Análisis

Todo es felicidad en el Athletic con Marcelino

  • La recuperación de jugadores clave como Muniain y Raúl García, con 5 goles en 5 partidos, y haber ganado la Supercopa a Real Madrid y Barcelona, cambian completamente al equipo.

Marcelino García Toral Marcelino García Toral

Marcelino García Toral / EFE

Marcelino García Toral está teniendo un impacto tremendo en el Athletic, muy por encima incluso de las expectativas de los más optimistas. Con él todo es felicidad en un equipo que en apenas diez días ganó un título que quedará para el recuerdo y en tres semanas ya encandila a la afición bilbaína.

Números

Los números con Marcelino son destacados: 5 partidos, 4 victorias y 14 goles a favor. Perdió el primero ante el Barcelona en San Mamés (2-3) y ganó los cuatro siguientes: al Real Madrid (1-2) y el Barça (2-3) para llevarse la Supercopa, al Ibiza en Copa (1-2) y al Getafe (5-1) en su primer triunfo en liga. Al Barça, Ibiza y Getafe, además, remontando. El de Villaviciosa gana en todas las competiciones.

Un título ganado al Barça y Madrid

Marcelino ha arrancado a lo grande, con un título que será inolvidable por conquistarlo en la pandemia, pero más aún por la entidad de los rivales. Un torneo corto ganado a Madrid y Barça colma las aspiraciones del 'athletizale' más exigente.

Muniain de dulce

De todo lo que ocurre con el nuevo técnico, lo que más impactante es Iker Muniain. El capitán, ya pieza capital para Gaizka Garitano, ha trasladado en su regreso a la banda izquierda su buen rendimiento en la media punta. Incluso lo ha mejorado. Muniain sorprende hasta a balón parado, donde resulta que tiene "un guante", según destacó el propio Marcelino. El golpeo era la gran carencia del primer Muniain y ahora uno de sus elementos diferenciales. Consecuencia, un gol, cuatro asistencias y el pase a Iñaki Williams en el gol decisivo de la Supercopa. Aún así, los números no reflejan toda la aportación del '10' rojiblanco.

Raúl García: 5 goles en 5 partidos

Lo de Raúl García ha sido como un renacimiento. Ha pasado de irrelevante y camino a un final de carrera antes de lo esperado, al rematador incisivo y letal dentro del área de sus mejores años. Bien surtido por sus compañeros, en cinco partidos cinco goles. Los dos primeros al Madrid en el Supercopa le rehabilitaron y los tres siguientes confirmaron que ha vuelto y que en breve firmará su renovación. Algo que estaba en entredicho y ya no tiene duda.

Williams, fundamental

Aunque Muniain y Raúl acaparan los focos, Marcelino dejó claro a su llegada que la viga maestra del proyecto es Iñaki Williams, su profundidad y velocidad. No ha destacado lo que sus compañeros de ataque, pero Williams ya suma con el asturiano dos asistencias y dos dianas. Una, la preciosa rosca a la escuadra que tumbó definitivamente al Barça en la Supercopa y dio un título.

Otros recuperados

Marcelino llegó a Bilbao para, entre otras cosas, regenerar el equipo, pero se la jugó con los veteranos, con Oscar de Marcos y Dani García por iniciativa propia y con Mikel Balenziaga obligado por los problemas de Yuri Berchiche. Y le funcionó. Hasta el punto de que De Marcos es una de las caras del nuevo Athletic y, como Raúl y también Balenziaga, se ha ganado la renovación al final de la temporada

Vencedor y Villalibre

Aunque ha tirado de la vieja guardia, el asturiano ha hecho un guiño a la cantera que los dirigentes quieren que potencie: Unai Vencedor. Un medio centro valiente con balón que ayuda a Muniain a montar el ataque. Sus envíos largos a la carrera de Williams ya son un signo de identidad de este nuevo Athletic. En el que ya es un icono Asier Villalibre, oportuno goleador en La Cartuja, donde puso la cara a la celebración de la Supercopa. También pone voz y la música. Lo hace en el grupo Orsai, en el que es cantante y trompetista junto a compañeros De Marcos, Dani García, Balenziaga, Mikel Vesga e Iñigo Lekue. Otra muestra de felicidad en el Athletic, la que ha llegado con Marcelino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios