VOLEIBOL

El 'MVP' de Almansa, justicia para el jugador de equipo

  • El capitán de Unicaja Almería da la orden de olvidarse de la Copa del Rey para evitar la complacencia e incrementar la ambición de ganar también la Superliga: "Eliminar la idea de que ya tenemos un título"

El 'MVP' de Almansa, justicia para el jugador de equipo. El 'MVP' de Almansa, justicia para el jugador de equipo.

El 'MVP' de Almansa, justicia para el jugador de equipo.

En pleno mes de abril, que es el que profesionalmente siempre tiene marcado en rojo en el calendario, Jorge Almansa cumplirá 28 años. En España solo ha jugado vestido de verde, el color de prácticamente toda su carrera a excepción de un año en Rumanía. Tan así que ha cumplido su particular ’10 Years Challenge’, y eso que no es muy de redes sociales: “Hacía 10 años que me llevé un MVP en Almería en la Superliga Junior, y ahora este de la Copa del Rey; me considero un jugador muy de equipo, que ayudo en todas las facetas del juego, yo tengo un compromiso muy grande, ayudo siempre al compañero para que esté más cómodo, y al final, que se premie eso, que se viese mi trabajo como el mejor del torneo es una ilusión muy grande para mí, mi familia y mis amigos, y el equipo se alegró mucho por mí”.

Pero el capitán, agradecido, sí, y ‘obligado’ a hablar en varias ocasiones como el representante de la plantilla por el éxito cosechado, da la orden de ‘suficiente’: “El ganar la Copa te la ilusión para lo que queda de temporada, Unicaja siempre tiene que intentar ganar los títulos, y es lo que tenemos que hacer, pelear por la SVM, pero incluso olvidándonos de que ya tenemos un trofeo en el tintero porque puede que tengamos la problemática de pensar que ya tenemos uno y que ya no es tan importante ganar, no, de eso nada, hay que darlo todo, viene la Superliga y vamos a darlo todo para intentar ser campeones y sumar otro trofeo más”.

Más claro, imposible para un tipo que habitualmente se expresa así y que tiene a fuego la filosofía del club: “Unicaja como equipo tiene que jugar las cuatro últimas jornadas como de lo que se trata, jugar fuerte para terminar en la mejor posición y tomar sensaciones, coger la mejor forma posible para todo lo que viene y para ese mes de abril, que espero que sea apasionante, que sea beneficioso y que sea el del premio de otra SVM para nosotros; pero sobre todo trabajar muy fuerte y no dejar nada porque se piense en que está todo hecho, ya que lo importante viene ahora y va a ser muy duro si queremos ganar el título”. Considera importante estar ya clasificados matemáticamente, “porque luego el play off depende del momento de forma en el que llegues”.

Al capitán sí le preocupa “terminar en el mejor puesto posible, la verdad, si es primero, mejor, si es segundo, bien, y así en la posición más avanzada en la que se pueda”. Eso sí, no elige: “No tengo preferencias para la semifinal, lo importante es que nosotros estamos ahí matemáticamente ya; habrá que jugar estas cuatro jornadas para quedar en el puesto más alto posible y luego ya a ver con quién nos toca, a darle caña, que quedan dos meses y hay que darlo todo”. Le van los retos: “Es verdad que Teruel está jugando ahora un buen voleibol, Ibiza está también en un nivel muy bueno, y habrá que hacer lo mismo, jugar un buen voleibol y tener un nivel alto, con la salida a Ibiza para mantener nuestra segunda posición y esperar el fallo de Teruel para intentar ser primeros, y si no, hacer nuestro mejor vóley”.

En la terna final de equipos por el título, “claro que sí le doy opciones a UBE L’Illa Grau, porque está demostrando que está jugando muy sólido, está sumando puntos en todos los campos posibles y le da igual contra quién juega, que al final está jugando su voleibol a un nivel altísimo, en todas las pistas está luchando y va a pelear hasta el final para meterse en esos play off, que sería un año magnífico para ellos”, asegura. Pero mira a su Unicaja: “Hay jugadores de mucho carácter aquí y en las finales y momentos importantes son los que tienen que tirar; muchas veces sí que es más importante el carácter y el controlar los nervios y ese jugador peleón, con esa pasión que otro que a lo mejor carece de eso”.

Hablando de jugadores con carácter, “es bonito reencontrarse con Marcilio, porque es un jugador que le ha dado muchísimo a Almería; fue una temporada, pero él demostró lo que es como persona y como jugador, y que vuelva aquí a Almería, aunque sea con otro equipo, es para tratarlo como si fuera uno más de nosotros, porque nos dio mucho, y sí será difícil jugar contra él, porque tiene un nivel y una calidad que en pocos jugadores he visto”. El brasileño es un reclamo para llenar el pabellón: “Será bonito e ilusionante para toda la gente de Almería ver aquí al que fue uno de los mejores jugadores de una temporada mágica”. Ojo, porque viene con un Barça fuerte que nada tiene que ver con lo que dice la clasificación.

De hecho, Jorge Almansa lo dice claro: “Tiene un buen bloqueo con Sergi, Galindo y la pareja de centrales, Bernal y Vlasev, y le faltaba una o dos incorporaciones de nivel que ya han llegado y se ha visto que su nivel ha aumentado mucho y que están haciendo resurgir a todo el mundo, están haciendo jugar mejor a los demás y nos lo van a poner difícil porque se están jugando todo, no descender, y con esa igualdad que hay en la parte de abajo… habrá que dar el máximo si no queremos tener muchos problemas ante ellos”. Pero Unicaja quiere estar en otro plano, y se ha despertado la ilusión europea: “El mensaje de que podemos volver a Europa, que ojalá se concrete y sea definitivo, es súper ilusionante; Unicaja está haciendo las cosas muy, muy bien en todas las facetas, en toda la estructura del club, se ha dado un vuelco muy positivo y es lo que nos falta, volver a Europa”.

La idea seduce a la plantilla y así debería ser con la ciudad: “Que Almería vuelva a tener un equipo en competición internacional, y no puede ser otro que nosotros, el voleibol, el más laureado de España; tenemos que volver y hacer las cosas bien, y poner el nombre de Almería en lo más alto”. Eso sí, jamás pierde la perspectiva de la humildad, la que admira de San Sadurniño en la parte ‘negativa’ de este pasado fin de semana: “El viaje fue muy duro porque son muchas horas en autobús, pero se hizo lo mejor posible y al final se puede decir que fue bueno, pero la pena es el descenso de Sansa, que no han podido estar más de un año en Superliga, equipo humilde, equipo que trabaja y equipo que lo hace todo lo mejor posible, y es una pena que el descenso haya sido contra nosotros, pero ellos seguro que seguirán, tienen una buena estructura, mucha gente de abajo y seguro que volverán”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios