VOLEIBOL Unicaja desea ser como en sus entrenamientos

  • Ignacio Sánchez ejerce como capitán de la plantilla ahorradora, dando un paso al frente tras la “dura derrota” en la final de la Supercopa y así abriendo “un camino que será muy largo”, con nuevo inicio el sábado

Ignacio Sánchez. Ignacio Sánchez.

Ignacio Sánchez. / (Almería)

Falta algo, y ese algo se va a localizar con urgencia para así poder hacer justicia a las horas de dedicación y calidad que completan los entrenamientos en el seno de Unicaja Almería. Lo tiene muy claro uno de sus protagonistas, un Ignacio Sánchez al que le toca dar la cara como primer capitán de un grupo en el que confía “a muerte y sin fisuras”, y al que no le sirven ni las excusas ni las actitudes derrotistas: “Claro que ha sido una derrota dura, pero no nos podemos caer a la primera; es solo eso, una derrota, esto es un camino muy largo y el planteamiento que hay es solucionar aspectos tácticos que no hemos hecho bien, seguir entrenando con más esfuerzo y con más intensidad para poder llegar a obtener ese ritmo de juego que creemos que tenemos y que todavía no hemos mostrado, o lo hemos hecho de modo esporádico”.

Ha reconocido que ahí está “el pensamiento” de una plantilla con capacidad para el mejor voleibol, como se ha visto en los entrenamientos, aunque no se haya florecido como equipo en los partidos: “Estoy muy seguro de que se reaccionará bien, y digo lo mismo que dije la semana pasada, cuando se conoció que yo era capitán, y lo repito, que tenemos un buen grupo, hay que consolidarlo, y tendré que, junto con el cuerpo técnico, ver cómo lo abordamos, porque sí es verdad que necesitamos un empujón, o no sé…, hay algo que falta y se va a hacer todo para encontrarlo, para que este equipo reaccione, porque yo, que estoy todos los días en la pista, he visto cómo juega este equipo, y he visto cómo se entrena, y hace falta algo para trasladar eso al campo”. Se pone a prueba, desde el minuto uno, esa piña y esa unión.

En ese sentido, Ignacio Sánchez sí sabe que hay una gran ocasión con un nuevo principio asomando al horizonte cercano de la semana. Comienza la Superliga este sábado, trayendo consigo una de las grandezas del deporte: no se puede quedar el ancla puesta en ningún momento, porque la corriente no para de fluir: “Empieza la liga, una liga además muy competitiva; ya hemos visto que hay equipos muy fuertes y nosotros tenemos que estar ahí y luchar y pelear contra todos ellos, porque para eso se ha creado este equipo, es decir, estamos aquí para lo mismo que estábamos el año pasado, y el anterior, y el anterior y así sucesivamente, y empieza liga y es un nuevo comienzo, una nueva semana, un nuevo trabajo…, y enfocados el partido a partido, que dirá mucho, la continuidad y mantener esa línea homogénea respecto a la competición, porque va a ser muy importante de cara a la clasificación”.

"Estoy en pista y sé cómo se entrena, y eso hay que llevarlo al partido"

En ese panorama, no hay rival sencillo, siendo el primero en cruzarse en el camino de los ahorradores el remozado Arenal Emevé Lugo, revelación del año pasado al llegar desde la Superliga 2: “Este año los dos ascendidos vienen bien reforzados, y Lugo no lo sé muy bien, pero ya estuvo el año pasado e hizo un grandísimo papel”. No puede decir mucho sobre el cuadro lucense que abrirá el Moisés Ruiz después de tanto tiempo: “No sé casi nada, más bien sé poco; está Loeches como colocador, que he jugado con él en Soria, y Víctor Bouza también, jugadores que llevan muchos años en la liga, y sobre fichajes no estoy muy puesto”. No es falta de respeto al rival, sino centrarse en la clave actual de los verdes: “A nosotros nos da igual Lugo o sea quien sea, porque tenemos primero que hacer nuestro juego, y a partir de que eso lo consigamos, que se ponga delante el que sea, pero trabajar para nosotros ahora”.

No se queda ni siquiera con que Unicaja Almería sigue estando incompleto: “Nos falta una pieza bastante importante, la de Javier Jiménez, y estamos esperándolo para que se incorpore cuanto antes, pero tampoco podemos esperar a que llegue como un milagro, sino que tenemos que currar para cuando llegue él y se incorpore, ayude de manera positiva; tenemos que seguir trabajando igual que si estuviese él”. Al cubano le está costando más que a los demás dejar la situación atrás, y a colación de la COVID-19, tampoco cabe excusa: “Ha sido una situación especial, pero para todos, así que no nos sirve como excusa para haber hecho el partido que hicimos, ni mucho menos”. Es más, “dentro del tiempo que hemos tenido, hemos hecho una buena pretemporada, hemos hecho lo que teníamos que hacer y falta cohesionar este nuevo grupo, que lo hemos hecho por momentos, pero hay que consolidarlo”.

Y claro, lo dicho antes, rápidamente llega una reválida que se piensa aprovechar en el colofón de una semana de reflexiones, puestas en común y aportación de vías de acceso directo desde el momento del partido hasta el Unicaja Almería del entreno: “Lo bueno que tiene el deporte es que cada fin de semana te da la oportunidad de cambiar el papel que has hecho en el último partido, como los exámenes, evaluación continua; hay que ir progresando, de menos a más, y mantener ese ritmo de juego de manera constante… tras encontrarlo”. Toca una semana, si se quiere, de ‘caza del tesoro’, que es una expresión muy ajustada a la realidad porque el juego propio es el bien más preciado de un equipo campeón. Se tiene, pero hay que llegar a él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios