Deportes

Francisco dimite al frente del Córdoba a dos semanas de comenzar la temporada

  • El almeriense se hartó de la situación por la que pasa el club verdiblanco y rescindió su contrato

El técnico almeriense entrenó ayer por la mañana con el Córdoba y luego anunció su marcha. El técnico almeriense entrenó ayer por la mañana con el Córdoba y luego anunció su marcha.

El técnico almeriense entrenó ayer por la mañana con el Córdoba y luego anunció su marcha. / EL DÍA DE CÓRDOBA

Francisco dijo ayer adiós al Córdoba. Apenas 35 días después de ser presentado como nuevo técnico del conjunto verdiblanco, el almeriense, tras varios amagos, se hartó de la situación por la que atraviesa el club cordobés y rescindió su contrato a falta de dos semanas para el comienzo de la nueva temporada.

A Francisco le prometieron a su llegada unas condiciones que se han ido incumpliendo. Según avanzaba El Día de Córdoba ayer, la crisis comenzó con los problemas de límite salarial del club y la imposibilidad de realizar incorporaciones en el mercado e inscribir nuevos futbolistas.

El almeriense ya había pedido explicaciones durante todo este tiempo, recibiendo siempre de la Directiva cordobesa la promesa de una rápida solución. Un mes más tarde, esta sigue sin llegar, el inicio de la Liga está a la vuelta de la esquina y el Córdoba continúa sin poder moverse en el mercado de fichajes.

La gota que colmó el vaso de la paciencia del técnico almeriense cayó en la tarde del miércoles, cuando aparecieron los primeros rumores acerca de la dimisión de Francisco.

Esa tarde, el técnico suspendió el entrenamiento vespertino, en una jornada de doble sesión de trabajo. En un principio, el motivo aparente eran las altas temperaturas en Córdoba, aunque más tarde se supo la verdadera causa, la falta de jugadores para realizar un entrenamiento táctico. Francisco empezó la pretemporada con una decena de jugadores del equipo filial que poco a poco han ido saliendo de la dinámica del primer equipo, y las lesiones de dos jugadores habían llevado al técnico a disponer tan solo de 16 jugadores de campo para el entrenamiento de esa tarde.

El almeriense, harto de la situación, se habría dirigido a la sede del Córdoba con el fin de rescindir su contrato esa misma tarde, puesto que tenía de tope hasta el día 1 de agosto para rescindir su contrato sin tener que abonar la cláusula de rescisión. Sin embargo, ningún miembro de la Junta Directiva del club habría recibido al almeriense, que se resignó a hacer un último entrenamiento, el de ayer por la mañana, antes de volver a acudir a la sede de la entidad para resolver la situación.

Francisco se despidió de los futbolistas de la plantilla al término de la sesión del jueves y posteriormente negoció su salida con el club. A pesar de haber sobrepasado la fecha límite del 1 de agosto, club y técnico llegaron a un acuerdo para la rescisión del contrato del almeriense, que dejaba así de ser entrenador del Córdoba, que ayer mismo se ponía a negociar con José Ramón Sandoval su regreso al banquillo de la entidad.

Francisco había llegado este mismo verano al Córdoba y tenía contrato hasta el 30 de junio de 2019, pero la relación entre el técnico almeriense y la Directiva del club se había ido deteriorando de manera progresiva durante los 35 días que ha permanecido en el club ante la imposibilidad del club por acometer incorporaciones y las promesas no cumplidas de una rápida solución del problema.

El técnico explicaba tras su salida, en declaraciones recogidas por Córdoba Deporte, que a los quince días ya no le ilusionaba el proyecto verdiblanco, donde le "faltaba información en la parcela deportiva" y "nadie cogía el teléfono".

"En los primeros quince días me faltó mucha información de la parcela deportiva y se hacía cosas que yo desconocía; luego vino el límite salarial y eso ha afectado mucho. A partir de ahí, nadie me cogía el teléfono", señalaba Francisco, que lamentaba también que "no había partidos de pretemporada, solo uno a 1.600 kilómetros al que yo no quería ir", lo que hizo que "poco a poco se fuera llenando el vaso".

Francisco califica la experiencia como "desagradable, como entrenador está claro que es la peor que he tenido", declaraba a Córdoba Deporte.

Pese a su marcha, Francisco podrá entrenar a otro club esta misma temporada, ya que todavía "no estaba inscrito en la federación. Había muchas cosas sin firmar y muchas cosas sin hacer", comentó el técnico en este mismo medio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios