RUGBY

URA afronta su primera cruzada fuera del Juan Rojas

  • Primer desplazamiento de Unión Rugby Almería con el objetivo de afianzar el grupo y la confianza en la propuesta de juego mañana a las 11:00 frente a un colista engañoso, Sanitas Alcobendas B

Nacho Pastor en la última sesión antes de viajar a Madrid. Nacho Pastor en la última sesión antes de viajar a Madrid.

Nacho Pastor en la última sesión antes de viajar a Madrid.

Los números siempre dicen la verdad, es algo incuestionable en ámbito estricto de las matemáticas, pero fuera del mismo es cierto que admiten matices. En el caso del cuarto rival de los ‘cruzados’, que ya han emprendido viaje en busca de la primera conquista lejos de su Juan Rojas, es algo evidente. Alcobendas B es último con cero puntos, habiendo hecho solo un ensayo en tres partidos, en el primero, para más señas, y habiendo encajado 19. La lectura sencilla invita a errar, puesto que los madrileños se han medido a tres gallos del Grupo C, de los que, a priori, parece que juegan otra liga distinta aunque no lo sea. Pero en Unión Rugby Almería hay capacidad de análisis, y sentido de la medida.

Es cierto que antes de recibir a URA han encajado un duro 29-0 frente a CRC, que previamente perdieron en casa ante Ciencias por 3-55, y que comenzaron la liga, también fuera, cayendo por 31-7 contra Arquitectura. Nacho Pastor ha comenzado a leerlo por el lado correcto, contextualizando, y por eso lo deja muy claro: “Básicamente su situación en la tabla no tiene que indicar su nivel de juego, ni mucho menos; lo que he podido ver de los partidos que han jugado me dice que tienen una propuesta seria y formal, y que luego es verdad que en la ejecución a todos nos penaliza tener fallos, o ir cortos de banquillo y contar con bajas, pero para nada es desestructurado, tienen una buena escuela”.

Al entrenador de URA es algo que le parece básico, “tener un buen principio de juego”, y solo espera que la propuesta de su equipo sea mejor asumiendo que “no es un partido fácil, además porque ninguno lo es en el Grupo C, que es muy competitivo y nadie regala los puntos”. De conseguir la victoria, habría un gran salto dado en varios sentidos: “Ganar consolidaría el estado de ánimo del equipo, sería una segunda victoria consecutiva y en el primer desplazamiento, y eso daría alas y una motivación extra justo en la semana previa al descanso, por lo que la alegría duraría 15 días”. Y luego, las matemáticas: “Lo principal es que serían más puntos para ir posicionándonos en la tabla”.

Es evidente que “tan importantes son unos puntos como otros, así que estoy dispuesto a perder este domingo y si después ganamos los diez siguientes sea contra quien sea”, reconoce para luego matizar: “La clave es más anímica, dar tranquilidad consiguiendo puntos”. Para lograrlo, Unión Rugby Almería viaja “en la línea de las últimas convocatorias y al campo saldrá la mejor versión que en jugadores que se tenga en el momento; va a salir el mismo espíritu y el mismo rendimiento que se ha venido ofreciendo, sabiendo que no han sido iguales los tres partidos y que los resultados han ido mejorando, pero que no ha cambiado la actitud mientras que la puesta en escena ha sido diferente”.

Sí es cierto que se trata de un partido muy diferente a los tres primeros, sobre todo porque es el primero fuera y con desplazamiento largo, pero eso también es un ‘aliado’ en el plan de Pastor: “El viaje, dormir fuera, cuadrar la actividad en la noche previa, con un entrenador nuevo… y luego jugar el domingo fuera de casa tras haber empezado el proyecto con muchas ilusiones compartidas por la grada; vamos a afrontar el primer partido sin ella; disciplina de viaje, sí, pero con ambiente distendido y aprovechar para hacer grupo en el sentido más amplio, como equipo somos una unidad, siendo este un buen momento para aprovechar, disfrutarlo y cohesionarlo”.

El primer reto fuera de casa llega además en dinámica ascendente de juego y de resultados, “tas puntuar en la jornada 2 y ganar en la jornada 3”, lo que hay que tener en cuenta además de que se vaya a utilizar esta cita para sumar en los momentos de convivencia, “que son más difíciles de conseguir cuando se juega dentro”. La fórmula de Nacho Pastor ha dado por ahora una imagen de unión muy grande en el grupo: “Por mi forma de ser, entiendo que el diálogo ha de ser la base principal, y eso no quiere decir que no tenga claro lo que quiero o que no tengamos claros los objetivos; evidentemente se van a seguir las pautas que desde el cuerpo técnico y el club se estiman oportunas, pero es más fácil conseguir que un grupo de personas se adhieran a un proyecto si hay diálogo y consenso, no todo impuesto y decir ‘esto es así y punto’”.

En ese sentido, ofrece una lección: “Los protagonistas son los jugadores, son los que corren, placan y limpian los rucks, así que desde el cuerpo técnico lo único que podemos intentar es hacer que sean capaces de expresar todo su potencial en el campo con sus compañeros, y en ese sentido no podemos ser nosotros los que coartemos la libertad o el pensamiento del grupo, sino sacar de cada uno su mejor versión y sumarla a las de los demás y que el conjunto funcione; el ejemplo más directo es el del director de orquesta, no tenerlos enfadados o en contra de un sistema, sino explicarlo, y creo en las sugerencias de los jugadores para mejorar la propuesta porque son ellos los que la ejecutan y tener una opinión desde dentro franca y directa es muy interesante”.

Por último, no espera ningún movimiento extraño del rival como que aparezcan jugadores del primer equipo en la alineación: “Me cuesta creer que se actúe por mala fe o por fastidiar a un equipo concreto, ya que los clubes tienen una propuesta de desarrollo de sus jugadores”. A su juicio, en estos casos “no es tanto que te baja a alguien sino que hay jugadores más o menos determinantes que a veces juegan y a veces no, dependiendo de la competición superior”. En su experiencia, entiende las dos posturas y no le da mayor importancia, como tampoco al ‘tramo duro’ de calendario que viene tras el descanso con Ciencias y con CRC: “Son dos rivales que tradicionalmente están en aparte alta y por eso no vamos a dejar de jugar los partidos, de estar motivados y de hacer una propuesta acorde al mayor nivel de juego que podamos; no es que venga un extraterrestre, esa es tu liga, es tu medio, así que encantados de compartir un buen partido de rugby y a tomar nota si nos ganan”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios