Rugby

URA logra una gran victoria ante Marbella (30-22)

  • Al conjunto almeriense se le escapa el bonus ofensivo en un encomiable último tirón visitante pese a tener el partido perdido  

Ensayo almeriense. Ensayo almeriense.

Ensayo almeriense.

El plan de Nacho Pastor funcionó a la perfección, cumpliéndose por fases todo lo que había previsto como necesario para poder doblegar a un grande de esta categoría y de este grupo C. Madurando el partido, reservando para la segunda parte la verticalidad y dinamismo de los tres cuartos, se fue muy superior a los costasoleños después del descanso, reflejado en un marcador de 30-10 a falta de menos de diez minutos para la finalización. La pareja cruzada de centros se destapó como letal, Méndez y Pérez, ejerciendo de ‘bisagra’ y de ejecutores en dos de los cuatro ensayos de un gran Unión Rugby Almería. Ya solo el poder tutear a un plantel como el presentado por la escuadra marbellí habría sido un éxito, pero esta vez se pasó del ‘poder ganar cualquiera’ que se vivió ante Jaén a un mérito claro para anotarse el segundo triunfo del curso, segundo seguido.

Es cierto que hasta dos balones se escaparon de las manos de sendos rivales cuando Andalucía Bulls Marbella Rugby Club estaba a punto de ensayar, uno incluso dentro de la zona de marca almeriense, pero en el cómputo del partido se vio que Unión Rugby Almería supo sacar partido a los puntos débiles de su adversario y minimizar sus virtudes, concentradas en la calidad individual de la mayoría de los efectivos. De hecho, se produjeron demasiados errores en los dos bandos, un número impropio de robos en la medular, con alternancia de la posesión, pero el paquete de melé cruzado impuso su ley, cumpliendo con su parte del guion una delantera comprometida y concentrada. Se comenzó con un golpe de castigo a palos transformado, se siguió con ensayo de Marbella y se continuó con remontada, try incluido de Jose Méndez antes del intermedio.

La segunda parte se retomó con marcador apretado por un golpe transformado por los visitantes, pero se respondió de modo contundente con dos ensayos en el ala del más veloz, Sebas Urgu, y otro más por el centro como premio a todo el trabajo de Eduardo Pérez. Los últimos minutos del encuentro se jugaron con uno menos por amarilla a Fede Grasso, lo que fue aprovechado por Marbella en un final que se fue de las manos, lo que supuso la pérdida de lo que tenía visos de ser bonus ofensivo por tres ensayos más que el rival. De hecho, daba la sensación de que los costasoleños no tenían ideas para abrir la concentrada defensa almeriense, ello tras verse desarbolados en tres jugadas de las que se aprecian más en la grada, con juego coral de URA Playcar. Se fue claramente de menos a más y sobraron los últimos cinco minutos a reloj parado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios