Alejandro marcelo dÁvila. Jugador del CD El Ejido 2012

"Toca pasar página y hay que ser una 'piña' más que nunca"

  • El canterano admite que para el vestuario fue "muy duro" caer ante el San Fernando y apela a "ir todos a una" para poder ganar en Marbella

El jugador sevillano pugna un balón con un rival. El jugador sevillano pugna un balón con un rival.

El jugador sevillano pugna un balón con un rival. / D. A.

Con 19 años de edad y con ficha en el Berja CF, aunque desde la campaña pasada trabaja a las órdenes de Alberto González con la primera plantilla, el sevillano Marcelo debutaba como celeste por primera vez en Santo Domingo y además siendo titular, aunque el resultado del duelo le dejó un amargo sabor el día de su estreno en casa.

-¿Cómo estaba el ambiente en el vestuario tras la derrota ante el San Fernando (0-2)?

Queda un mundo y lo bueno del fútbol es que cada seis o siete días tienes otra oportunidad para levantarte"

-La verdad es que roto. Ahora mismo es un momento duro para todos, han sido dos derrotas seguidas en casa que no esperábamos. Cuando terminó el encuentro nadie hablaba, todos con la cabeza baja... Pero bueno, hay que pasar página y mañana será otro día.

-El equipo, después de lograr la primera victoria como visitante, no se esperaba sufrir luego dos tropiezos en casa...

-Veníamos de la victoria en Ibiza muy motivados, porque sabíamos que si lográbamos resultados positivos en estos dos últimos choques nos meteríamos en la zona alta, pero no han salido las cosas como queríamos y la plantilla está muy tocada.

-¿Qué análisis puede hacer del partido ante los gaditanos?

-Hicimos unos 15 o 20 minutos iniciales muy buenos, con llegadas, con peligro, con una ocasión muy clara de Javilillo que hubiese cambiado el partido. No la enchufa, no la mete y luego te llega el rival una vez y te marca y te toca remar a contracorriente todo el partido. Sí es verdad que el equipo no mostró reacción, no tuvo fluidez, no fuimos capaces de conectar tres pases seguidos. Para colmo la segunda parte empieza con una jugada desafortunada, con un resbalón que supone el 0-2 y se te hace todo más difícil. Es un día muy complicado.

-¿Le deja un sabor amargo su debut como titular en el primer equipo?

-Desde que me dijo el mister que iba a ser titular tenía unas ganas tremendas de que llegara el partido. Había jugado en Segunda B antes, pero nunca aquí en Santo Domingo, los cuatro anteriores los había jugado fuera. Además coincidía con que mi familia había reservado para estar unos días por aquí, que llevaba tiempo sin verlos. Era el día perfecto, pero bueno, jodido porque no hayan salido las cosas.

-Lo positivo es que todavía resta mucha temporada por delante, hay margen de mejora...

-Es la jornada novena. Queda todavía un mundo. Lo bueno que tiene el fútbol es que dentro seis o siete días tienes otra oportunidad para levantarte. Toca preparar el partido de Marbella, todos a una, hay que ir a por los tres puntos porque no queda otra. Tenemos que ser una piña, ahora más que nunca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios