DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Voleibol

Amado sólo piensa en los títulos

  • El norteamericano supera en tiempo récord su lesión de espalda

Amado, en un remate. Amado, en un remate.

Amado, en un remate.

Regresó este pasado sábado Nick Amado, que minimizó al máximo el tiempo para la recuperación de una inoportuna lesión de espalda que le hizo perderse finalmente solo un partido. Sus ganas, su actitud y su carácter le hacen no querer perderse ni un segundo de su estancia en Unicaja Costa de Almería, primero en llegar y último en irse día tras día. Ello no pasa desapercibido para nadie, capaz de ‘contagiar’ todo el ‘buen rollo’ y la motivación, permanente en él. Está claro que sufrió en Vecindario y que fue inmensamente feliz en el Moisés Ruiz tan solo una semana después: “Me sentí genial, fue realmente agradable para mí poder salir y competir muy fuerte en la cancha nuevamente, después de tener que ‘tomarme una semana libre’. No tarda en desvelar lo ha acelerado su recuperación, “estoy emocionado por las próximas tres semanas”. El tres manda, porque hay trío de competiciones en la esquina.

Ante todo, la salud, como es lógico, y el central está en este momento en plenitud a la hora de afrontar los retos, física y mental: “Mi espalda está al 100% bien ahora; a veces suceden cosas que te detienen un poco, pero estoy al cien por cien y por eso estoy listo para entrenar duro las próximas tres semanas”. Es feliz en Unicaja Costa de Almería por muchos motivos que ya ha explicado, incluso los externos al club, el clima, la gastronomía, la ciudad, el carácter de la gente… pero también por internos propios de la estructura y mecanismo de funcionamiento de la entidad ahorradora: “Tengo la suerte de contar con nuestro excelente equipo médico y nuestro fisio, que pudieron ayudarme a superar este problema”. Además, agradece el apoyo que tuvo en ese momento de lesión, ya que lo pasó mal pisando pista, vestido, pero sabiendo que no podía participar en el juego en un choque en el que los verdes sufrieron.

En ese sentido, el norteamericano reconoce que sufrió: “Sí, ningún deportista quiere sentarse allí como lesionado y ver a tus compañeros de equipo jugar, pero tengo la plena fe en mis compañeros y en nuestro cuerpo técnico, por lo que realmente sabía que podrían manejar el partido y vencer, como finalmente hicieron”. Muy lejos de su casa, en su primera experiencia fuera de Estados Unidos, este fin de semana pudo mitigar en parte su añoranza al producirse una ‘concentración USA’ en el Moisés Ruiz, puesto que Ushuaïa Ibiza Vóley llegó con dos de tres compatriotas que tiene en la Superliga: “Fue genial ver a Jordan y Julian otra vez aquí en casa; son grandes personas y grandes jugadores de voleibol, por lo que siempre es gratificante poder hablar y ponerse al día con ellos”. Desvela que “por lo general, cuando nos vemos, hablamos mucho de nuestras experiencias hasta ahora y nos aseguramos de que a todos nos vaya bien”. Como no, hay saludo para el ‘lucense’ Matthew Knigge.

No necesita Nick Amado meditar demasiado para ver a un Unicaja Costa de Almería campeón, puesto que se remite a la realidad diaria y la que dictan los números: “Veo que ganamos todo, entrenamos duro todos los días y hemos mejorado a cada paso, de un modo progreso, así que no hay razón por la que no podamos ganar títulos”. Ante la acumulación de partidos y la diversidad de los mismos por tratarse de tres de la Superliga entre los que se intercalan dos de la CEV Challenge Cup, y a su vez entre medias de ambos uno u ojalá que dos de Copa del Rey, otra respuesta fácil: “Somos deportistas profesionales, por lo que tener partidos consecutivos como los que nos tocan ahora es parte de nuestro trabajo y forma de vida; hacemos todo lo posible para asegurarnos de que nuestros cuerpos sean máquinas bien lubricadas que nos brindan el mejor soporte para que podamos jugar lo mejor posible”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios