Deportes

Guilherme, un premio como castigo

  • El jugador se marcha hoy a Brasil con el beneplácito del club y no regresará hasta el 9 de enero

Comentarios 1

La Unión Deportiva Almería y Guilherme han acordado una especie de 'cese temporal de la actividad' al objeto de que el jugador logre sentar cabeza.

Recurriendo a la terminología matrimonial, ambas partes se han dado un plazo (tres semanas) para intentar reconducir su relación y evitar así el divorcio o ruptura definitiva.

El plan, que cuenta con el beneplácito de la entidad rojiblanca, es que el brasileño se traslade a su país natal -viaja hoy mismo- para desconectar junto a su familia y reflexionar acerca del comportamiento que está llevando a cabo.

En el club se han cansado de sus actos de indisciplina, trufados de correrías nocturas por él mismo reconocidas, pero antes de cortar por lo sano han tirado de diplomacia planteándole un ultimátum: o se reconduce o tomarán medidas más drásticas contempladas en el reglamento de régimen interno.

De hecho, si no se han adoptado ya es porque el joven lateral zurdo firmó un largo contrato de seis temporadas del que le restan tres campañas por cumplir y el presidente sigue confiando en su potencial deportivo para poder sacar un rendimiento económico a través de un futuro traspaso.

El jugador ha hecho propósito de enmienda y quiere ser una persona nueva cuando regrese allá por el 9 de enero. La 'broma' le costará al equipo prescindir de sus servicios los tres próximos partidos: Espanyol, Xerez y Villarreal. Hugo, que lo ha expulsado en más de una ocasión de los entrenamientos, lo da por bueno si sirve para que vuelva centrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios