tenis abierto de australia

Djokovic avanza sin sudar

  • El serbio, en semifinales después de que Nishikori, lesionado, se retirara

  • Nadal busca esta mañana la final ante Tsitsipas, sorpresa del Abierto

Novak Djokovic devuelve una de las pocas pelotas en las que Kei Nishikori mostró algo de competitividad. Novak Djokovic devuelve una de las pocas pelotas en las que Kei Nishikori mostró algo de competitividad.

Novak Djokovic devuelve una de las pocas pelotas en las que Kei Nishikori mostró algo de competitividad. / RITCHIE TONGO / efe

Novak Djokovic (1) accedió a las semifinales del Abierto de Australia sin apenas fatiga después de que el japonés Kei Nishikori (9) abandonara por lesión muscular y se enfrentará por primera vez al francés Lucas Pouille, quien puso fin al sobresaliente torneo del canadiense Milos Raonic (16). El serbio y el galo se medirán mañana en la segunda semifinal del primer Grand Slam de la temporada. En la primera, programada para las 9:30 de la mañana de hoy, Rafa Nadal intentará sorprender a Stefanos Tsitsipas, la gran revelación del Open australiano.

El número uno mundial selló su pase a semifinales en Melbourne por séptima vez, probablemente en la ocasión más cómoda de todas ellas, después de que su rival abandonara cuando el marcador lucía 6-1 y 4-1 a su favor.

El japonés probablemente acusó el esfuerzo realizado en su partido frente a Pablo Carreño Busta (23), en el que se impuso por 6-7(8), 4-6, 7-6(4), 6-4 y 7-6(8) en un duelo que se prolongó más allá de las cinco horas.

"También ha sucedido algo en el partido pero básicamente ha sido consecuencia del largo partido que jugué. Ha sido muy duro tomar la decisión de abandonar. A partir del cuarto juego he empezado a sentir un dolor que me estaba molestando mucho, no podía apenas saltar con el servicio", explicó el tenista japonés al término del partido.

También valoró al nipón el tenista de Belgrado, a quien deseó una pronta recuperación: "Si hubiera estado en condiciones, hubiera salido a luchar como siempre hace. Me sabe mal por él. Es un jugador que ha tenido que lidiar con las lesiones en los últimos años y venía de jugar partidos muy duros aquí".

Además, el número uno, quien explicó tras su anterior partido frente al ruso Daniil Medvedev (13) que las sensaciones no fueron buenas, se enfrentará en la siguiente ronda al francés Lucas Pouille (26), quien venció en la otra semifinal al canadiense Milos Raonic para colarse, por primera vez en su carrera, en unas semifinales de un Grand Slam. En el duelo ante ambos, Raonic no pudo aprovechar su potente servicio, ese que lo llevó a eliminar a jugadores de la talla de del australiano Nick Kyrgios, el suizo Stan Wawrinka o el alemán Alexander Zverev (4).

Tras acceder a la siguiente ronda, Pouille se convirtió en el séptimo tenista francés en llegar a las semifinales del major australiano, después de que sus compatriotas Patrick Proisy, Yannick Noah, Nicolas Escudé, Arnaud Clement, Sebastien Grosjean y Jo-Wilfried Tsonga también quedasen entre los cuatro mejores en ediciones pasadas.

Tras la próxima actualización de la lista ATP, Lucas Pouille ascenderá considerablemente en la tabla, como mínimo catorce posiciones hasta la 17º, después de que cayera en la primera ronda durante la edición pasada.

Será el primer enfrentamiento entre el serbio y el francés a pesar de coincidir prácticamente siete años en el circuito y cuatro como jugadores entre los primeros cien clasificados.

"Pouille es un jugador con mucho talento y a pesar de las dudas en los últimos dos años en cuanto a resultados tiene potencial de sobra para estar en lo más alto", explicó Djokovic con respecto a su rival mañana. "Lo que ha hecho aquí hasta ahora es fantástico, ganar a jugadores como Milos Raonic (16) o Borna Coric (11). Ojalá que estemos frescos y preparados para el partido", agregó.

En este partido, Djokovic buscará una final que podría ser la antesala a su séptimo título en Melbourne Park, que le serviría para superar a su rival suizo Roger Federer (3) y convertirse en el tenista más laureado en el Abierto de Australia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios