Voleibol Unicaja

Álex Fernández, inconformista, pide más

  • El líbero, talismán para Unicaja Almería en sus dos años previos en la escuadra ahorradora, sigue hablando de “margen de mejora” del grupo

Álex Fernández acomete una recepción Álex Fernández acomete una recepción

Álex Fernández acomete una recepción / Diario de Almería (Almería)

A Alejandro Fernández Rojas hay pocas cosas que le sorprendan de la Superliga, una competición que se conoce como la palma de su mano y que ha levantado en tres ocasiones con dos clubes distintos. Ese trío de títulos fue consecutivo, los dos primeros con Unicaja Almería, a donde ha regresado para dar la cara en todas las pistas. Una de las más complicadas año tras año, y por motivos más que obvios e históricos, es la de Los Pajaritos, en Soria, donde se vivió ni más ni menos que lo esperado por parte de los blanquiverdes: “No fue ninguna sorpresa, la verdad, ya que sabíamos que iba a ser un partido difícil y más con la nueva incorporación de Ignacio Sánchez, al que ya conocemos como juega y la calidad que tiene”.

A eso se suma que “siempre Soria es una cancha difícil para jugar”, lo que, como no podía ser de otro modo para un jugador de su experiencia y de su amor a este deporte, no es negativo sino algo muy positivo: “Los Pajaritos siempre tiene una buena afición que hace que se note el calor de la gente desde la pista, además de que no para de animar a su equipo, y eso es muy bueno para el voleibol español”. Por ello, y por el ‘saber sufrir’ que aplicó Unicaja Almería, lo tiene caro: “La verdad es que la valoración de la victoria es positiva, ya que era un partido complicado y el equipo pudo reaccionar, como ha demostrado otras veces en momentos difíciles de presión, y eso es importante, pese a no entrar bien en el inicio”.

Sin más, “es para estar contentos con la victoria”, la sexta sobre seis, además con rotaciones en el equipo titular como una demostración fehaciente de que lo tantas veces repetido, incluso desde antes del arranque del nuevo proyecto verde, es la pura realidad: “Eso es lo bueno que tiene este equipo, que todos podemos jugar y que todos podemos aportar, y todo eso también se demuestra en el entrenamiento de la semana, pero ante todo es bueno que el equipo siga ganando y funcionando con cualquier jugador que esté en la cancha el fin de semana”. De inicio hubo una doble novedad, con Dani Macarro por el centro y Fran Ruiz por cuatro, más luego la participación de Borja Ruiz y de Víctor Viciana.

Sobre el colocador precisamente Álex Fernández hace una mención especial por todo lo que hay detrás de su vuelta a las canchas de juego: “Realmente estamos muy contentos con la vuelta de Víctor, que ha tenido una lesión difícil y muy larga, y que ya esté jugando es una alegría para todo el grupo”. Claro está, tiene lectura también en lo personal: “Como amigo, me alegro mucho porque ya se lo merecía después de todo lo que ha pasado, y esperemos que esto sea un no parar ahora”. Con la ‘incorporación’ del ‘10’ verde, el equipo eleva el techo al que puede llegar: “Pienso que con la vuelta de Viciana este Unicaja todavía tiene bastante margen de mejora, pero el tiempo irá diciendo”.

Una cosa no quita a la otra, y un colocador no anula a otro colocador, con un muy notable reconocimiento del experimentado líbero hacia Rubén Lorente: “Si es que lo está haciendo de maravilla y tiene una evolución increíble; todavía es joven y más para su posición, pero la aportación es de diez, pero ahora con la vuelta de Víctor tanto el propio Rubén como todo el equipo lo notará”. Álex Fernández no se corta en la valoración de su compañero: “Estamos hablando del mejor colocador español que tenemos actualmente, o sea, que poco a poco en todo se mejorará”. Lo cierto es que se partirá en ese avance desde una posición de privilegio como es la de ser líderes, así que mucho buenos se ha hecho hasta el momento.

En todo caso, y hablando la voz de la experiencia y de la sensatez, “estar primeros es importante y te ayuda a tener un extra de motivación para seguir trabajando y mejorando para estar preparado cuando vengan lo momentos importantes del año, pero pese a que sí que cada vez está más cerca el primer objetivo de ser cabezas de serie en la Copa del Rey, la mentalidad que tenemos que tener ahora es la de pensar en el grupo y seguir trabajando para mejorar en todo lo posible”, advierte. El canario no se precipita y espera acontecimientos, “ya a final de año se verá en qué posición está el equipo para la Copa”, y mientras lo da todo: “Personalmente cada vez me voy encontrando mejor, siguen pasando los fines de semana y la motivación va subiendo, así que muy contento y con ganas de seguir aportando”.

Lo inmediato es San Sadurniño, un plantel con “jugadores que ya han estado en la Superliga varios años y tienen buen nivel, lo que se traduce en que será un equipo competitivo y en que se jugará un partido bueno, ya que ellos lo están haciendo muy bien, aunque sea un recién ascendido”. Por tanto, “no nos podemos confiar, es un grupo que lleva años trabajando y están bien entrenados, así que debemos ir concentrados y hacer un buen trabajo”, asegura, antes de reservar otro para la grada del Moisés Ruiz: “En el partido pasado en casa contra Urbia Vóley Palma fue increíble cómo la afición estuvo con nosotros, así que ojalá se repita igual”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios