VOLEIBOL

Iribarne se reencuentra con el equipo en el que debutó en Superliga

  • El receptor almeriense se forjó en la cantera ahorradora, pero luego se curtió en Melilla

Iribarne regresa al pabellón Javier Imbroda, que fuera su casa en su etapa en el Melilla Iribarne regresa al pabellón Javier Imbroda, que fuera su casa en su etapa en el Melilla

Iribarne regresa al pabellón Javier Imbroda, que fuera su casa en su etapa en el Melilla / Diario de Almería (Almería)

No solo es obligado, sino que es incluso ‘sano’, y a ello ha dedicado el equipo parte del tiempo después de caer en Teruel: toca revisar, analizar y aprender. Eso sí, esto no supone una merma en la confianza depositada en el proyecto por parte de todos y cada uno de los componentes de la plantilla ahorradora, entre los que emerge el más joven de todos, Fran Iribarne, para poner desde ya el punto de mira en el inicio de la Superliga. Es el más apropiado para contextualizar el debut liguero en el Javier Imbroda, puesto que fue su primera casa como profesional: “Se lo agradezco mucho porque me dieron un voto de confianza muy grande, recién salido de la Permanente, que era juvenil de tercera, me quisieron para ser titular indiscutible en Melilla, y la verdad es que esa confianza siendo tan joven te viene muy bien para tu desarrollo como jugador”. Así fue, y Fran Iribarne cumplió con creces antes de volver al verde.

Sobre su ex equipo, ya le gustó la versión inicial que lució en el Torneo Ciudad de Fiñana durante esta pretemporada, en la que Unicaja Costa de Almería ganó dos veces al cuadro dirigido por Salim Abdelkader, pero con el matiz de que el rival no había rodado nada: “Les faltaba un central bastante bueno marroquí de muy buenas cualidades -que finalmente serán dos, Mohamed Ennakhai y Hamza Ouyachi- y además ha fichado a un segundo colocador también marroquí -El Mahdi El Hajame-por lo que tengo claro que Melilla va a pelear esta año, seguro, y este fin de semana nos va a plantear un partido duro, que es su primer encuentro, encima en su casa… lo van a poner bastante difícil, seguro”. En su viaje ‘al centro de la emotividad’, Fran rememorará sus dos primeros años como profesional con cariño, “me han tratado muy bien y siempre que voy tengo muy buena sensación, muy contento”, confiesa, pero con un último recuerdo en verde, la consecución de su primer título, de la Copa.

Hay mucho a lo que ‘volver’ para retomar el buen camino emprendido durante esta pretemporada, que ha merecido mucho la pena: “Lo que ha sucedido en Los Planos no echa por tierra lo que se ha hecho en la pretemporada; es un partido, que echas la moneda y sale cara o cruz, pero llevamos siete semanas en las que el trabajo ha sido buenísimo, hemos hecho dos entrenamientos, y puede que me esté pasando, de estar cansados y no hacerlo bien, pero lo demás ha sido a muy buen nivel y en Portugal cogimos mucha confianza también; la Supercopa no puede servir para tirar a la basura toda la pretemporada”. En ese sentido, apuesta fuerte: “Si este sábado nosotros estamos bien, no creo que, entre comillas, debiéramos tener problemas; yo sé que allí es difícil jugar y más con el equipo que han hecho este año, el opuesto y el colocador son muy buenos y van a tener buena conexión, y por el centro están muy bien equipados, y luego por bandas Palharini es bueno y tiene experiencia, así como Fran Fernández, que juega bastante bien… nos lo pondrán bastante difícil”.

Iribarne: "A Melilla le agradezco mucho que en su día me diera un voto de confianza muy grande"

Pero una vez más se apela a la convicción del gran poder aglutinado en la plantilla ahorradora: “Obviamente la confianza en el grupo es absoluta, el equipo se ha confeccionado para ganar tanto la Liga, como la Copa del Rey, y la Supecopa, pero esa no se ha podido, también para llegar lo más lejos posible en Europa, está hecho para eso, y sin ninguna duda, todo el mundo tiene confianza y se va a ganar todo lo que nos sea posible”. Será obligado en una Superliga que exigirá el máximo en cada pabellón: “Me espero una competición bastante parecida a la del año pasado; creo que Teruel ha bajado un poquito, pero sí es cierto que Manacor con Rubén Lorente ganará en calidad, Ibiza con Piero siempre es competitivo al máximo, Palma ha hecho un equipo bastante fuerte también para estar ahí arriba…”. Y luego, ganas de jugar en casa: “Estamos deseando jugar aquí con nuestra afición, que empiece a hervir el ambiente del Moisés Ruiz, y los aficionados saben que en el deporte si algo sale mal no hay manera de echar atrás, pero queda lo mejor, que es echar para adelante, mirar el resto de la temporada”.

Lo ocurrido en la Supercopa ya se ha ‘machacado’ de todas las maneras posibles: “Pienso que sinceramente a Teruel le salió todo también, pero también es verdad que nosotros no fuimos capaces de aprovechar las oportunidades que tuvimos, de ganar por ejemplo el segundo set, que estaba bastante encaminado, y cuando le dejas jugar a un equipo así, las cosas no te salen como tú quieres; no supimos hacer para encadenar un punto con otro punto, Teruel subió y subió y nosotros no supimos cómo pararlo ya”. Con separación clara entre sets, “un mal inicio, fue el colocador al saque y no supimos cómo pararlo, cuando no eran tampoco saques muy fuertes si bien sí estaban bien dirigidos, el segundo fue más peleado, incluso con tres y con cuatro puntos por arriba nosotros, pero al final de set fueron aciertos suyos más que errores nuestros, y el tercero estábamos también encaminados, pero nos caímos”.

En parte, el receptor lo achaca a que “salimos muy tensos, agobiados, porque lo que queríamos y ansiábamos era ganar y jugar bien, como que nos lo debíamos a nosotros mismos”, reconoce. Eso se revirtió en contra: “Salir así no está bien y tu propia sensación te hace que te caigas cuando las cosas van mal”. Vida nueva.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios