el Covid-19

  • Fernando Alonso apunta a un regreso a Renault

  • Carlos Sainz, con McLaren antes de su paso a Ferrari

Dos miembros de la escudería Ferrari pasean por el 'paddock' del Red Bull Ring de Spielberg. Dos miembros de la escudería Ferrari pasean por el 'paddock' del Red Bull Ring de Spielberg.

Dos miembros de la escudería Ferrari pasean por el 'paddock' del Red Bull Ring de Spielberg. / FLORENT GOODEN / efe

El inglés Lewis Hamilton (Mercedes) apunta al récord del alemán Michael Schumacher, único séptuple campeón, en un Mundial de Fórmula Uno marcado por la pandemia del Covid-19 y que arrancará este fin de semana en Austria, sede de la primera de las ocho carreras inicialmente programadas, todas a puerta cerrada.

El certamen, plagado de aplazamientos y cancelaciones, debía haber arrancado a mediados de marzo en Australia, donde sólo minutos antes del primer libre se anuló la prueba. Y la pandemia pospuso su comienzo hasta que el Red Bull Ring de Spielberg albergue a partir de hoy, con fuertes restricciones de personal y grandes medidas de seguridad sanitarias, el primer Gran Premio del Mundial; en el que Hamilton -que con su sexta corona superó al argentino Juan Manuel Fangio- intentará igualar los siete títulos del Kaiser.

En el Red Bull Ring arrancará su sexta temporada en lo más alto del automovilismo Carlos Sainz, de 25 años, protagonista del bombazo del confinamiento: en 2021, Sainz será compañero de Leclerc en Ferrari, equipo con el que firmó un contrato de dos años; y su asiento en McLaren lo ocupará el australiano Daniel Ricciardo, que, a su vez, deja uno libre en Renault.

Eso disparó de nuevo la habitual rumorología acerca de un hipotético regreso de otro español, Fernando Alonso, que, según informó ayer la cadena Ser, podría regresar a la escudería francesa incluso esta misma temporada pese a que en un principio su vuelta se vislumbraba para 2021. No sé si va a volver o no con nosotros, pero seguro que si volviera, estaría supercontento", dijo ayer Esteban Ocon, uno de los pilotos titulares del equipo Renault F1.

Mientras tanto, Hamilton, de 35 años, centró la atención las pasadas semanas al erigirse en gran activista contra el racismo, a raíz del brutal asesinato del afroamericano George Floyd.

El espectacular campeón de Stevenage recibió apoyo inmediato de su escudería, Mercedes, que, como gesto solidario, pintará de negro sus flechas de plata en el Red Bull Ring, una pista de 4.318 metros a la que está previsto dar 71 vueltas para completar un recorrido de 306,5 kilómetros. Se trata de un circuito de frenada y tracción, de vuelta corta y rápida, donde -con neumáticos de compuestos C2 (duro, reconocible por la raya blanca), C3 (medio, raya amarilla) y C4 (blando, roja)- hoy arrancan los entrenamientos libres; que se completarán mañana, horas antes de la calificación que ordenará la parrilla de salida.

El holandés Max Verstappen (Red Bull), que el año pasado repitió el triunfo de 2018 en el circuito propiedad de su escudería, se presenta como principal opositor a los objetivos de Hamilton, a los que también se opondrá el monegasco Charles Leclerc (Ferrari), que, al igual que el neerlandés, aspira a convertirse, en este atípico torneo, en el campeón mas joven.

Al lado estarán las enormes medidas de precaución sanitarias -todo el personal deberá presentar un negativo en el Covid-19 en un test de un máximo de cuatro días de antigüedad-, y entre los cambios destacan los fuertes recortes presupuestarios que pretenden mantener la sostenibilidad de este gigantesco negocio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios