Ciclismo | Vuelta a España

Rohan Dennis se exhibe en Torrelavega

  • El australiano se impone en una contrarreloj en la que Yates reforzó el liderato en su duelo con Valverde

Rohan Dennis, durante la crono en Torrelavega. Rohan Dennis, durante la crono en Torrelavega.

Rohan Dennis, durante la crono en Torrelavega. / EFE

El australiano Rohan Dennis (BMC), que estrenó el maillot rojo en la salida de Málaga, cumplió el pronóstico con una exhibición en la contrarreloj de la decimosexta etapa, entre Santillana del Mar y Torrelavega, de 32 kilómetros, en la que el británico Simon Yates (Mitchelton) reforzó el liderato en su duelo con Alejandro Valverde.

Dennis, nacido en Adelaida hace 28 años, no dio opción en su especialidad, y si dijo en la salida de Málaga que su objetivo era ganar en la capital de la Costa del Sol y en Torrelavega, clavó su deseo con una contundente victoria en la crono larga de la presente edición de La Vuelta a España. Superó en 50 segundos a su compañero y campeón estadounidense Joey Rosskopf y al de España, Jonathan Castroviejo.

El más beneficiado de la crono fue el holandés Steven Kruijswijk (Lotto Jumbo), cuarto a 51 segundos, lo que le permitió saltar al tercer puesto de la general en perjuicio del colombiano Nairo Quintana. El español Enric Mas confirmó su progresión con una sexta plaza 1.03 del vencedor.

La lucha entre favoritos prometía aclarar posiciones y expectativas. Simon Yates aguantó el reto del reloj con un puesto 13, el primero entre los hombres que ocupaban el podio. Superó en el duelo personal a Alejandro Valverde por 7 segundos, ahora a 33 del británico en la general, "un pasito atrás" para el español.

En otro duelo esperado por la jefatura doméstica en el Movistar, Valverde dejó claro que debe ser la baza del equipo español, despejando dudas y con Quintana a 32 segundos por detrás del murciano. "Sigo en la pelea".

Se subió al cajón Kruijswijk, de puntillas y algo alejado de las quinielas, pero en liza a 52 del líder y a 19 Valverde. Se complicó la vida Quintana, aún con dolor de piernas, ahora cuarto a 1.15. Meritorio Mas a 1.30, por delante de 'Superman' López, a 1.34.

Diferencias no definitivas, pero la crono demostró la solidez de Yates, rocoso en montaña y solvente contrarreloj. Una situación de carrera que obligará a sus rivales a arriesgar en las jornadas de este miércoles en el Monte Oiz y en las de Andorra. Los días se acaban y las mejores defensas serán un buen ataque.

La crono tenía dos vertientes: la lucha por la etapa y por la general. El australiano Rohan Dennis (BMC), gran favorito y primer líder de la Vuelta lo dejó claro de inicio. Marcó un registro de 12,10 minutos en el kilómetro 10 que se antojaban invencibles, superando al campeón de España Jonathan Castroviejo y al europeo Victor Campanaerts. Pero el tiempo del ciclista "aussi" lo batió el holandés Steven Kruijswijk (LottoNL-Jumbo) por 5 segundos.

Entre los hombres de la general el mejor es ese punto fue Alejandro Valverde, que superó en 3 segundos a Yates, en 5 a Enric Mas, empeñado en pelearse con los mejores en todos los terrenos, y en 23 a Quintana y Superlópez.

Diez kilómetros más tarde, Kruijswijk ya había bajado el pistón, perdiendo 23 segundos sobre Dennis, primero en el 21 con 27.05. De nuevo el australiano regresaba a la senda de la lógica, sonriente esperando en la silla caliente de meta. Yates no perdía fuelle, perdía 9 segundos con Mas, pero le ganaba 15 a Valverde, que iba a menos, 42 a Quintana y 55 a López.

En la meta situada dentro del Complejo Deportivo Óscar Freire, instalaciones que homenajean al mejor ciclista que ha dado la localidad de Torrelavega, se impuso la lógica por la etapa y solo hubo matices en la lucha por la roja.

Los 37.57 de Dennis no fueron superados por nadie. El australiano se marchará este miércoles de la Vuelta para preparar el Mundial de Inssbruck, donde hará la crono y la prueba en ruta para ayudar a Richie Porte.

Un ciclista procedente de la pista que ha ganado en las tres grandes. Dos veces campeón mundial de persecución por equipos y otras dos en crono por conjuntos en ruta. Dennis llegó a tener el récord de la hora con 52,491 kilómetros.

Ahora llega el inédito Monte Oiz como final de la decimoséptima etapa, que saldrá de Getxo para cubrir 157 kilómetros. Los escaladores a escena. Y Yates tan tranquilo, aún reconociendo la dificultad de la jornada en el País Vasco.

"Todas las etapas son difíciles y no conozco el fina de mañana pero siempre es complicado correr en el País Vasco, además con el calor que está haciendo". Palabras del líder, que se declara conservador, aunque dice que "la mejor defensa en un buen ataque". De momento salió reforzado del terreno que menos le convenía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios