Balonmano

Towanda BM reverdece viejos laureles

  • Exjugadoras del Vícar Goya y BM Roquetas se unen en este entrañable equipo

Las jugadoras, al terminar un entrenamiento. Las jugadoras, al terminar un entrenamiento.

Las jugadoras, al terminar un entrenamiento.

De una cena en noviembre de 2018 surgió todo, era la que celebraba el aniversario del ascenso a División de Honor del Vícar Goya. “¿Y si echamos una pachanga la semana que viene?”, se escuchó entre el primer y el segundo plato, lo que provocó tantas sonrisas como ganas de volver a saltar a la pista. La idea no cayó en saco roto y el ‘guasap’ hizo el resto: “Este miércoles a las 20:00 nos ponemos de nuevo los tenis”.

Dicho y hecho. Exjugadoras del Vícar Goya, del BM Roquetas y fichajes del Granada 74 y Jaén, de nuevo en el pabellón vicario, donde tantas tardes de gloria han dado hace unos años. “En verano, después de algunos amistosos, decidimos formar el Towanda BM. Somos alrededor de 40 jugadoras, todas madres y trabajadoras. Nos estamos dejando el pellejo, existe un gran compañerismo entre nosotras y nos está ayudando muchísimo que Miguel Ángel Florido nos esté entrenando”, dice Romma García, a la par presidenta y jugadora.

El tacto con el balón en los primeros entrenamientos fue lo más complicado. Calidad tienen de sobra en sus brazos, ya se sabe por qué sabe más el diablo. Y no es precisamente por diablo. “Casi todas las jugadoras tenemos entre 33 y 45 años, sólo Mela tiene más, 51”. En sus temporadas como profesional, compartieron vestuario con una entonces bisoña roquetera, que por desgracia se ha quedado sin Mundial: “Algunas vimos los primeros pasos de Carmen Martín como profesional, ya desde juvenil apuntaba maneras de campeona”, dice la presi del Towanda. A propósito, el complejo nombre del equipo sale del grito de guerra de la película Tomate Verdes Fritos: “Lo adoptamos porque es una forma de reivindicarnos a nosotras mismas, es nuestra seña de identidad”.

Horas y horas de entrenamiento, menos marcial que en su etapa profesional. Las pachangas les han servido para darse cuenta de que la madera de campeonas sigue intacta y se han decidido a apuntarse al Circuito Andaluz de Veteranas, que comenzará el domingo 24 en Almuñécar. “Vamos a ganar la competición, desprende ilusión ver cómo juega este equipo. Hay jugadoras que en su tiempo estuvieron en la selección española, poco a poco vamos afinando y creciendo como equipo”, apunta Romma, que agradece a Hispatec que les esté echando una mano con el material y las equipaciones, puesto que ellas corren con la mayoría de los gastos.

Uno de los amistosos disputados. Uno de los amistosos disputados.

Uno de los amistosos disputados.

“Amamos el balonmano y el ambiente que se genera en el vestuario. Además, el pabellón se llena con nuestros hijos, algo que nos reconforta", explica la presidenta, que echa la vista atrás, a los buenos años del balonmano femenino almeriense, y la tristeza le envuelve por la crisis, la maldita crisis que se llevó casi todo y amenaza con volver: “Hay mucha gente trabajando por nuestro balonmano, pero no hay ayudas de ningún tipo. Tienes que quitarte de tu tiempo, pagar con tu dinero... Han desaparecido muchos clubes por la poca inversión que existe. En estos momentos creo que el Bahía de Almería y el BM Indalo está realizando un gran trabajo”. Sabias palabras de veterana, de campeona, de jugadora que volverá a darlo todo por unos colores y unas compañeras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios