baloncesto clasificación del mundial 2019

Un tres de tres

  • España doblega a Bielorrusia en un choque sin brillo

El ala-pívot español Pablo Aguilar intenta taponar la penetración del bielorruso Beliankou. El ala-pívot español Pablo Aguilar intenta taponar la penetración del bielorruso Beliankou.

El ala-pívot español Pablo Aguilar intenta taponar la penetración del bielorruso Beliankou. / STRINGER / efe

La selección española sumó en una actuación carente de brillo su tercer triunfo en la fase caslificatoria para el Mundial de 2019 ante Bielorrusia, a la que derrotó en Minsk tras un ajustado final en el que sufrió más de lo previsto.

El equipo que dirige Sergio Scariolo, quien no pudo contar en la convocatoria con jugadores de la Euroliga ni de la NBA, dominó el choque desde el principio a pesar de perder el segundo y tercer cuartos ante un oponente que planteó batalla.

En el día de su debut nacional, Javier Beirán anotó tres triples que abrieron la primera brecha al final de un primer cuarto que terminó con 10 puntos de ventaja a favor de España (15-25).

En la reanudación el panorama cambió. Los bielorrusos encontraron en ataque a un inspirado Liutych y apretaron en defensa, logrando bloquear las ofensivas de un rival que se atascaba una y otra vez y sólo fue capaz de anotar cinco puntos en siete minutos, lo que ajustó el choque peligrosamente (27-30, minuto 17).

Un parcial de 6-0 al comienzo de la segunda mitad, con el quinteto inicial de nuevo en pista y unos buenos minutos de Fran Vázquez, volvió a poner las cosas en su sitio y otorgó a los españoles su máxima ventaja.

Pero España se relajó y Bielorrusia, tras un triple de Kudrautsau, puso a los bielorrusos a un punto tras culminar un parcial de 18-7 (52-53, minuto 28).

La respuesta llegó también desde la línea de 6,75 a través de otro debutante, Rodrigo San Miguel, y de Sergi Vidal, y el tercer cuarto concluyó con una exigua renta y mucho que trabajar en los diez últimos minutos (59-63).

De nuevo, la fulgurante salida de España, esta vez en el último cuarto, le permitió tomar aire y, con un nuevo tirón, enfilar la recta final con un colchón que parecía suficiente.

Un triple de Colom, quien acabó como máximo anotador español (17 puntos), pareció sentenciar el partido a tres minutos y medio del final (71-83), aunque el combinado bielorruso fue capaz de situarse a un punto con ocho segundos por delante. Una antideportiva a Kudratsau evitó males mayores a los españoles.

España volverá a jugar el lunes en Zaragoza ante Montenegro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios