FÚTBOL | CORONAVIRUS

El ERTE como salvavidas para clubes modestos

  • Los almerienses Pito y Luis Alcalde militan en el Linense, uno de los primeros clubes en abrir la veda de la suspensión temporal de contratos por culpa de la crisis sanitaria

Pito Camacho, jugador gadorense de la Balona. Pito Camacho, jugador gadorense de la Balona.

Pito Camacho, jugador gadorense de la Balona. / @RBL1912 (Almería)

La crisis del provocada por el coronavirus ha golpeado de lleno, al igual que al resto de disciplinas deportivas, al mundo del balompié. La faceta deportiva fue la primera que se vio afectada, ya que tuvieron que pararse las competiciones en todas y en cada una de las categorías, dejándose notar posteriormente también en el ámbito de la salud, con numerosos casos de futbolistas contagiados en la máxima categoría del fútbol español, que se prepara, como el de otros muchos países, para otra futura crisis, la financiera. ¿Y cómo capear los efectos económicos que genera el parón?

Los futbolistas, que no causan baja federativa, se asegurarían cobrar aproximadamente el 70% de sus nóminas por parte del Estado

En ese sentido, en el económico, una medidas que ya se están empezando a estudiar en estos últimas días para que los clubes de la élite puedan evitar las pérdidas millonarias e incluso el quedarse al borde de la desaparición, como podría ocurrirle a las entidades más modestas, es la del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Por el momento ningún club de las dos primeras categorías del fútbol español ha hecho oficial su decisión de acogerse a esta vía que provoca una suspensión temporal del contrato del trabajador, estableciéndose la obligación del empresario y, por ende, el derecho del trabajador, a la reincorporación a su puesto de trabajo una vez finalice la causa legal que provocó la suspensión de la relación laboral. Un jugador no causaría baja federativa. Las Palmas llegó a anunciarlo, pero finalmente dio marcha atrás al ver que sus empleados no cobrarían el 100% de su sueldo habitual.

La Balona, Sanluqueño, Murcia y Castellón, entre muchos otros, ya han anunciado que lo aplicarán para capear los efectos económicos del parón en el mundo del deporte por culpa del coronavirus

La situación es muy distinta en Segunda B, donde no solamente se negocia una posible bajada de ficha a los futbolistas. Hay que tener en cuenta que numerosas entidades viven de poco más que de lo que genera la taquilla de sus campos, por lo que se ven en la obligación de aplicar un ERTE, como mal menor. La Real Balompédica Linense fue de los primeros clubes de España en hacer pública esta decisión que permitirá a sus futbolistas seguir percibiendo en torno al 70 por ciento de sus nóminas por parte del Estado, incluso en un período en el que la entidad no tiene ingresos. Así, en el plantel del Linense, del que forman parte los jugadores almerienses Pito Camacho y Luis Alcalde, se ha acatado sin problemas la apertura de un ERTE que también han realizado otros clubes de Segunda B como Murcia, Sanluqueño o Castellón, entre muchos otros del fútbol modesto español.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios