Deportes

Muguruza, sin la presión del año pasado

Garbiñe Muguruza. Garbiñe Muguruza.

Garbiñe Muguruza. / Juanjo Martin / efe

Aunque su temporada ha sido irregular, sobre todo en la tierra batida, Garbiñe Muguruza, número tres del mundo, afronta el reto de Roland Garros con la tranquilidad de no tener que defender el título que logró en 2016.

La española parte como una de las favoritas en una edición que vivirá el regreso de dos glorias: Serena Williams y Maria Sharapova.

Muguruza viene de cumplir tres decepcionantes actuaciones en tierra batida en los torneos de Sttutgart, Madrid y Roma. Y en 2017 sólo ha ganado en la superficie dura de Monterrey (México).

Además, la hispano-venezolana no tuvo la suerte de cara en el sorteo del jueves, que la emparejó en primera ronda con Svetlana Kuznetsova, campeona en 2009 y actual número 42 de la ATP.

Pero en una categoría tan abierta como la femenina todo es posible y otros nombres como el de Caroline Wozniacki (número dos), Elina Svitolina (cuarta), Karolina Pliskova (sexta) o la vigente campeona, Jelena Ostapenko, tienen papeletas para vencer.

También tendrán algo que decir las dos dominadoras del torneo de la última década, Serena Williams (ganadora en 2013 y 2015) y Maria Sharapova (2012 y 2014).

Serena, que acumula 23 títulos del Gran Slam, entró en el cuadro principal con ranking protegido, pues no sumó puntos durante varios meses por su baja de maternidad, y se medirá a Kristyna Pliskova (70).

Sharapova, de 31 años, disputará de nuevo Roland Garros después de perderse las ediciones de 2016 y 2017 por su sanción de dopaje, debutando ante Richel Hogenkamp (134).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios