VOLEIBOL | Superliga

Charly Jiménez ‘pondrá el hombro’ para levantar la Superliga

  • El receptor alicantino avanza firme, pero sin precipitarse, en el proceso de recuperación de su lesión, con la mirada puesta en volver a la pista en Teruel y viendo al mejor Unicaja Costa de Almería de la temporada

Charly Jiménez poco antes de lesionarse el hombro en Copa del Rey Charly Jiménez poco antes de lesionarse el hombro en Copa del Rey

Charly Jiménez poco antes de lesionarse el hombro en Copa del Rey / D.A. (Las Palmas)

En la que fue su casa durante dos campañas, con éxitos deportivos excepcionales sobre todo en la segunda, la 2017/2018, Charly Jiménez tiene puesto un objetivo a corto plazo, tan corto como de una semana: volver a jugar. Su último partido fue la semifinal de la Copa del Rey, el sábado 6 de febrero, y su vuelta podría producirse el domingo 7 de marzo, que es la fecha establecida para un gran clásico del voleibol español como es un CV Teruel-Unicaja Costa de Almería. Ganó un triplete vestido de naranja, precisamente frente al cuadro ahorrador al que ahora defiende, y no se le pasa otra cosa por la cabeza que levantar la Supercopa con la elástica verde en un bloque que llega “reforzado” al tramo definitivo de la competición. Terceros sí o sí, en Los Planos no habrá conformismo y espera: “Nos jugamos mucho, porque más allá del puesto en la tabla, nuestro objetivo es llegar en las mejores condiciones al playoff, y creo que es una buena prueba para nosotros el partido en Teruel”.

Del conjunto aragonés dice maravillas, “es un gran equipo, lo está demostrando”, y además un duelo entre ambos siempre tiene el ‘picante’ necesario. En esta ocasión “es una gran prueba de fuego para ver en qué punto estamos de cara a ese playoff; puede ser que, en un futuro, si todo sale bien, sea un rival para nosotros, y creo que puede ser un buen test”, añade un Charly Jiménez que tiene un mensaje para todo un mito como Thomas Ereu: “Lo sigo considerando como mi segundo padre, es una persona que a mí me ha ayudado mucho tanto personal como deportivamente, creo que es un ejemplo a seguir para cualquier deportista, cada día lo demuestra más; a mí sinceramente no me sorprende (su récord de puntos con Teruel), porque es un jugadorazo que se supera cada día; no sé dónde está su límite, hace años que me hago esa pregunta y ojalá algún día pueda llegar a ser la mitad de lo que es él”.

La admiración es el primer paso para ofrecer tu mejor versión ante el rival, aunque a este alicantino no le cuesta entender correctamente la rivalidad. En ese sentido le fluyen las palabras dedicadas a Filip Gavenda, lesionado: Esta mala suerte de caer nunca sabes cuándo te pueden tocar, y al final, pues mira, una pieza fundamental para ellos, la del opuesto, les ha tocado; quizá ahora mismo sí está pesando esa baja, quizá les esté pasando un poquito de factura, pero, en definitiva, es un buen equipo con buenos jugadores; ojalá que se recupere lo antes posible, más allá de que seamos rivales, porque yo, que lo estoy viviendo también, sé que no es nada fácil mantener el físico, pero sobre todo lo mental; a nadie le gusta, todos queremos estar cuanto antes, pero a veces hay que pensar en uno mismo, en recuperar, es lo que le deseo y a partir de ahí ya veremos nosotros”.

Sobre ese ‘nosotros’ cabe una descripción de un equipo lanzado y crecido a pulso, de ir superando adversidades y críticas: “No sé si habríamos firmado ser terceros, pero es verdad que creo que el equipo, por todo lo que hemos vivido, que no empezó de la mejor manera posible, o no fue lo que se podía esperar…, nosotros siempre confiamos cien por cien, sabíamos que teníamos y que tenemos un equipazo, lleno de grandes jugadores, y al final era un poco cuestión de tiempo, de darnos margen, de conocernos e ir mejorando; hemos pasado por muchas situaciones buenas, pero sobre todo malas, hemos aprendido mucho de los baches que hemos tenido y eso, quizá, nos ha llevado a esta situación, la de que Unicaja Costa de Almería está en su mejor momento”. Se tienen esas sensaciones en el mejor momento: “Afrontamos el playoff de la mejor manera posible”.

Se irá a por la SVM, ojalá, con todos a tope, “intentando los jugadores que hemos estado tocados apurar al máximo para llegar a la lucha por el título”, a lo que añade una reflexión: “Veo a los otros equipos, que también tienen sus baches y sus malos momentos, y al final nos veo a nosotros muy reforzamos después de las situaciones malas”. Su deseo, claro: “Ojalá podamos llegar lo más lejos posible, daremos todo nuestro cien por cien, todos con muchas ganas del último tramo de la temporada, el del último título, el del título más importante”. En cuanto a su concurso, confía en la recuperación absoluta en breve espacio de tiempo: “Ahí andamos, recuperándolo; es verdad que ahora mismo me encuentro mejor, pero no sabemos en el punto en el que estoy, porque la semana pasada intentamos apurar hasta el último momento para llegar al partido de Palma y a mitad de semana tuve una pequeña recaída, y decidimos volver a parar, no forzar más, para llegar al playoff; poco a poco”.

Se muere de ganas por regresar, “ojalá pueda coger unos minutos en Teruel, porque me encontraba en un momento muy bueno tanto física como mentalmente, con esa confianza, y he tenido una pequeña recaída”, reconoce, pero se consuela con que “el equipo igualmente está jugando muy bien, hemos cumplido en este caso con el objetivo, que era asegurar la tercera plaza, e iremos durante la semana viendo cómo evoluciona el hombro para estar lo antes posible”, añade. Inevitables las cábalas en la mente sobre cruces, es más de tener los pies en el suelo y solo despegarlos para hacer punto: “Todo es suposiciones, pensar cosas que ahora mismo no han pasado, pero bueno, nosotros en este momento pensamos que hemos hecho todo el trabajo, entre comillas, no podemos ni subir ni bajar de posición, y los cruces dependen de los otros; el que nos toque, bienvenido sea, porque ya ahí depende de nosotros”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios