TENIS DE MESA ADAPTADO

Ansiado retorno a la competición internacional

  • Francisco Mario Rodríguez retoma en Almería, tras muchos años de parón, la práctica de una disciplina en la que es actualmente subcampeón de España y número 1 del ranking de la categoría 6 de discapacitados físicos

Ansiado retorno a la competición internacional Ansiado retorno a la competición internacional

Ansiado retorno a la competición internacional

Empezó a competir en 1988, cuando tenía 13 años de edad, logrando el primero de los siete Campeonatos de España que atesora en trayectoria en 1992, con 17. Por distintas causas físicas y laborales, el granadino Francisco Mario Rodríguez Rodríguez se vería obligado a dejar unos años más tarde el tenis de mesa adaptado que tantas alegrías le estaba dando, pero desde que se instaló en tierras almerienses junto a su mujer y sus dos hijas, hace ya tres años, ha retomado una disciplina en la que actualmente es subcampeón nacional y número 1 del ranking de la clase 6 de discapacitados físicos.

A sus 43 años, el jugador internacional, que nació con parálisis cerebral, se subió el pasado mes de junio al segundo cajón de la cita estatal celebrada en Antequera, renovando por completo su motivación y sus ilusiones deportivas y fijando su mirada en el segundo torneo internacional en el que estará presente en la última década. El evento será del 15 al 18 de noviembre, en Pabellón de Deportes de El Toyo, donde se citará con los mejores jugadores paralímpicos españoles y también mundiales en el PTT Spanish Open F40.

"Espero que en esta ocasión pueda templar los nervios y al estar arropado por mis compañeros y familia rinda a un mejor nivel", comenta Rodríguez sobre su próxima cita y recordando su participación en el Open de San Cugat el pasado verano, "donde acusé la falta de competición internacional y no salieron bien las cosas". El de Granada, ahora afincado en Almerimar, se prepara a conciencia para la cita de Retamar del mes que viene y tiene sesiones preparatorias cuatro días por semana con su entrenador Juan Carlos Vidal y sus compañeros del CTM Vícar, con los que compite en la máxima categoría regional SDHA, una liga inclusiva en la que juega ante rivales sin ningún tipo de discapacidad física.

"Quiero agradecer a Grupo Balsera, a mi fisio Pablo Mora y sobre todo a mis familiares el apoyo que me prestan día a día para que logre mi sueño de volver a competir en un torneo internacional", afirma el deportista que reside en el Poniente y que se ha marcado como objetivo lograr en 2019 su octavo Campeonato de España 27 años después de ganar el primero. A eso se le llama regresar por la puerta grande.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios