UD ALMERÍA | El Acta de Vivancos

Agazapados, a la espera del asalto final

  • Pasamos en unos días de la euforia por disfrutar con la reacción de los Darwin o Muñoz a tener que hacernos a la idea de contemplar el siguiente encuentro a puerta cerrada; al final ni eso

Este gesto de Darwin celebrando un gol tardará varias semanas en poder volver a verse. Este gesto de Darwin celebrando un gol tardará varias semanas en poder volver a verse.

Este gesto de Darwin celebrando un gol tardará varias semanas en poder volver a verse. / Javier Alonso (Almería)

Mientras redacto estas líneas debería de haber estado analizando el partido de la UDA en Albacete. El choque que supuestamente iba a ser el de la confirmación de la recuperación, una vez que los recientes fantasmas del pasado, aquellos que igual nunca identificaremos, parecían haber quedado en el olvido. Pero no, aquí me encuentro enclaustrado, huérfano de múltiples emociones, todas las que cada fin de semana sentimos los que amamos al deporte en general y a la UDA en particular.

Se pasó en unos días de la euforia por disfrutar con la reacción de los Darwin, Juan Muñoz, Maras, etcétera, a tener que hacernos a la idea de contemplar el siguiente encuentro a puerta cerrada. Ojalá que hubiese sido así durante dos semanas, porque hubiera significado el haber podido medio controlar una crisis que al final está siendo de envergadura, además de histórica para mal, por los siglos de los siglos.

Es de esperar y desear que el número de infectados y de fallecimientos comience a disminuir paulatinamente, una vez pasados los 14 días de confinamiento nacional, y que a partir de ahí toda la actividad se vaya normalizando, pero sea como fuere la incertidumbre invade nuestras mentes. Mientras los admirados equipos de sanitarios y doctores trabajan a destajo por nuestra salud, un servidor debe mirar más allá en el convencimiento de que la solución llegará y que desde ese instante se abrirán diferentes posibilidades de cara a la finalización de la presente temporada.

La UDA tiene mimbres suficientes que necesitaban ser integrados para que mostraran su mejor versión, sobre todo tras la reconversión en el mercado de invierno

Quiero pensar que será posible, con la ayuda de las altas temperaturas, que de una u otra forma dé tiempo a dilucidar las posiciones finales en la clasificación de cada conjunto, aunque haya que adaptar el término de esta campaña y el comienzo de la siguiente. Si no lo pensara así y creyera que desde la actual tabla clasificatoria habría que tomar decisiones, estaría pensando en que esta crisis iba a durar muchos más meses, y estoy convencido de que no va a ser así.

Por lo tanto, habrá que estar avispado en la manera de afrontar una mini temporada inédita y una segunda parte de campeonato quizá intensa por la acumulación de jornadas. Y en este punto vuelvo a ser optimista, pues la UDA tiene mimbres suficientes que necesitaban ser integrados para que mostraran su mejor versión, sobre todo tras la reconversión en el mercado de invierno. Incluso, volverán ya recuperados varios lesionados decisivos para dar la cara en el rush final de temporada. Cuando se haya controlado el brote y se vuelva a la normalidad, uno se acordará de cualquier decisión o acción que no se tomó con frialdad en momentos clave de zozobra y de recuperación.

Con respecto al problema legal que se puede suscitar con la finalización de los contratos a 30 de junio, a buen seguro que se encontrará algún resquicio legal u orden de altas instancias para poder continuar sin problema alguno hasta mediados de julio, por poner un ejemplo. Ahora toca resguardarse en espera del asalto final. Lo logré, pude terminar esta misiva sin nombrar expresamente al bicho, no me da la gana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios