Voleibol

Ferrera pone el poso de sabiduría necesario

  • El receptor recuerda que “tras la Supercopa hay que andar con ‘pies de plomo’” y pone en el recuerdo general que “siempre ha costado ganar en Melilla”

Ferrera, en un entrenamiento. Ferrera, en un entrenamiento.

Ferrera, en un entrenamiento.

Pocos jugadores pueden presumir de tener el escudo de oro del club por haber sido parte del mismo durante diez años o más, y uno de ellos es este sevillano que suma ‘perspectiva’ a las situaciones. La actual ha sido de desánimo al tener que asumir que no se dio la talla en la final de la Supercopa el fin de semana pasado, pero lo que tiene el deporte es que no caben ‘lutos’ largos porque este sábado hay nueva ocasión para hacerlo bien. De hecho, conocedor de Melilla como amigo y enemigo, la advertencia está clara: “Va a ser un partido bonito, el pabellón es grande y tiene un buen suelo y va a ser un buen espectáculo, como siempre ha sido allí, donde siempre nos ha costado mucho ganar y, sin ir más lejos, el año pasado yo jugué contra Unicaja Costa de Almería, le pudimos hacer un set e incluso llegar hasta el tie-break”. Es un inicio, encima, y los norteafricanos quieren apuntalar su feudo.

Ahora vestirá de verde otra vez, por lo insiste en la memoria ahorradora: “Nunca es fácil jugar en Melilla y con esa mentalidad vamos, con la fuerza de sacar el partido”. Eso sí, no olvida el contexto inesperado en el que se llega al debut de una nueva temporada en la Superliga, la 2019/2020: “Después de la Supercopa hay que andar con los pies de plomo, pero nosotros viajaremos fuertes y estamos desando de, este fin de semana, jugar y demostrar lo que tenemos lo que no hemos podido demostrar en Teruel”. En ese sentido, el rival va a obligar a la mejor versión ahorradora, sin la menor duda: “Sé un poco por Salim, porque hablo con él de vez en cuando, y sé que se han hecho mejores fichajes; con Marlo y Fran de cuatros y Paco de líbero la verdad es que va a mejorar mucho el equipo, los extranjeros lo hacen bastante bien también… le deseo lo mejor, aunque tengan a Unicaja y Teruel para comenzar”. En circunstancias normales se podría pensar que “su liga empezará en la jornada 3 y seguro que lo van a hacer muy bien”, pero a Mario Ferrera no lo ve tan claro.

No se le escapa que esto es deporte de élite y que los dos finalistas de la pasada edición de Superliga tendrán que darlo todo para doblegar al buen conjunto formado en la ciudad autónoma, una casa en la que experimentó un renacimiento profesional al regresar a su posición ‘vital’ de receptor: “Le tengo cariño, allí me trataron súper bien y creo que ese cariño es mutuo”. Sí que le habría gustado llegar algo más lejos en las filas melillenses, pero las cosas, siendo incluso sede de la Copa del Rey, no fueron como se esperaba en un principio: “Habría sido de otra manera si no nos lo hubiéramos jugado todo, la permanencia, en el último partido de la fase regular, pero el año, con todo, fue bueno”. Abundando al respecto, el beneficio va a ser para Unicaja Costa de Almería: “Mirándolo para mí, me sentí muy bien, entendí que tengo todavía juego para atacar y para sacar, para jugar de cuatro, pude demostrar eso y por eso precisamente he vuelto aquí para darle fuerte a la pelota”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios