VOLEIBOL | Superliga

Diedhiou tira de optimismo: "Queda mucho y estamos en buena dinámica"

  • Se confiesa encantado con la mejora sustancial de la Superliga 20/21 y con la distribución de partidos en miércoles y sábado: “Me encanta competir; tras seis meses parados, disfrutar de lo que más nos gusta”

Diedhiou confía en el equipo que se ha confeccionado este curso Diedhiou confía en el equipo que se ha confeccionado este curso

Diedhiou confía en el equipo que se ha confeccionado este curso / D.A. (Almería)

Cuando Sean Thornton fue encarnado por John Wayne, a Jean Pascal Diedhiou le quedaban 41 años para nacer. Ahora, a sus 27 recién cumplidos, 68 después de un estreno cinematográfico tan importante como el de ‘The quiet man’, sabe que al final de la película es cuando llega la pelea. No es spoiler, pero si esa cinta va de ganarse el respeto entre unos códigos de conducta concretos, cuando llegue el momento de pelear para demostrar, tanto el central como su equipo estarán preparados. Ahora no es el momento de convencer a nadie, sino a si mismos, y de mejorar, porque se sabe que se necesita y que se está logrando: “Hemos tenido un comienzo distinto a los demás, pero estamos en buen camino; todavía nos falta mejorar en algunos aspectos, pero en principio hemos empezado bien, ganando el primer partido de la temporada, que da motivación, y en el segundo comenzamos bien, pero en el tercer set se fue; estamos en una buena dinámica, a trabajar y a conseguir el objetivo”.

De hecho, solo hay que mirar dos semanas atrás, en los dos choques que envuelven el debut liguero ante Lugo: “Se ha evolucionado mucho desde la Supercopa, claro que sí, totalmente, así que sobre el partido de Guaguas y lo que se ha generado ahí en las redes, yo, la verdad, no lo miro mucho, porque pienso que acaba de empezar y a esto le queda todavía mucho, muchísimo, muchísimo; toca esperar para poder sacar conclusiones, es muy ‘temprano’ aun para eso, porque nosotros estamos en una buena dinámica, y con el trabajo que estamos haciendo ahora creo que vamos a construir mucho y a conseguir lo que serán grandes sorpresas para algunos”. Se estará a la altura de las circunstancias de una Superliga mucho mejor: “Este año los equipos se han reforzado y va a haber muchas sorpresas; repito que esto acaba de empezar y que ya iremos viendo cómo se va desarrollando, pero las va a haber en la liga y eso es lo bueno, esto hacía falta que tuviésemos, esto se necesitaba en la competición y nos va a venir muy bien a todos”.

Tranquilo, pacífico, pero “siempre motivado”, encantado de primero tener ‘pelea’ en el propio equipo para hacerse un hueco en la formación titular “porque eso es lo que te hace seguir mejorando y crecer como jugador”. Jean Pascal, sin prisa, “es lo que a mí me gusta, creo que siempre en el centro he tenido competencia dura, siempre me han apretado, y cada año vas aprendiendo, cada año ‘robas’ experiencia a cada compañero, de eso se trata, de mejorar cada temporada, subir experiencia, mejorar y corregir lo que te falta a base de mirar a tu compañero, cómo trabaja, y que todo ello sea una competencia sana, y motivarte”, literalmente: “Yo estoy al cien por cien motivado”. Han pasado los años, y lo ve en Alejandro Vigil: “La diferencia respecto a cuando éramos juveniles en Tenerife es que ahora, evidentemente, tiene mucha más experiencia, ha mejorado mucho en todo, bloqueo, ataque…, y es un modelo”.

Toca, en ese contexto, recibir a un Melilla con el que “hay que tener cuidado, porque además en este momento no hay que fiarse de ningún equipo, así que lo suyo sería centrarte, hacer tu trabajo, en plan jugar seriamente, sin fiarte de ninguno y darle a tope, porque si no, te llevas la sorpresa”. La escuadra norteafricana llega muy fuerte, “Melilla se ha reforzado con Javi Monfort y ha hecho buenos números, es un buen refuerzo para el equipo, más los fichajes que ha hecho en verano”. En ese sentido, si se mira la clasificación, lleva dos de dos victorias, uno de los seis equipos que se mantienen invictos, y no pasa nada, sino más bien es conveniente, decir que “ahora mismo están ellos como favoritos, si podemos decirlo así”.

Eso sí, se abre el templo de nuevo, el Moisés Ruiz es un refugio y el central lo sabe y lo siente: “Jugar en casa, sentirse arropado de tu gente, siempre da un plus; a mí personalmente me encanta jugar en el Moisés, girarte y ver a tu gente, que te amina en los momentos duros y malos… eso nos va a ayudar mucho esta temporada, es un placer jugar en casa y sentir el apoyo, aunque no sean todos; los pocos que sean son un plus para nosotros”. En cuanto a él, como el equipo, piensa corresponder a ese cariño y a ese aliento que se reciben desde la grada: “Sí noto que me aproximo a ese momento en el que lo dejé el año pasado, tengo muchas ganas, muy motivado y poco a poco van a salir las cosas; tengo confianza en trabajar, se van a sacar los resultados y hay que darle a la pelota; el año pasado me salió muy bien, y este año me voy encontrando cada vez mejor”.

Como no, sacar lo de casa es clave para la clasificación, si bien este partido contra el Melilla de Salim Abdelkader es clave al avecinarse dos salidas seguidas, ambas fuera, además, antes de regresar otra vez al Moisés Ruiz, si bien las dos serán en cuatro días, primera jornada de miércoles: “El tramo de tres hay que afrontarlo con la tranquilidad de ganar este fin de semana, todos van a ser partidos complicados; este, si lo ganamos, y tenemos que ganarlo, nos va a venir muy bien para afrontar dos partidos fuera que no van a ser fáciles, Boiro y Almoradí, para después regresar ante Soria”. Por tanto, “es importante llegar fuertes, darle a tope este fin de semana y aprovechar después la experiencia de Europa”, dice un Diedhiou al que le encanta competir: “Esto es lo mejor, poder hacerlo sábado y miércoles es mucho, pero me encanta, y después de seis meses parados esto es una alegría, poder disfrutar de lo que nos gusta, poder jugar dos partidos por semana, y mejor aun ganarlos, que es lo que vamos a hacer”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios