Deportes

Tercer empate liguero de los colchoneros

Santiago Arias y En-Nesyri pugnan por alto. Santiago Arias y En-Nesyri pugnan por alto.

Santiago Arias y En-Nesyri pugnan por alto. / emilio naranjo / efe

El Atlético de Madrid repitió la historia de los dos cursos anteriores y se dejó dos puntos en Butarque (1-1) ante un intenso Leganés que no se doblegó cuando el resultado se le puso en contra. Llegaba el conjunto rojiblanco limitado en su columna, sin tres vértebras esenciales como Godín, Koke y Diego Costa.

Salieron los visitantes ambiciosos pero pronto se dieron cuenta de que enfrente iban a tener un duro escollo, carente de complejos ante los grandes tras imponerse semanas atrás al Barcelona. Solo un disparo alto de Filipe, mediada la primera parte, inquietó.

Tras el paso por vestuarios se vio a un Atlético incisivo, concienciado de que debía poner más de su parte si quería irse con una victoria. Con Savic como estilete en la estrategia y Griezmann y Martins predispuestos a la asociación, aumentó el sufrimiento del Leganés.

Susto aislado al que siguió la respuesta en forma de gol cuando Griezmann, siempre móvil pero menos lucido que en otras ocasiones, asumió la responsabilidad de una falta en la frontal. Impactó el galo con precisión y la pelota se coló pegada al larguero mientras Cuéllar miraba impotente.

Los de Simeone daban sensación de controlar el enfrentamiento, pero permitieron que el Leganés siguiera creyendo. Y de la fe nació el empate. Una falta lateral puesta al segundo palo la remató Rodrigo Tarín. Picó el balón en el césped, dio al larguero y sobre la misma línea remachó Carrillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios