Deportes

Buen ambiente y sones rocieros para la Virgen de Fátima

  • La romería fue punto de encuentro y convivencia en la que tuvo un año más un papel predominante la gastronomía

La última edición de la Romería en honor a la Virgen de Fátima, celebrada el pasado domingo, ha vuelto a resultar un rotundo éxito tanto en la participación como en el buen ambiente durante el transcurso de esta jornada festiva. La de este año volvió a transcurrir por el nuevo camino al igual que el año pasado y también finalizó en el Pabellón del Recinto Ferial.

La Romería en honor a la Virgen de Fátima partió a las diez de la mañana de la Parroquia de La Fuensanta del municipio de La Mojonera para dirigirse por la Avenida de Europa en dirección a la intersección con "la pista" por donde discurrió en dirección norte hasta el camino de las tierras blancas para entrar en el Recinto ferial al que accedió por la entrada noreste.

Un gran número de romeros acompañó a la imagen de la patrona por el recorrido hasta entrar en el Pabellón Ferial que este año ha vuelto a ser el lugar en el que se han celebrado tanto la misa como la jornada de convivencia vecinal.

La liturgia estuvo acompañada por el buen hacer del Coro Virgen de Fátima que se ha convertido en todo un referente del buen trabajo y la constancia y es hoy en día una de las mejores agrupaciones de nuestra provincia.

Al terminar la misa comenzó la fiesta que los vecinos de la Mojonera dedican a su patrona la Virgen de Fátima, comida, bailes y sobre todo muy buen ambiente, amenizado por el grupo Costa Azul.

La Romería de La Mojonera supone un punto de encuentro y convivencia vecinal en el que tiene un papel predominante la gastronomía. Los romeros comparten todo tipo de viandas y platos tradicionales alrededor de su patrona entre los que destacan el ajoblanco, las migas, las patatas a lo pobre, las "fritás" por citar algunas de las excelentes muestras de nuestra gastronomía de las que se disfruta en la Romería de La Mojonera. Tampoco faltaron en esta jornada la carrera de cintas a caballo, ni los hinchables que hicieron las delicias de los más pequeños.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios