fútbol liga santander

Sin Cristiano y sin Messi

  • El clásico entre el Barcelona y el Real Madrid se disputará el domingo sin las dos grandes estrellas mundiales por primera vez en nueve años

Messi sigue con el brazo en cabestrillo el Barcelona-Inter. Messi sigue con el brazo en cabestrillo el Barcelona-Inter.

Messi sigue con el brazo en cabestrillo el Barcelona-Inter. / enric fontcuberta / efe

Durante casi una década, la Liga presumió de tener el mayor duelo individual que vender dentro de un deporte colectivo, la tremenda pelea entre Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, pero el domingo el Camp Nou asistirá al primer clásico sin ambos colosos en nueve años.

Aquellos duelos fueron legendarios y muchos lo situaron a la misma altura que las batallas épicas libradas en el pasado por Larry Bird y Magic Johnson en la NBA, Ayrton Senna y Alain Prost en la Fórmula 1 o Mike Tyson y Evander Holyfield en boxeo.

Pero Cristiano Ronaldo se marchó a la Juventus antes de empezar la temporada y Messi se lesionó el sábado ante el Sevilla para dejar el clásico huérfano de grandes estrellas. En este caso, las mayores del mundo del fútbol.

Fue en julio de 2009 cuando Cristiano Ronaldo llegó al Real Madrid. Aquel también fue el año en el que Barack Obama se convirtió en el nuevo presidente de Estados Unidos, Michael Jackson falleció en su mansión de Neverland y el Barcelona se coronó como el equipo de fútbol del momento al conquistar su tercera Copa de Europa de la mano de Messi y Guardiola.

El portugués llegó como el intento más decidido del Real Madrid para tratar de sacar de la cima al conjunto azulgrana y con el "advenimiento" de Cristiano Ronaldo se inauguró una nueva era en los clásicos del fútbol español, que pasaron a otra dimensión.

Manuel Pellegrini era el entrenador en aquella primera temporada del portugués, aunque sólo duraría un año antes de ser sustituido por José Mourinho. Fue entonces cuando los clásicos elevaron su efervescencia con enfrentamientos muchas veces tan exagerados en su pasión que resultaron hasta desagradables.

En total se registraron 32 duelos directos entre ambos futbolistas y Messi ganó 14 de esos enfrentamientos, mientras Cristiano Ronaldo venció en ocho y otros tantos acabaron en empate. El argentino marcó 19 goles y el portugués hizo uno menos. Fueron partidos que no hicieron otra cosa que agrandar la leyenda de ambos.

El último enfrentamiento ocurrió el 6 de mayo pasado, un choque intrascendente en el tramo final de una Liga que el Barcelona ya tenía en el bolsillo mientras el Madrid preparaba su asalto a una Liga de Campeones que conquistaría por tercer año consecutivo.

Fue el 26 de mayo, diez minutos después de ganar esa nueva Copa de Europa, cuando Cristiano Ronaldo sugirió que aquella final ante el Liverpool había sido su último partido con la camiseta blanca. Lo impensado comenzaba a hacerse realidad y el 10 de julio se oficializó su traspaso a la Juventus.

Ahora llega el primer clásico español de la nueva temporada. Y lo hará con un Real Madrid en crisis, entre otras cosas porque le faltan los goles del portugués.

Por su parte, el Barcelona es el líder fundamentalmente porque Messi sigue marcando diferencias, aunque el miércoles no le echó de menos -al menos estadísticamente- en el sencillo triunfo 2-0 ante el Inter de Milán.

"A Messi siempre se le echa de menos, pero lo queremos echar de menos ganando", razonó el miércoles Ernesto Valverde, el técnico del Barcelona.

En contraste, el centrocampista blanco Isco dijo el lunes sobre Cristiano Ronaldo: "No podemos estar llorando por alguien que no ha querido estar aquí".

Un detalle interesante será ver qué audiencia tiene el partido del domingo sin las dos grandes estrellas. Más de 650 millones de espectadores en todo el mundo siguieron los últimos con Cristiano Ronaldo y Messi. Ahora, sin figuras de ese tamaño que exhibir, la Liga se encomienda al valor que tienen los escudos de Barcelona y Real Madrid para exportar su "producto". En cualquier caso, lo que es seguro es que se acabó una era en la historia de los clásicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios