Córdoba cf - ud almería | la crónica

Resucitan a otro muerto (1-0)

  • El Almería se ve sorprendido por el Córdoba, que gana su primer partido

  • Aguza resta al entrar en vez de sumar

Un lance del partido. Un lance del partido.

Un lance del partido. / Álex Gallegos

A poco que baja su intensidad este Almería se vulgariza. En el Nuevo Arcángel la aplicó solo a ratos y acabó viéndose superado por un Córdoba que lograba de este modo su primera victoria en lo que va de temporada, especializándose los rojiblancos durante los últimos cursos en resucitar muertos.

Pero este Córdoba que apenas había rascado tres empates resultó estar muy vivo. Los elogios de Sandoval en la previa sobre el convencimiento con el que Fran Fernández había aplicado la presión adelantada demostraron que el técnico madrileño se tenía bien aprendida la lección.

Desde el primer momento pudo observarse que sus jugadores tenían la orden de buscar el juego directo, con balones en largo para Araújo, Piovaccari o Jaime Romero, evitando de este modo posibles pérdidas en la elaboración del juego desde atrás por culpa de la temida presión que los rojiblancos venían poniendo en liza durante las últimas jornadas.

De tal guisa salió una primera mitad muy equilibrada, con bastantes transiciones, pero en la que por parte visitante apenas pudo contabilizarse un disparo raso desde fuera del área de Juan Carlos Real que detenía el meta Abad en el plano ofensivo. El Córdoba tuvo otra, pero mucho más clara al plantarse Piovaccari en un mano a mano con René que el ariete italiano no supo definir.

Al descanso el marcador no se había movido, pero el Almería se iba sin el concurso de Juan Ibiza, lesionado a la media hora de juego, dejando su puesto en el eje de la zaga a Trujillo.

La segunda mitad arrancó por los mismos derroteros, con la salvedad de que Sandoval debió advertir que el flanco zurdo de los rojiblancos flaqueaba, por lo que volcó toda la producción ofensiva por el costado de Jaime Romero, que abusó de Andoni López. Un zurdazo suyo a los 54 minutos lo repelía René y apenas un minuto después otro jugadón del albaceteño terminaba en remate alto de Piovaccari.

Fran Fernández leyó el peligro y de inmediato daba entrada en el campo a Aguza en lugar de Rioja, que hasta ese instante estaba siendo de lo más productivo en el aspecto ofensivo. El cambio trajo consigo una modificación del dibujo, pasando del 1-4-2-3-1 inicial al 1-4-3-3, pero el trivote que el catalán formó con Yan Eteki y De la Hoz no funcionó como se esperaba y el Córdoba se fue creciendo peligrosamente.

La insistencia califal encontró premio en el 74', cuando una apertura del recién ingresado Touré para Jaime Romero acabó en pase de este para Aguado, que de primeras vio la posición de Piovaccari en el área para que el italiano rematase a gol ante la poblada defensa visitante y la pasividad de Aguza en la gestación de la jugada.

La entrada a la desesperada de Chema en los minutos finales no sirvió para restablecer la igualada. Moraleja: si este Almería no corre más que el contrario se le pone muy cuesta arriba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios