Deportes

Matices para una nueva fisonomía

  • La marca Hidama está en muchos aspectos como el cierre de lamas exteriores o de las estructuras de los puestos y accesos

Hidama ha participado en la remodelación del Mercado Central. Esta empresa ha realizado diferentes trabajos en las instalaciones del mercado, ya que el grupo cuenta con varias empresas especializadas en trabajos de aluminio, cerrajería y acero inox. Entre los trabajos realizados en la plaza de abastos destacan las labores de carpintería de aluminio en ventanas y puertas, los cerramientos de lamas exteriores, las estructuras de puestos y accesos a sótanos, las barandas de chapa interiores y de chapa y vidrio de los accesos laterales. También se han encargado de la instalación de todos los vidrios, así como de la baranda de vidrio de escalera mecánica. El sello de esta empresa almeriense también puede verse en las básculas de las pescaderías y en las barras de las carnicerías.

La empresa Hidama de origen familiar echó a andar a mediados de los años 60 de mano de David Martínez. Sus hijos Juan, David y Francisco, de ahí el nombre de la empresa Hijos de David Martínez SA, siguieron sus pasos. Fue en los 90 cuando su actual gerente, José Juan Martínez, se hizo cargo de la empresa y se creó el Grupo Hidama. Las instalaciones de esta firma almeriense se encuentran en el municipio de Tíjola, en concreto, en la Calle Burgos, 2.

"Actualmente se trabaja bajo este nombre, ya que hay varias empresas en el grupo cada una de ellas especializada en los distintos tipos de trabajos que realizamos, como son aluminio, cerrajería y acero inox".

Esta empresa, que es especialistas en carpintería metálica, sistemas de aluminio, cerrajería y acero inoxidable, pretende que sus productos sean de calidad y que sus trabajos se queden bien sin escatimar en nada.

De la misma forma que buscan siempre una atención personalizada y cercana a sus clientes. "Es una premisa importante atender bien a nuestros clientes, porque es la mejor forma de seguir vivos en estos momentos", aclara José Juan Martínez.

Ofrecer un buen servicio post-venta es otra de las máximas del grupo Hidama, que en la actualidad cuenta con un plantilla de 35 trabajadores entre comerciales y especialistas de taller.

A esta empresa, como a todas la crisis le ha afectado, pero ha adoptado cauces para paliar la coyuntura y seguir ofreciendo sus productos. "Hemos tenido que hacer varios ajustes en personal, hemos tenido que optimizar recursos en el proceso productivo, optimizando tiempos y reduciendo gastos, porque para seguir en el mercado y poder seguir trabajando el precio de venta se ha reducido bastante", señala Martínez, que añade: "Hay mucha competencia y la gente a veces está muy desesperada por trabajar, realizando trabajos sin márgenes e incluso por debajo de los costes, pero en esa política nosotros no vamos a entrar, porque sería pan para hoy y hambre para mañana".

Para continuar también ha abierto su campo de acción que hasta el año pasado era provincial. A este respecto su gerente explica que "desde que comenzara la crisis hemos tenido que abrir fronteras, ya que nosotros solo nos dedicábamos al mercado provincial y es que con la demanda que había en la provincia teníamos suficiente trabajo".

Ahora sin tanta demanda, el grupo Hidama ha empezado, en concreto, el año pasado a realizar trabajos fuera de la provincia. "Ya hemos llevado a cabo trabajos en las provincias de Huelva, Sevilla, Málaga y también en la comunidad de Melilla", concluye José Juan Martínez.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios